LAS HISTORIAS

*Toda historia no es otra cosa que una infinita catástrofe de la cual intentamos salir lo mejor posible. Italo Calvino (1923-1985) Escritor italiano. Camelot.

 

La historia suele tener muchas frases, no me gusta esa de ver la historia para no repetirla, está muy a la Paco Ignacio Taibo, muy mamonsona. Hay bellas, es muy cierto que la historia la escriben los vencedores, son como las canciones de José Alfredo Jiménez, de las cuales la de El Rey me parece sangrona, pero fuera de eso todas las demás son geniales, de poeta del Tenampa, sobre todo aquella de: “Cuántas luces dejaste encendidas, yo no sé cómo voy a apagarlas”. La historia comienza a juzgar a Peña Nieto, no le va muy bien, con todo y que firmó con Trump y Trudeau el Tratado de Libre Comercio, llámese cómo se llame ahora, es un presidente de claro oscuros, más oscuros que claros. Pero llega la Cuarta Transformación, que eso es como un Disneylandia sin el ratón miguelito. Tabasco se apodera del país. Muchas cosas no gravitarán más sobre esta tierra mexica llena de tumbas malditas y ejecuciones, por ejemplo, no habrá Reforma Educativa, no tendremos más a Los Pinos, donde en lugar de hacerlo un museo cultural, algunos opinan que sea también Museo del Terror, como película de Alfred Hitchcok; no habrá avión presidencial, el Boeing que surcaba los mares y aires y que llevó al ínclito a Argentina, en su último viaje, tendrá que hundirse en el olvido, no como el Titánic, sólo en el olvido; no habrá hangar presidencial ni Estado Mayor, del cual el Peje con justa razón se quejaba de que había 8 mil soldados para proteger al presidente, ni Trumpo lo tiene, Obama, menos. Era un desperdicio donde los manirrotos ejercían a placer la corrupción. Según esto, la corrupción termina mañana, habrá un Nuevo Amanecer como el de los Alcohólicos Anónimos, vendrán nuevas primaveras y el bosque ya se verá limpio, vamos, ni los pelicanos que por aquí, por Tequila, se desnortaron y llegaron buscando ruta, estarán y vivirán contentos con la 4T. El sol saldrá con nueva luz, los pentecosteses hablaban de la luz, vivían con ella, al igual que los Vikingos, cuando iban a sus peleas, que eran un día sí y otro también. Los chairos ahora les dirán a los fifís: “Llega un final oscuro para un brillante iluminador”.  A Peña el tiempo y la historia lo juzgarán, creo que saldrá muy mal, así lo veo.

EL LADO OSCURO DE PEÑA

Todos deseamos que al presidente Andrés Manuel López Obrador, le vaya bien, por México y por nosotros, encuentra un país desgarrado, inseguro, con más crímenes que ninguno de sus antecesores gobiernos, con una buena economía pero los mercados están nerviosos con su llegada, con todo y que haya pactado un consejo de hombre de negocios de ciudad Pejelagarto. Quieren también los mexicanos que se juzgue a los corruptos, a Peña y a la Chayo Robles y al mayor de todos ellos, el esteta de la corrupción, Gerardo Ruiz Esparza, si no lo hace, el presidente que llega pagará los resultados, no fue cosa de juego la corrupción que generaron, hay que ir por ellos y, mínimo, hacerles lo que Miguel Ángel Yunes Linares les hizo a los tentones jarochos, devolvieron lo saqueado, aunque fuera una parte sirvió para algunos programas de gobierno. ¿Ustedes se imaginan lo que tendrá Gerardo Ruiz Esparza?, ese salió loco de contento con su cargamento para la ciudad, como el Jibarito. ‘Cáete con una lana’, le dirían los pejes.

LA DE VERACRUZ

Miguel Ángel Yunes deja también, a las 00horas de este día, su gobierno de 730 días, se despide con unos spots que se oyen en radio y por las redes sociales. Sus 730 días y noches donde dio lo mejor de su capacidad, considerando que el tiempo se le venía encima, y que dos años no sirven ni siquiera para ser alcalde, pero le tocó la dicha de serlo así y ni hablar, los designios y destinos a veces te llevan por caminos que uno no escoge, y hay que caminarlos como los romeros, cuando buscaban a Dios. Llegó Yunes al Congreso y salió con rabos y orejas, aplaudido por los suyos, y criticado, es cierto, por los de enfrente. Se cierra una historia de dos años. Llega el gobernador Cuitláhuac, y todos los veracruzanos, o al menos algunos muchos, le desean que le vaya bien, porque también le irá bien a Veracruz. Tiene un gabinete de gente desconocida, pero se les da el beneficio de la duda, comienza también a gobernar contra la historia, la historia es cruel y el tiempo también, lo cantó Juan Gabriel. Llega una nueva etapa en el país y en algunos estados donde se relevan a los gobernadores. A todos, como dijo José Alfredo: “Que les vaya bonito”.

www.gilbertohaazdiez.com   

error: www.sucesosdeveracruz.com.mx