Acertijos

AHUED EN LA PELUQUERIA

*En política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela. Antonio Machado. Camelot.

Una veintena de periodistas con cámara en mano -los dichosos celulares se han convertido en cámaras extraordinarias-, lo captó cuando un peluquero en Xalapa le daba bola a su coco, le quitaba los pocos pelos de los lados, porque de arriba es pelón, pelonete. Diario de Xalapa captó la foto, en un espejo retrovisor se ve a los reporteros haciéndole la entrevista. Es el hombre mejor posicionado de la 4T en Veracruz, el que goza de cabal salud y estima y aprecio de AMLO presidente, exalcalde de Xalapa y ahora director de Aduanas, que recibió un espaldarazo y el presidente le dio la confianza de su honradez. En esa foto le soltaban preguntas. Como muchos políticos dijo que después de alcalde jalapeño se retiraba. No cumplió. Siguió la diputación federal y el senado con licencia y ahora muchos lo ven sentado en la silla del gobierno de Veracruz, para que venga a apaciguar y lograr la tranquilidad que no se ha podido. Hablar con los grupos que aquellos no quieren hablar. Tender la mano en el dialogo y rescatar a Veracruz de donde se encuentra, primer lugar en feminicidios y primer lugar en secuestros. Fue un buen alcalde jalapeño y la gente lo aprecia. En su caminar por la ciudad capital le estrechan la mano: “Quiobo, Ricardo”, le sueltan algunos. Quien esto escribe no lo conoce, pero conozco su trayectoria. Le ven cara de interino en dos años cumplidos o le ven cara de ir por ella en la elección que vendría. Dice Ricardo Ahued Bardahuil, que en cuanto tenga oportunidad le “pedirá auxilio al presidente, porque Veracruz no es plato de segunda mesa y se debe entender que la entidad está metida en serios problemas”. Además, puntualizó que está al tiro, y que si se necesita ir a “una elección popular que serviría para pacificar y que la gente esté feliz”, pues está listo. Ok Ta güeno.

DELEGADA DEL IMSS

Hace unos días Zoé Robledo, director general del IMSS, vino a Veracruz y se tomó un lechero y una bomba con mantequilla en La Parroquia chorrocientos mil años, para verificar los nuevos nombramientos de los dos delegados en Veracruz. Cambió todo el país a los delegados y ahora lo hicieron por concurso, como aquellos premios de los 64 mil. Ganó el que mejor sabía, ganó el más aplicado. No hubo chanchullo ni manos metidas. En Orizaba existe la delegación Sur, la otra está en Xalapa. Aquí fue nombrada la Doctora Celida Duque Molina, nombramiento que cayó bien. A su llegada fue recibida por los trabajadores de ese instituto y en cuanto pudo, a los pocos días se fue a mi pueblo, Tierra Blanca, y según relata el diario Crónica de Tierra Blanca, cayó de sorpresa en la clínica 33 y tuvo trabajo de sesión de 8 horas en esa clínica y hospital. Checó todo, escuchó a todos, se le amontonó la gente por el pago de viáticos, solución que les dijo estaría prontísimo, en tres días. Casi llevaba la chequera allí mismo, iba el de Finanzas y tomaba nota. Quieren ampliar ese hospital cuenqueño, porque cuando se construyó había 40 mil habitantes y ahora hay 100 mil. A esa reunión con los derechohabientes, le llegaron dos regidoras del Ayuntamiento del área de salud. Un buen comienzo de la nueva delegada. Llega trabajando y matando grillas. Sirviendo a Veracruz. Egresada de la UNAM y con una carrera en el IMSS, con doctorado y maestría en Alta Dirección, todo hasta alcanzar jefa de prestaciones médicas y ahora delegada, Celida llega con buenas ganas de laborar. Qué así sea, por el bien de los derechohabientes.

www.gilbertohaazdiez.com

Responsabilidad de los maestros es dentro del horario escolar: director

ANTERIOR

Asiste Rubén Ríos Uribe a la celebración de los 199 Aniversario del “Día de la Bandera”

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Acertijos