Acertijos

EN LOS PERIPLOS

*El verdadero viaje del descubrimiento no consiste en ver nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos. Camelot.

 

Mañana de viaje. Viajes o vieja, preguntaba el presidente López Mateos a su secretario particular, Humberto Romero. Aquí solo viajes. Por andar en el camino me perdí el acto faraónico al más viejo estilo priísta, del presidente AMLO. Los tuiters no entraban porque la señal en la mugre autopista de Capufe: Orizaba-Córdoba-Veracruz, es una verdadera porquería. El presidente tuvo razón cuando desde una aldea quiso comunicarse por teléfono celular, pues lo buscaba urgentemente para regañarlo, Donald Trump (aun no lo quería), y se quejó y tiro una advertencia, ya ven ustedes cómo es de recurrente el presidente, de que él solito y su alma pondría a todo el país en circuito de conexión, sin saber ni imaginar que a las comunidades alejadas, es incosteable llevar hasta allá la fibra óptica, pero en fin. Aquí en la de la Tinaja a Veracruz uno sufre, se te va la señal toda, de Guasap y del fon y de los datos, no alcanza uno a ver ni los tuiters, pero vi uno donde la diputada Marijose Gamboa tuiteó que el alcalde de Veracruz, Fernando Yunes Márquez (Chikinando) fue escogido entre los mejores presidentes municipales del país, poniendo a Veracruz en cuarto lugar nacional, un buen mérito cuando se gobierna sin el apoyo del gobierno estatal ni la federación, debe costar trabajo pero Fernando ahí va, haciendo lo que se puede. Y porque está ahí. Alguna vez le preguntaron a un gran escalador de montañas, porqué arriesgaba la vida y trepaba a esa peligrosa cumbre. Solo respondió: “¡Porque está ahí!”. Y con eso quedó dicho todo.

EN EL HERMOSO VERACRUZ

Voy a Veracruz seguidito, tengo un familiar muy querido que anda malito, y le doy sus vueltas. La carretera siempre implica peligro, lo mismo que te embista un tráiler doble caja, que te brinque algún pelao por ahí, uno debe andar a las vivas. Ayer mismo, al retornar por el lado de la parte de El Dorado, lo que es la carretera federal rumbo a la autopista, al bajar a un Oxxo en una gasolinera por un chesco, vi a un par de tipos sospechosos al pie de un auto, bajé como Messi cuando dribla a los contrarios, al salir vi a dos sospechosos mas y le hice al Ampudia que todos llevamos dentro, mi coco comenzó a imaginar y a la Sherlock Holmes me pregunté si esos cuatro no irían a hacer maldades, mi temor subió de tono porque les vi ya trepados en su auto, en espera de que nosotros arrancáramos. Un minuto después arrancamos, y arrancaron ellos atrás de nuestro auto. Le dije al chofer Montiel que parara. Los dejamos que nos rebasaran y nos dimos la media vuelta a darle una ronda de veinte minutos para salir por la autopista por el rumbo de Mocambo y Sams, ignoro si nos iban a asaltar, pero como el miedo ya no anda en burro en este país, con todo y la Guardia Nacional, más vale que nos cuidemos lo poco que podamos. Al llegar a la autopista y tomar la parte del Retorno, en el kilómetro 61, ahí ya vi a unos policías federales en patrullas y a una camioneta de las Fuerzas Federales y bajé y compré mi queso de hebra y el jarocho y la crema de Capulines. Antes me eché un taco en el famoso Sonora Grill, de Plaza El Dorado, para mi pena vi que el Sanborns de esa zona ya fue cerrado, me imagino que por incosteable, en lo que tengo uso de razón nunca había visto que un Sanborns fuera cerrado, bajada la cortina, ese ya lo hizo. El concepto de tiendas inaugurado por Frank Sanborns y que un día míster Slim se hizo de ellas y lograba abrir unas 164 por año, han caído y veo que la del Sanborns Lafragua en Ciudad de México ha cerrado. Todos alguna vez de nuestra vida hemos entrado a un Sanborns, lo mismo a un restaurante que a alguna compra de libro o lo que se pudiera. Un Rip para la de plaza Dorado. Dicen que son las compras por Internet, donde Amazon es campeón, lo que han hecho que sus ventas bajen y bajen y no dejen de bajar. Cotizan en la Bolsa y por eso sus números son conocidos, los de cierre y aperturas.

EN EL SONORA GRILL

En el Sonora Grill, una franquicia que la primera vez que allí comimos había un ruido tan infernal, que salimos por piernas, como Lozoya cuando le aplicaron la orden de aprehensión. Era el cumple de una de mis hijas y allí llegamos. Al entrar, le pedí a la empleada que buscara una mesa sin ruido, donde se pudiera platicar. Era lunes, día que ni los albañiles trabajan. La bella y amable empleada de recepción, un sitio donde deben trabajar unos 80 empleados, me dijo que esos días no había ruido, que muchos clientes también se habían quejado con anterioridad por ese ruido que es peor que aquel que dijo un preso veracruzano que no lo dejaban dormir y lo atarantaban con música de Maluma, día y noche y a todo lo que da los decibeles. Sucede que este DJS, que llega a enturbiar las pláticas, llega solo los fines de semana y al fin entramos y tomamos una mesa tranquila y nos comimos una sopita de fideo seco y unos tacos de arrachera. Y colorín, colorado. A la carretera y a la mugre autopista de Capufe.

www.gilbertohaazdiez.com

Camión choca contra barra de contención y sale del camino

Anterior

Convoca IVEC a examen para Escuela Libre de Música

Siguiente

Te puede interesar

mas en Acertijos