Cafetaleros, pese al deplorable sexenio se sostienen: Baltasar Sánchez

+ Transnacionales buscan aplastar a pequeñas empresas envasadoras de café

+ El país requiere de una procuración de justicia y en el sector salud, sintetiza

 

Córdoba, Ver.- El empresario cafetalero Baltasar Sánchez Regules fustigó la guerra descarnada de las transnacionales contra las pequeñas empresas cafetaleras mexicanas a quienes buscan aplastar para quedarse con todo el mercado y precisó que el país debe empezar a funcionar con el nuevo gobierno una vez que comienza a darse una verdadera procuración de justicia y una procuración de salud.

Entrevistado en el Centro Cultural Casa Baltazar, el ingeniero Sánchez Regules manifestó que el sector cafetalero sufre de un precio internacional bajo aunado a que los efectos de la roya no han desaparecido porque aún existe en el campo.

En el sector industrial cafetalero intentan aplastar a todos los pequeños productores: se adueñan de espacios en los anaqueles de tiendas y autoservicios dificultando la entrada de marcas.

“Es una situación complicada porque vivimos en un mercado contraído a consecuencia de la economía pésima que hemos tenido en el presente sexenio”.

Dijo que “pese a que las plagas impactan la calidad del aromático, el industrial cafetalero ha adquirido experiencia para mantener la calidad de su producción y lo mismo pasa con los beneficiadores y desde luego los tostadores”.

Sentencia:

“Café malo siempre hay, es muy fácil comprar este café, lo difícil es mantener una calidad constante”.

Mencionó que la disposición dada por un juez de Estados Unidos, específicamente de California para obligar a envasadores a poner en cada marca la leyenda de que el café produce cáncer dio marcha atrás.

“Tanto la Organización Mundial de la Salud, el gobierno de Estados Unidos y de México han dado a conocer que esto es mentira”.

Dijo que las prácticas monopólicas de grandes empresas industrializadores de café existen, pero están ocultas y aunque algunas de ellas ayudan al productor a final de cuentas lo van induciendo a que produzca cierto tipo de café para ellos y se los echan a la bolsa porque acaparan su producción.

“Están creando una suerte de servidumbre, pero eso es una opinión muy personal y otros colegas estarán muy en desacuerdo con esto”.

Mencionó que el empresario cafetalero tiene que luchar cada día más para sostenerse: “No hemos crecido, la carga impositiva es muy fuerte aunado a una economía en colapso”.

Dijo que espera que el nuevo gobierno tanto federal como estatal cumplan principalmente en materia de seguridad.

México requiere como prioridad mejorar la seguridad. “No es un problema de policías malos, pero no es solo el policía a quien se le señala sino también involucra a ministerios públicos, jueces, directores de penales, es decir, es toda una cadena y si esta cadena se depura entonces comienza a funcionar la procuración de justicia”.

Indicó que otro tema muy importante para los mexicanos es que debe existir procuración de salud.

“El Seguro Social es una vergüenza y una pena. Es absurdo que a los pacientes para su atención los citen tres meses después, cuando ya el enfermo vaya en una caja”.

Estos dos aspectos son decisivos y mucho más importantes que solucionar la construcción de un aeropuerto, remata.

 

Don`t copy text!