Acertijos

LA PROCLAMA DE LA GORDILLO

0

*Para poder moldear a su pueblo, Dios, muchas veces, tiene que ablandarlo. Camelot.

 Toda en negro, como de luto, reapareció la mañana de ayer en un salón de hotel capitalino de Polanco, la maestra Elba Esther Gordillo. Odiada y querida. Mujer de contrastes. En el mismo inicio de clases, se enfrentó al poder, como lo enfrentó alguna vez cuando se les rebeló y Peña Nieto decidió aprehenderla, meterla a la cárcel cinco años. “Aquí tienen la imagen que ha predominado por más de cinco años con respecto a mi persona, y es producto de una persecución política de acoso. De acusaciones falsas, para hacerme ver culpable de algo que no cometí. Soy inocente”, dijo de entrada. Afuera, unas 50 personas llevaban pancartas en contra de ella, le escribían ‘ratera’. Algunos maestros de Hidalgo, le fijaron un “Bienvenida a Casa”. Levanta con sus dos manos las actas que la liberaron, como aquella tabla de los Diez Mandamientos, y su porra le echó aplausos. Se fue contra la Reforma Educativa de Peña Nieto y levantó más porras. Llevó aplaudidores, sin duda. “La etapa de mi encierro fue también de un duro y profundo aprendizaje. También, cambiamos todos, cambió el país. La dura prueba a la que fui sometida, cambió y golpeó a mi familia. No sufrí sola, también sufrieron las maestras y maestros de México”, como Josefa Ortiz de Domínguez o Juana de Arco, lanzaba su Proclama. “No rehuí riesgo alguno. No se ahorraron recursos ni tinta, desde una visión mediática, para tratarme con una dureza perversa”, le decía a Peña Nieto sin nombrarlo. “Hoy esta guerrera está en paz, y las maestros y maestras de México, a ellos, les ofrezco una disculpa, lamento que hayan sido sometidos a una persecución política y mediática, que tenía por objeto destruirles. El pueblo y todos, debemos estar a la altura de esta nueva historia de México”. De inmediato me debo a los míos. La vida continua, a México le tiene que ir bien, a los que se alegran con mi liberación, les agradezco. El tiempo nos dio la razón. Nuestra integridad en su fortaleza. Vayamos unidos con la frente en alto a este México que hoy nos exige: Responsabilidad, integridad, honradez. ¡Arriba los maestros y maestras de México!, dijo por último y partió como llegó, sin preguntas ni respuestas.

 

EL NUEVO AEROPUERTO

 

En campaña se dicen mil cosas, se lanzan soflamas, se insulta al adversario, se mete lo que quiere. Cuando ya ganas, es otra la historia. AMLO le decía  a Peña Nieto que era un corrupto y pertenecía a la Mafia del Poder. Ahora van agarraditos de la mano, cantando al unísono: tú y yo somos uno mismo. Ver para creer. Anuncian para hoy mismo un mensaje a la Nación, juntitos los dos, como si fueran gemelos o Starky and Hutch televisivos. Del aeropuerto nuevo, juraba por la virgen de Tabasco que no se hacía, que estaba lleno de corrupción y de compadrazgos y de contratos a los amigos, etcétera, sobran los etcéteras. Y que había alternativas, chafas, como la de Santa Lucia. Pues ahora, y ya lo verán en unos días, el aeropuerto se va a hacer allí mismo, en el mismo lugar y con la misma gente, diría Juan Gabriel. Solo que AMLO no está solo, tiene ya a los duros de su gobierno, a los vikingos que son como los Sioux, no dejaban cabellera en los enemigos caídos, y Alejandro Encinas, uno de los cercanos, se fue al twiter y expuso las dolencias de ese NAIM. En un documento llamado, Política, Negocio y Poder, acusa que esas obras están plagadas de amigos del presidente, los del Grupo Atlacomulco, Higa, OHL y demás. Y que si Andrés Manuel lo va a seguir allí, los tiene que dar de baja. Eran los consentidos del secretario del socavón y del presidente, los beneficiados de las glorias de los contratos. Así le harán, si no lo hacen es que ya hubo arreglo muy cupular. Otra. Cuando Jiménez Espriú llegue a la SCT y revise los convenios de Capufe, se va a encontrar con que las tarjetas IAVE se le dieron en concesión a otro amigo del presidente, Roberto Alcántara, mexiquense, dueño de 30 mil autobuses, banco, y la línea aérea Viva Aerobús y dueño del Grupo Toluca. Plagadas de amiguismos. Voy a Wikipedia, y ya con esta me despido: “Roberto Alcántara Rojas (Acambay, 19 de abril de 1950) Es el presidente del Consejo de Administración de Grupo IAMSA, uno de los principales consorcios de transporte de pasajeros en México. Cuenta con el 9.3% de participación en el conglomerado mediático Grupo Prisa”.

www.gilbertohaazdiez.com

Desarrollan app para recompensar a jugadores de videojuegos

Previous article

DE LA BICI AL LIBRO

Next article

You may also like

More in Acertijos