Cierran 18 tomas clandestinas gracias a denuncias ciudadanas

Como resultado de las acciones sociales emprendidas contra el robo de combustible, la gente está dejando de apoyar este delito, afirmó Andrés Manuel López Obrador.

El Presidente dijo que, gracias a denuncias ciudadanas, autoridades lograron detectar y clausurar varias tomas clandestinas de hidrocarburo en Hidalgo, estado donde la semana pasada explotó un ducto mientras era rapiñado.

“Hay una actitud de participación de los ciudadanos ayudando en este plan (de bienestar). Es todo un pueblo ayudando, respaldando las acciones que se están llevando a cabo. No hay resistencias, al contrario: hay cooperación, respaldo a la acción del gobierno”, sostuvo ayer en su conferencia matutina.

La Policía Federal detalló que 18 puntos de ordeña se hallaron con la colaboración de la ciudadanía. Tres de las tomas estaban en el municipio de Tetepango, 11 en Tlahuelilpan y cuatro en Huichapan.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró ayer que la gente está dejando de proteger a los huachicoleros, pues ciudadanos denunciaron 14 tomas clandestinas de combustible en Hidalgo, que fueron detectadas y clausuradas por las autoridades.

Más tarde, mediante un comunicado, el gobierno federal actualizó la cifra a 18 tomas clandestinas denunciadas por la ciudadanía.

Según Arturo Jiménez, comisionado general de la Policía Federal, “la labor de restablecimiento emocional” en Tlahuelilpan, Hidalgo, a cargo de la policía, sicólogos y expertos en atención, está logrando mantener alejada a la población de los ductos para evitar riesgos de accidentes, pero también fomenta las denuncias ciudadanas.

“La comunidad nos llevó hasta 14 puntos en donde existían tomas clandestinas, ante el riesgo que tiene la misma comunidad; nos llevaron a inhabilitarlas, se le dio vista a Seguridad Física de Pemex, al Ministerio Público y se procedió con toda la cautela a asegurar cada una de las tomas”, aseguró.

López Obrador fue cuestionado sobre la magnitud del robo en el sector energético-eléctrico, y sobre cómo actuará ante señalamientos de corrupción en concesiones, como las otorgadas durante la administración pasada en la Presa Necaxa, que involucran al antiguo sindicato SME y a la empresa Mota-Engil.

“Es que está plagado el gobierno de huachicol. Hay huachicol en las distintas áreas del gobierno, huachicol en la compra de medicinas, huachicol en la industria eléctrica, huachicol también en la construcción de obras. Huachicol arriba y abajo, y vamos a terminar con el huachicol, vamos a terminar con la corrupción y se va a revisar todo, no va a haber impunidad”, externó el Ejecutivo.

Del SME, dijo que le encargó a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, buscar una solución al conflicto originado con el despido de más de 40 mil trabajadores de Luz y Fuerza del Centro.