EL BORA MILUTINOVICH

*Ha muerto Fernando del Paso, a la edad de 83 años, un grande de las letras. Su Noticias del Imperio lo elevó a los altares de la intelectualidad. Ganador de muchos Premios mundiales, uno de ellos el prestigiado Premio Cervantes. Descanse en paz. Camelot.

 El presidente Enrique Peña Nieto le hizo al Bora Milutinovic que todos llevamos dentro. Bora era chistoso, entrenador de México y director futbolístico, cuando le hacían las preguntas incómodas, solía responder: “Bora respeta, yo respeto, tú respeta”, o algo así. Se volvió famosa su frase de ‘Bora respeta’, y muchos la utilizaron esos días. Peña, que debía estar metiendo en cajas de cartones sus cachivaches para irse a su casa con todo y el amparo bajo el brazo, aún anda de gira cuando ya nadie lo pela ni caso le hace. Todavía, en el paroxismo de su defensa loca, se dedicó a elogiar a Rosario Robles (No te preocupes, Rosario), cuando esa mujer es indefendible, como los de Odebrecht y el secretario del socavón, Ruiz Esparza. Dijo el presidente, emulando a Bora, después de alabar su obra en el sector salud: “Ni polemizo, ni discuto ni entro al debate. Yo soy respetuoso de las decisiones”, le faltó agregar: “Peña respeta”. Sucede que le preguntaron que le aconsejaría al electo, cuando en la casa del electo no quieren saber nada de él y le echaron abajo su obra magna, el Nuevo Aeropuerto de Ciudad de México. “Ni hago recomendaciones, ni doy sugerencias ni doy recetas”, agregaba. Y cuando salió a relucir el costoso del inútil avión presidencial, solo respondió: “Es del Estado mexicano”, como si eso conllevara a alguna observancia de que lo van a rematar como en venta de garaje y en abonos chiquitos, como los de Elektra. Peña debía estar quietecito en su casa, todo lo que abona en estos últimos 15 días para que se vaya y que lo juzgue la historia, todo abona en su contra, debía hacer lo que dijo una vez Francisco Franco, tomando esa frase de alguien, porque es muy vieja y legendaria: “Uno es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras”. O sea, calladito te ves más bonito.  

 

EL DESPLOME DE LA BANCA

 

Las acciones de los bancos cayeron como fichas de dominó. El senador, Ricardo Monreal, una mañana salió bien enchilado y le dijo al mundo, que desde el Congreso, harían que los banqueros dejaran de cobrar comisiones tan altas, que casi son de usura. El Wall Street totonaco, nuestra Bolsa de Valores, derrumbó las acciones de los bancos porque, se pensaba que, aún sin entrar el electo, le haría al López Portillo que todos llevan dentro, y les anunciaría, a grito pelón: “Ya nos saquearon, no nos volverán a saquear”, y despuesito les quitó los bancos, para pasárselos a dirigentes del PRI, que no supieron que hacer con ellos y, años después, otro presidente los regresó a los banqueros. Los banqueros en el mundo suelen tener mala fama. Hay una leyenda que dice muy claro, y era de Voltaire: “Si alguna vez, ves saltar a un banquero por una ventana, salta detrás de él, seguro hay algo bueno allí que ganar”.

 

HABLA QUIEN MANDA

 

López Obrador tuvo que salir al frente de guerra, a decir que en los primeros tres años de su gobierno no haría nada de improviso en bancos, pues desde ese war room del senador Monreal, las campanas de la nacionalización bancaria, que trajo desgracias al país, porque los que llegaron no sabían ni sumar ni dividir, mucho menos ver los montos de los bancos, y el electo le dijo a Monreal nones, por ahí no va la cosa. Las acciones comenzaron a regresar a quienes las tienen, y ahí andan. Monreal de rebelde, diciendo que les bajarán las comisiones, es muy cierto que las comisiones de los bancos matan, ya sea por tener chequera, si no mantienes un saldo mínimo, te pasan a ajusticiar con 530 pesotes, como los cajeros donde por retirar dinero de otro cajero, que no sea tu banco, te ajustician con una lana (16.50). Las comisiones de los bancos les dan el 30% de sus ganancias, que todos dicen ser muchas, porque a nivel nuestro cobran también las anualidades, algo sacarán de esta enmienda monrealista, que le bajen un poco y ganen menos, aunque los bancos se defienden diciendo que es muy poca la recaudación que se tiene en los bancos mexicanos y son más los servicios que se prestan, que solo dos de ellos son de México: Banorte y otro por ahí del norte del país, los demás son extranjeros, de España, Estados Unidos, Londres y casi Chacaltianguis.  En fin. Entre banqueros y congresistas veremos otro clinch de la Cuarta Generación.

www.gilbertohaazdiez.com 

 

 

Pollos Rostizados
error: www.sucesosdeveracruz.com.mx