Acertijos

AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE (AMEN)

0

*Qué triste luce todo sin ti. Camelot.

Temprano por la mañana, en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana, llegan la mitad de los restos del gran Príncipe. José José regresa a su tierra, que un día lo vio partir cobijado en los brazos de su otra familia, Sara y Sarita, que fueron despedazadas por las televisoras y quedaron peor que brujas malvadas, unas cruelasdevil, tan quedaron así que no pudieron venir a México a despedirlo, y por eso dividieron las cenizas: mitad Miami, mitad México. Todas las televisoras en español en directo. Univisión, Telemundo, TV Azteca y Televisa, Imagen y otras menores. La caravana se mueve rumbo a Bellas Artes, van los dos hijos mexicanos y Anel, quien hoy le llora y un tiempo fue acusada por el Príncipe, de que su hermano, que era su representante, lo había dejado en la quiebra. Los días fueron inciertos. Las disputas familiares hicieron que entraran en acción AMLO, Ebrard y el Cónsul mexicano en Miami, ni así pudieron que llegaran los restos completos. Pero aquí está en su pueblo, y le hacen valla a su paso, cantando sus éxitos en canciones. Y echando las porras de ese: A la bio, a la bao. Zapeo a los canales, tofos de luto, todos cubriendo, en Bellas Artes la gente ya espera como esperó a aquel Juan Gabriel. Serán miles, serán quizá un millón, o más, quienes le acompañaran a la Basílica, a despedirlo de la Morenita. Los fotos reporteros pegados en sus motocicletas, no hay respiro, time for time, le cubren el trayecto. Y llegará al panteón Francés, a descansar junto a su madre y familia. Despedimos a nuestro Frank Sinatra, aquel que un día nos dio gloria y fama con El Triste. Ese hombre bueno al  que el alcoholismo atrapó en sus redes y lo hizo perder la voz y casi la vida, casi todo.

MEXICO LE LLORA

Llega el féretro y las cenizas a Bellas Artes. Hay una multitud de gente afuera, haciendo fila para ser los primeros en despedirle, su pueblo, aquel que lo encumbró comprando sus discos o yendo a sus presentaciones personales. México lo despide. Las tomas aéreas de los helicópteros, hacen ver a miles y miles, y llegan más, sumando, diría un clásico. ¿Quién no se sabe una canción del Príncipe? Los dimes y diretes se sostuvieron durante la semana. No solo el cotilleo de las disputas familiares, sino el aspecto de las regalías, porque en el pasado los artistas no ganaban regalías, eran los compositores los que acaparaban los dineros. Pero nacieron las redes y los You Tube y los Instagram y los Face y entonces los artistas ganaron por las interpretaciones musicales propias, les cambió la vida y TV Azteca acusó que el habilón de Sergio Mayer, ahora diputado de Morena, era quien se embuchacaba la lana del Príncipe de regalías en redes. Ver para creer. Ahora, me imagino que la familia mexicana le pedirá cuentas claras. Sergio Mayer está casado con Isabella Camil, hija del gran empresario Jaime Camil, millonario y amigo de las familias de José José, ambas, las de Miami y México. Cuentas claras. Amigos por siempre.

Van a La Basílica, a ver a la Guadalupana, y a Clavería y su última parada, el Panteón Francés, historia que las televisoras llevarán en directo, peleando por el rating del adiós y el sepelio del ídolo. La muerte, oh esa muerte, y ahí estás viejo Príncipe, te estás yendo con el aplauso de tu pueblo, con la gente humilde que pasa frente a tu féretro y se persigna o muestra una portada de uno de tus grandes discos, y te despedimos con este responso del gran Manuel Vicent: “El que yace aquí, ahora cuerpo derrotado, fue antaño esclavo sólo de su amor a la vida. Y quienes más le amaron deberán rebelarse luchando de nuevo por el placer de cada día para recordarle siempre como él deseaba”. Descansa en paz, gran Príncipe, vete a volar a otros cielos y deja abierta tu jaula.

www.gilbertohaazdiez.com

Ayuntamiento dona pintura a las Liga Cordobesa de Beisbol

Previous article

Secuestran a maestra en Mariano Escobedo

Next article

You may also like

More in Acertijos