Carta a una auditora despedida

Auditora despedida… mensaje para una sola persona… (Había gente muy decente en auditoría y también malandros, este mensaje es para una de ellas):

Así que te despiden hoy… No sabes el gusto que me da. Dejarás de extorsionar y asustar a los contribuyentes. ¿Cuántas veces a sabiendas de que el contribuyente tenía razón lo amenazaste con aplicar toda la fuerza del SAT en su contra, para obtener un pago que no le correspondía a la autoridad, pero con el cual tu te adornabas? ¿Cuántas veces atacaste sin razón a contadores, tan sólo por el gusto de sentirte poderosa?

Dejaste a muchas personas agraviadas en tu actuar en la función pública.

Llevas muchos años en el SAT, y te sentías bella y poderosa. Hoy estás fuera, y aquéllos que vimos como abusabas, aquéllos que sufrimos en carne propia tus ataques inútiles e ilegales, pero que nos quitaron tiempo, todos hoy nos alegramos de que al fin, estés fuera.

Sabemos que sólo pagando con cuerpo podrás regresar al SAT, porque capacidad y talento te faltan, así que si regresas por tu culitito esfuerzo, aquí estaremos para seguir venciendo tus abusos y artimañas, y si no regresas, pues más gusto no dará, por habernos librado gracias a la cuarta transformación, de personal tan antimexicano como tú. Considero que con todo lo que has extorsionado a los contribuyentes, no necesitas seguir trabajando, así que por tu bien, mejor no regreses, porque ahora sí podremos denunciar tus actos de corrupción y ser atendidos.

Atte: José Miguel Cobián.

 

Don`t copy text!