Nuevo salario mínimo saldará deuda histórica con trabajadores

La titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde Luján, destacó que con el consenso de empresarios y el sector obrero se acordó un salario mínimo de 102.68 pesos y 176.72 pesos en la zona libre de la frontera norte para 2019, un aumento de 16.21 por ciento, el doble en la zona fronteriza.

“Llegó la hora de romper políticas salariales del pasado y plantearse nuevos paradigmas que nos permitan dignificar el trabajo y rescatar su valor”, dijo la funcionaria, quien agregó que con esta política se comienza a saldar una deuda histórica con los trabajadores de menores ingresos.

Durante la presentación de la Nueva política de salarios mínimos, aseguró que la recuperación gradual de esta percepción es una medida clave impulsada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, que permitirá mejorar la distribución del ingreso y avanzar hacia una sociedad más incluyente e igualitaria.

Ante representantes patronales y obreros, Alcalde Luján afirmó que será una recuperación progresiva, responsable y sostenible del ingreso de los trabajadores, producto de un consenso logrado al interior de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami).

Al sostener que en México el salario mínimo no alcanza para vivir, recalcó que este esfuerzo, sin pensar que sea suficiente, sí representa un primer paso para ir en la dirección correcta y pasar de un salario mínimo a uno digno, que garantice un piso de bienestar para todas las familias mexicanas.

En el acto que se llevó a cabo en Palacio Nacional, la titular de la STPS afirmó que con el alza se incrementará el consumo y se reforzará el mercado interno, lo que dinamizará a la economía nacional y, a su vez, fortalecerá el crecimiento económico de las empresas y negocios.

Con esta decisión, agregó, el Estado Mexicano asume su compromiso de impulsar el desarrollo social con la finalidad de mejorar las condiciones de igualdad de nuestro país.

 

 

Don`t copy text!