Redescubren Balamkú, santuario subterráneo de Chichén Itzá

El proyecto del Gran Acuífero Maya (GAM) ha redescubierto Balamkú, santuario subterráneo de Chichén Itzá.

Investigadores han explorado el lugar y donde hasta el momento han encontrado siete ofrendas y artefactos arqueológicos.

Entre los elementos hallados se encuentran incensarios y vasijas que aún conservan restos carbonizados, alimentos, semillas, jade, concha y huesos, entre otros elementos.

El santuario subterráneo se encuentra en alrededor de 24 metros de profundidad y los investigadores han explorado los primeros 500 metros de largo.

El santuario subterráneo había sido descubierto en los años 60, pero en aquél momento, se decidió cubrir con un montículo de piedras.

Pollos Rostizados