Acertijos

EL REMENTERIAZO

*No importa cuán alto lleguemos, siempre nos miran hacia abajo. Camelot

De repente, de la noche a la mañana circuló por agencias noticiosas que a Julen Rementería del Puerto (Veracruz, 23 de julio de 1961), regidor, diputado local, alcalde de Veracruz, chalán de Felipe Calderón en la SCT federal, diputado de nuevo y chalán también de Miguel Ángel Yunes Linares al frente de la SIOP, en su gobierno efímero, de repente, decía, le quieren aparecer los fantasmas los de Morena (uffff, y recontra ufff, diría Perro Bermúdez). Ha sido de todo y sin medida. Ahora Senador panista por la Primera Minoría, del 2018 al 2024. Hace unos días sorprendió al mundo, porque fue el político que descubrió y lanzó a las redes, viéndolo en el portal de Presidencia, que AMLO se metía unas longanizas que no eran de Jabugo, de 16 mil pesotes, y la bomba llegó hasta las mañaneras, el presidente albureó, que a él le gustaba otra longaniza, esa ni la comía, pero el daño en las líneas enemigas ya estaba hecho. Julén cruzó la línea Maginot, es decir, cruzó su Rubicón y dio la pelea. Todavía más, se atrevió a decirle al presidente en su tuit que ellos fueron los que subieron a la red esa información, y los mariachis callaron. Como en los viejos tiempos del PRI y del poder presidencial, un barbero diputado federal, Jaime Humberto Pérez, por quedar bien con el jefe, ya pidió la guillotina y el cadalso para Rementería, donde algunos lo conocen como Tementiría. Enriquecimiento ilícito, le llaman a su delito, porque aseguran que era pobre, como aquella canción de pobre Tom, pobre Tom, esa rola de Chava Flores, donde por el rio del Colorado, cerca ya del gran cañón , etcétera, etcétera. Julén ni sufre ni se acongoja, sabe que es la respuesta a su golpe duro y al pecho que dio a la presidencia austera que, para comer longaniza, no se midió. Además, ese diputado federal debe saber que el Senador está protegido por el fuero, y sus demandas le harían lo que el viento a Juárez, es decir, se la persignó.

LOS OTROS DOS (TUITEROS)

En el tuiter hay que andar con mucho cuidado. Más si eres funcionario público y la suerte no está de tu lado. Dos encumbrados de la 4T entraron de lleno a tuitear, a los dos les fue como en feria, en los tuiters se viven los odios y las discrepancias entre chairos y fifís, entre morenistas y quienes no lo son, la primera fue Ana Guevara. La mujer deportista laureada, es acusada porque cuando llegaron con sus jaladas de austeridad, quitó las becas a muchos deportistas, las cuales las bajó de 5 mil a 2 mil, un verdadero ataque a ese sector deportivo. Escribió, se respeta ortografía y sintaxis y puntos y comas, tal cual se leyó: “Gracias a cada integrante de nuestra selección en Panamericanos siguen haciendo Historia cada día se consigue hoy llegar a la Medalla 100”: Así, con esa ortografía y gramática. Y lo signa con copia arrobada a su patrón, AMLO, al Gobierno de MX y a su otro patrón, Esteban Moctezuma. No fue lejos por la respuesta, le fue como en feria, los tuiteros le dijeron que ni se suba a ese tren del triunfo, menos ella que les recortó hasta el suspiro. Pena debía darle, haberlos dejado sin becas. Otro: “Debías haber dicho, gracias a los integrantes de nuestra selección, que pese a la falta de apoyos de esta Administración, siguen haciendo historia”. Uno más: Se exige tu renuncia. Aún más: “que triste es ver como se exhiben y tienen el descaro de poner la cara ante un logro que es 100% mérito de los atletas y no de este gobierno populista”.

EL ÚLTIMO DE EBRARD

El último tuit sublime lo fue de  Marcelo Ebrard, tuiteó una jalada: “Gran descubrimiento de la NASA: planeta a 31 años luz que podría tener condiciones adecuadas para contar con agua líquida y sustentar posiblemente vida. Felicidades”. Se ignoraba que Marcelo Ebrard fuera un fantasma en la luna, o un apocalíptico de gente de Conagua, pidiendo agua y libertad. Le fue como en feria, le tuitearon: “Marcelo, déjate de jaladas con agua de la NASA y ve a Misisipi, donde Trump volvió a golpear a los inmigrantes y allá debías estar, no festejando agua en otro planeta”. Qué, además, ese planeta está muy lejos de Chacaltianguis, y esos 31 años luz a lo mejor no los vivimos. Ay, Marcelo, ponte a chambear en tu secretaría, ya ves que el amigo de AMLO y tuyo, Donald Trump, ya les envió otra amenaza: o le bajan a la droga o caña, o sea, coopelas o cuello. Respóndele, Marcelo, que a ellos les entra la droga porque sus policías no la detienen ¿o por dónde pasan? Ah que mundo tan cruel.

www.gilbertohaazdiez.com

La voz del pueblo

Anterior

Diego N, de los Porkys, 5 años de prisión y una multa de 70 pesos

Siguiente

Te puede interesar

mas en Acertijos