DIA DEL LOCUTOR

*La radio no es sólo contar la vida de la gente, sino sobre todo escuchar la vida de los demás. Camelot.

 Podría escribir uno o dos libros del paso mío en una cabina o atrás de un micrófono. Desde aquellos años de niñez, cuando a los 9 o 10 años andábamos allí en la cabina de XEJF, Tierra Blanca, que mi padre, Enrique, fundó y dirigía con eficiencia y gran honestidad, cuando la huelga de los Ferrocarriles de Vallejo y Campa, la radio, aunque fue tomada por los soldados, en un golpe de Estado disfrazado del presidente López Mateos, la radio nunca se rindió, todos sus locutores eran gente del trabajo en ferrocarriles. Un capitán ordenaba qué boletín se pasaba y cuál no. Golpe de Estado de facto. Hasta mi paso por las de Veracruz, en la principal calle de Independencia, donde vivíamos como magnates en un penthouse en tercer piso: Rico, Arredondo, un querido y fallecido colega locutor, y mi hermano Enrique, desde la sede donde estaba la televisora, Díaz Mirón, hasta el callejón de Benjamín Franklin, con el gran Lázaro Murcia, otro fallecido, gran amigo, y mi aterrizaje después en la Poniente 3, la XEOV Radio Moderna, de Orizaba, que un día el Querido Girón (Francisco Q.E.P.D.) y quien esto escribe, llegamos a inaugurarla, del Grupo Ferráez, y aquí conocimos a los Reneaum, Miguel y José Luis, y a Marincito (Ángel Marín Melchor), y a Chilus, Jesús Monterd, ya fallecido, y al ingeniero Lozano, y a tantos colaboradores y colegas de aquellos años de 1968, cuando la radio comenzaba a vibrar en los pueblos y ciudades. Poca televisión había, porque la señal aún no se desparramaba sobre el país. En Orizaba, recuerdo que para ver los juegos del futbol de la selección nacional, teníamos que ir a Mendoza o a Ixtaczoquitlán, allí llegaba la señal, cobraban un peso por asiento o butaca, era nuestro Santiago Bernabéu, y las tortas y chescos, no recuerdo, pero sería barato. Aquí en Orizaba cubrimos parte de la vida de esas estaciones, que fueron señeras, la XEOV, muy oída, muy escuchada. Aquí encontré refugio y formé mi familia y adopté nuevos y buenos amigos, ciudad de grandes recuerdos. Desde aquel lugar de Poniente 3, que veo a diario porque aquí ahora están mis oficinas privadas, cerca, hasta la Oriente 4, cuando se mudaron, y recuerdo el día que colgué los hábitos, o me corté la coleta, como los toreros, para emprender, en 1973 mi vida independiente en el comercio y las empresas, hasta este día de septiembre 2018, en que escribo estas líneas muy emotivas. Vivencias de cabinas y vivencias de la vida. Ah qué de cosas pudieran contarse, pero como en la vida somos ‘cuentos de cuentos contando cuentos, nada’, según el Nobel José Saramago, pues solo muestro unas fotografías de aquellos años del Radio, y dejo de contar cosas. Feliz Día del Locutor, a todos aquellos que aún ejercen ese oficio o profesión bella y muy digna, con gusto y profesionalismo. Buen día a todos y todas.

 

LAS REYERTAS

 

Cuando México cambió, y el mundo de los chairos tocaron tierra, venían con buen viento que llevó a su barca a amarrar en buen puerto. Cuando se gobierna comienzan los desgastes. Aún no empiezan algunos y ya riñen. La mujer de nombre y apellido impronunciable, Yeidckol Polevnsky, arremetió contra un mecha corta, el ex futbolista y ahora gobernador, Cuauhtémoc Blanco, que no es un Cuau cualquiera. Sucede que el Cua trae un asesor españolito, como le dijo despectivamente la Yei, como asesor desde hace años, era el que le buscaba los clubes y los contratos y, además, un tiempo de años lo fue del gran Hugo Sánchez. Cuau llamó xenófoba a quien despectivamente le dijo ‘españolito’. Se están peleando por el botín, la morenista quiere a un senador en el gabinete de Cuau, alguien que, aseguró, declinó ir por la gubernatura dando paso al futbolista, lo que lo hizo ganar. Cuau es de mecha muy corta, y ha reñido en la vida con mucha gente: Ricardo Peláez, un taxista, el manotazo a Faitelson, Pavel Pardo, quien se le atraviese y le entre encuentra respuesta inmediata. Están peleando por el poder, pero debe saber ella, la impronunciable, que el poder no se comparte, se ejerce a plenitud y en esas sillas de gobierno solo uno ordena, porque la muy viva lo quiere de segunda posición, en la secretaria de gobierno, para desde ahí, seguir mandando. Le dijo el ex americanista que se calle, calladita se ve más bonita.

 

EL OTRO PLEITO/KATE-PEÑA

 

A solo tres meses de que entregue la presidencia del país, como el presidente menos evaluado y más repudiado en la historia de México, Kate del Castillo vino por él. En El Universal, explicó que en cuanto se vaya este que la persiguió (Peña Nieto) y entre el amoroso, AMLO, vendrá a México con una canasta cargada de tacos, a visitar a sus amigas porque siempre quiso venir, pero los abogados la alertaron que la podían detener, aunque no tuvieran pruebas más que la de haberse reunido con el capo de capos, aquella vez que llevó al Sean Penn a conocerle. Venga pues, preciosa, acá te espera buena parte de México. Y otra parte estará pegado al televisor para tu estreno en Netflix, La Ingobernable, una mujer de muchos pantalones, una primera dama caída en desgracia. Seguro hoy la vemos.

www.gilbertohaazdiez.com

 

Pollos Rostizados