Recomienda IMSS prevención de accidentes

Ofrece IMSS medicina física y rehabilitación en el HGZ 8

Una alimentación sana combinada con actividad física constante y un adecuado descanso son parte de las acciones que debemos llevar a cabo continuamente para evitar accidentes domésticos y en el trabajo, dijo la responsable de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General de Zona 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social  (IMSS) en la ciudad de Córdoba Mariana Paredes Barbosa.

Un cuerpo fortalecido gracias a estas acciones, mantiene en alerta al organismo evitando con esto cualquier tipo de accidente. Pero por el contrario, si por alguna circunstancia llegase a ocurrir uno, el cuerpo deberá encontrarse fortalecido para una pronta recuperación, en la que además juega papel importante la medicina física y la rehabilitación, advirtió Paredes Barbosa.

Además indicó que las personas que han sufrido algún accidente doméstico o laboral, deben tener un estricto apego a sus terapias para que la parte afectada recupere su funcionalidad al cien por ciento o lo más cercano a ello.

La doctora Paredes Barbosa, explicó que en el área a su cargo se realizan actividades preventivas, terapéuticas y de rehabilitación terciaria, para incidir en el paciente y su familia y a veces en su ambiente laboral para ayudarlo a reinsertarlo a sus actividades y funcionalidad, personal, social y laboral.

Destaca que un elevado porcentaje de los pacientes que atienden en el servicio (cerca de 120 al día en ambos turnos en las distintas terapias que ofrece el IMSS), son por fracturas secundarias a accidentes laborales o en el trayecto del trabajador las cuales causan secuelas, como alteraciones tendinosas, medulares y a veces limitación en el movimiento, de manera que el afectado es canalizado a alguna de las terapias, como electroterapia y mecanoterapia entre otras.

Dijo que el proceso de rehabilitación varia de una persona a otra, pues cada caso es diferente de ahí la importancia de mantener estilos de vida saludables, para que el cuerpo tenga la capacidad de reponerse más rápido, “el tiempo para que la parte afectada retome su funcionalidad puede ser desde dos semanas, hasta un año más, aquí juega también un papel importante el apego al tratamiento y las recomendaciones de los terapistas para realizar las rutinas no solo en el servicio, también en el hogar, ya que en ocasiones al sentir mejoría dejar de acudir  y de realizarlas y  su cuerpo y ya no se recupera el nivel de funcionalidad al cien por ciento”.

Al respecto añadió la doctora Paredes Barbosa, que el desapego al tratamiento tanto farmacológico como terapéutico impacta en forma negativa en la vida laboral, en la productividad y especialmente en la recuperación total del afectado, al grado que por ejemplo del cien por ciento, solo recuperan el 60  por ciento, con todo lo que ello implica para el paciente.

Reiteró que en la vida diaria, las personas realizamos  movimientos para jalar, levantar, acarrear, cargar, sostener por citar algunos y no siempre lo hacemos de la forma correcta, por lo que  pueden llegar a desarrollarse lesiones principalmente a nivel lumbar y de columna, por lo que es importante flexionar, balancear el peso y hacer uso de los mecanismos de palanca con el cuerpo, evitando que se sobre cargue la columna y en cambio la fuerza se haga en las piernas.

 

 

 

Don`t copy text!