Alista IMSS reforma para evitar evasión de pago de cuotas patronales

El director general del IMSS, Germán Martínez Cázares, anunció que se alista una iniciativa de reformas a la Ley del Seguro Social para terminar con la evasión y la morosidad en el pago de cuotas al Instituto por parte de los patrones.

En el marco de su comparecencia ante las comisiones de Salud y Seguridad Social del Senado, el titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) expuso que esa situación se registra lo mismo en empresas privadas que no reportan empleados afiliados, que en gobiernos estatales, municipales y universidades que incumplen con pagos.

Refirió que las diferencias y omisiones de pago al IMSS son 23 mil 235 millones de pesos, cuatro mil están en auditorías y 13 mil en multas y en otros conceptos.

Entre los principales deudores de carácter privado, mencionó a Compañía Mexicana de Aviación, que debe mil 598 millones; Oceanografía, con 482 millones de pesos; Mano de Obra Calificada del Golfo, S.C, con 324 millones de pesos, y Desarrolladora de Casas del Noreste, Homex, S.A., de C.V. con 433 millones de pesos de adeudos.

En el caso de entes públicos, precisó que el primero de la lista es el municipio de Carmen, Campeche, con 401 millones de pesos de adeudo, seguido del gobierno de Michoacán, con 304 millones de pesos, y el ayuntamiento de Ensenada, Baja California, con 215 millones de pesos.

Comentó que entre los deudores están las universidades de Nayarit, la Autónoma de Morelos y el Colegio de Bachilleres de Zacatecas, con 509 millones, 302 millones y 124 millones de pesos, respectivamente.

Ante los senadores, indicó que incluso, entre los proveedores de medicinas al IMSS hay empresas que sólo reportan uno o dos empleados, o ninguno, por lo que ya revisan estos “esquemas agresivos de evasión” en los pagos de las cuotas obrero-patronales.

Germán Marínez adelantó que están en proceso siete mil revisiones que concentran una plantilla de más de 1.2 millones de trabajadores, y entre los casos están algunos proveedores farmacéuticos del IMSS, entre ellos Casa Marsan y Pentamed.

Asimismo, abundó, se trabaja con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y con el Infonavit para establecer mecanismos de coordinación que permitan elevar la eficiencia recaudatoria.

Afirmó que están garantizadas las pensiones de los trabajadores, pero no la calidad de los servicios médicos que presta la institución, pues hay hospitales en ruinas a consecuencia no sólo de los sismos de septiembre de 2017, sino incluso desde los tmblores del 19 de septiembre de 1985.

Sin embargo, subrayó que el IMSS tiene un superávit financiero de 20 mil millones de pesos y las reservas ascienden a 215 mil millones de pesos, cifras que garantizan las pensiones de trabajadores y derechohabientes.

Pese a ello, reconoció que estos recursos no garantizan la calidad de los servicios médicos, pues hay un déficit en infraestructura.

El instituto enfrenta 213 mil 186 litigios por más de 55 mil millones de pesos, algunos de los cuales comprometen su patrimonio en 8 mil 602 millones pesos, agregó.