LORENA PRUEBA NO SUPERADA

* “No haré nada con maldad. De lo que yo me ocupo es demasiado grande para manejarlo maliciosamente”. Abraham Lincoln a un Unionista de Luisiana (1862). Camelot.

 

Hace algún tiempo en este lugar, donde conservo mi chayotera y céntrica oficina, una funcionaria pública del área de Relaciones Exteriores de Xalapa, venía a esta Orizaba a inaugurar, en combinación con el Ayuntamiento de Orizaba, la nueva oficina de pasaportes, allí donde todos llegamos algunas veces de nuestras vidas. Debo decir que no la conocía, un amigo en común, llamado Othón, me avisó y me anunció que me visitaría en mi espacio. Era Lorena Piñón Rivera, veracruzana que había cobrado fama mundial pues fue la funcionaria que recibió, en tiempos de Yunes Linares, a la maestra Elba Esther Gordillo, a quien otorgó su primer pasaporte después de haber estado recluida por el maloso de Peña Nieto. Esa foto le dio la vuelta al mundo y puso a Xalapa en el panorama de la maestra agradecida. Posaron para una foto y se hizo viral. Lorena llegó a mi oficina acompañada del secretario del Ayuntamiento, Alfredo Hernández Ávila, platicó unos minutos, vio mi pared llena de cuadro de leyendas -algunos fallecidos, los mas en el pináculo del poder, me falta una con AMLO, mi doble-, y quedamos de vernos pronto, nos tomamos una foto como la de la Gordillo y la subí a mi Facebook. Sucede que hace poco, inquieta como priísta que ha sido, se registró para contender a la presidencia nacional del PRI, ese partido que quedó en la orfandad y que ahora, dicen las malas lenguas, AMLO lo quiere rescatar en complicidad con el gobernador con licencia de Campeche, al que llaman ALITO (Alejandro Moreno Cárdenas), trascendió que en una junta con los gobernadores priístas en Palacio Nacional, el presidente, entre broma y verdad, les dijo que si no apoyaban a Alito no llegarían los fondos federales, y todos rieron pero entendieron el mensaje. Lorena vino a Orizaba y se reunió con priístas en el Poliforum, donde tuvo su acto, a mi WhatsApp entró un mensaje suyo, invitándome, pero este escribiente andaba en Veracruz en asunto familiar, buscaba entrar a la elección pero, de repente, los marrulleros dinosaurios le sacaron tarjeta roja y la expulsaron del PRI, gachos, dizque porque había sido de otro partido, como si no todo mundo ha sido de otro partido, AMLO del PRI, del PRD y ahora de Morena, y ya es presidente. Lorena se encabronó, dice que va a impugnar. Veremos.

UNA DE LOS CASTRO

Ahora que murió Gualberto, la voz de esos Hermanos Castro, las televisoras le rindieron homenaje desde la agencia funeraria en Gayoso y Félix Cuevas. Se fue una de las voces más bellas de nuestro país. Las anécdotas se revivieron. Una de ellas fue que, estando en Las Vegas, los Hermanos Castro, algún día de algún tiempo, a las afueras pasaba el gran Frank Sinatra, le llamó la atención que se llamaran así, y quizá los confundió con los otros Castro, los que tienen sojuzgada a Cuba desde hace añísimos, Frank entró y se sorprendió de los músicos mexicanos, se quedó a ver todo el show y al final los buscó. Quería grabar un disco con ellos, desde esos años conservaron una amistad plena, que sirvió para que Arturo Castro, líder del grupo, grabaran un disco en homenaje a Sinatra. En su época de oro, concurrieron a todos los grandes shows americanos, entre ellos el de Sinatra y Judy Garland y donde los invitaran. Hoy ese grupo ya no se reunía, pero quedan en los discos y en el Youtube todos aquellos temas inolvidables. Gualberto ha fallecido. Seguro descansa en paz, una vida plena llena de música y de vivencias y, que nadie pise tu recuerdo, querido Gualberto. Y gracias a la vida, por haberte escuchado tanto, muchos estamos llorando por dentro, por tu partida.

UNA BUENA DE LA SSP

Así como hemos sido críticos del trabajo del secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, hay que reconocerle cuando atrapan malosos. Sucede que en esta zona, los diarios publicaron que atraparon a una banda de secuestradores, de los que operan en la autopista Puebla-Córdoba, acá arribita. Llevaban un secuestrado, pues esa zona es territorio Cherokee, nadie entra, y si entras quien sabe si salgas. Al igual que la autopista trepando a Esperanza, donde por fin los patrulleros federales atraparon a uno que se robaba un tráiler, cuando se roban uno diario. Ahora que los jueces no los liberen, dizque por falta de pruebas.

www.gilbertohaazdiez.com