FUENTEOVEJUNA SEÑOR

*Dios perdona, pero a veces hay que darle la razón a Nietzsche cuando dijo que se lavaba las manos después de haber estado en contacto con algunos creyentes hipócritas. Camelot.

 

Es muy común ahora observar en los noticieros nocturnos, que los pueblos se están haciendo justicia por propia mano. Lo fijan todos los canales, no solo narran el suceso, exhiben videos o fotografías de gente o linchada o detenida para ser pasados por la ley del pueblo. ¿Fuenteovejuna, señor? Ocurre en muchas partes, cuando el pueblo está cansado de ver robos y secuestros y asaltos. Hay algunos comunidades que se han unido y fijan sus letreros dedicados a los rateros o secuestradores, alertándolos que allí los pasaran por las armas. Ocurrió apenas en Soledad Atzompa, sitio cercano a Zongolica, noticia que recorrió el mundo y se volvió viral en las redes sociales. La policía comunitaria, en sus usos y costumbres, se enfrentó a tiros con un presunto grupo de secuestradores, dos de ellos menores de edad, de 17 años, en un sitio donde ya habían levantado a varios y pedir rescate, y encontrarles autos robados, seis de ellos fueron aniquilados. Muertos, abatidos y quemados, con todo y el automóvil. No solo eso, dos presuntos secuestradores fueron igual, muertos y quemados al otro día. La ley de ellos mismos. Eso hizo que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez llegara el fin de semana pasada a ver qué podía hacer y a implementar los esquemas de seguridad. Cuentan los diarios locales, que les dará patrullas, chalecos antibalas, cascos, y que va a reforzar a la policía municipal, aceptando gente nueva. Se trajo el góber al secretario de Salud, Educación y Seguridad Publica, la Fuerza Civil y demás canchanchanes. Lo colmaron de corona y collar de flores y un jorongo, como se estila en esa regiones y, dejaron dicho que los que se metan a secuestrar ya saben a qué le tiran. Alcalde y gobernador son de Morena, o sea que a darle que es mole de olla. Vale.

LA PROFESORA QUE QUERIA IR AL BAÑO

En el noticiero nocturno de Ciro Gómez Leyva, a seis años de su detención, tomado del portal La Silla Rota, donde muy seguro los funcionarios de la 4T filtraron el video de la detención de la maestra Elba Esther Gordillo, cuando con engaños de Miguel Ángel Osorio Chong, aquel año del atardecer de un martes de febrero 2013, presente lo tengo yo, después que el secretario de Gobernación le asegurara que al presidente Peña Nieto le urgía hablar con ella para pactar y firmar el acuerdo en la Reforma a la Educación, la profesora, dirigente del más poderoso sindicato de América Latina, se trepó a su Lear Jeat y desde San Diego aterrizó en Toluca, volando volando llegó a Toluca. Venía en pants, cómoda y una sudadera con la leyenda Love Struck (enamorada). La vida le sonreía. Llegaba un nuevo presidente a quien desafiaba. Cuando andaba por Europa el nuevo novio del año, ella le mandó a decir en los periódicos y noticieros: “Que lo escuche el que anda por Europa. La Reforma sin nosotros no caminará”. Pues sí caminó. Su sorpresa fue que la esperaban agentes federales de la PGR, hoy Fiscalía, y al grito de no te entumas, procedieron a subir a esa nave y leerle una de las tablas de los 10 mandamientos legales: “Está usted detenida, todo lo que declare podrá ser usado en su contra”, etc, etc, y ella cayó. El azúcar y colesterol y todo lo demás se le subió al cuerpo, de repente le entraron ganas de hacer pipí, y pidió permiso para ir al baño. “No estoy con miedo ni enojada, les dijo a sus captores”. Era el Quinazo de Peña Nieto. El muy cínico años después se vio que jugó con todos para meter esa Reforma Educativa, que me canso ganso ya la mandó al basurero de la historia. “Quiero ir al baño”, imploraba la maestra y una voz de mujer descubre que en la parte de atrás de ese avión hay un baño. No era que se fuera a escapar, no hay manera de salir, quizá los malandros agentes federales pensaban se les suicidaba y quien aguantaría a Osorio y Peña Nieto, la dupla infernal. “Deben estar tranquilos, les aseguro que no les daré ningún problema, he estado enferma y pido respeto de su parte. Les pido que estén tranquilos”, les dijo cuando vio nerviosos a sus captores. Así fue esa historia.

El video completo lo pueden ver en el portal de La Silla Rota.

EL COMUNICADOR INCOMODO

El mexicano Jorge Ramos Avalos (16 de marzo de 1958, edad 60 años, Ciudad de México), excelente periodista de Univisión, duro para las entrevistas, fue a la casa del gorila Nicolás Maduro y sucedió lo que tenía que suceder. EL Dictador no aguantó vara y cuando le señaló a la gente pobre buscando comida entre la basura, el gorila estalló en ira y dio por terminada la entrevista. Jorge Ramos la publicó en sus portales y dio sus razones. Cuando se levantó el irascible killer, mandó detenerlos, quitarles el material fílmico y confiscarles sus celulares. No aguantan nada, se recuerda aquella entrevista durísima que le hizo al presidente Salinas, pero Salinas era un tigre y aun cuando lo apretaba entre las cuerdas, salía del lio. Igual le ocurrió a Donald Trump, que mandó expulsarlo de la conferencia de Prensa cuando Jorge le zampaba el Muro en su jeta. Hay días así. La solidaridad de los medios mundiales, no se hizo esperar. Hasta Marcelo Ebrard, que duerme como ganso en la secretaría de Relaciones Exteriores, mando un tuitazo pidiendo a Maduro que lo liberara, poco falto para que le pidiera de rodillas y por favor, como está la política exterior de México con rumbo en ese país venezolano. Jorge dio las gracias porque la Embajada de México acudió en su auxilio, les dieron transporte y protección para llevarlos al aeropuerto, donde se van expulsados por el Dictador, que ya no tiene que le escriba, ni lo entrevisten, solo a modo.

www.gilbertohaazdiez.com

Habitaciones Córdoba Veracruz
error: www.sucesosdeveracruz.com.mx