Teocelo, ejemplo estatal en el manejo de la basura: Diputado Raymundo Andrade

Planta de lombricompostaje, alternativa sustentable de solución al problema que aqueja a muchos municipios

Teocelo, Ver.- Con su planta de lombricompostaje, Teocelo es ejemplo para todo el estado en el manejo de sus desechos sólidos, reconoció el diputado local Raymundo Andrade Rivera, al visitar este importante centro de procesamiento de la basura orgánica, que ha beneficiado a la población, a las familias y a los productores en términos económicos, medioambientales, de urbanidad e investigación.

Recibido por la síndica Zayra Martínez Andrade, recorrió cada una de las áreas, donde la funcionaria y los trabajadores le mostraron a detalle cada etapa del proceso de tratamiento, desde que los desechos son recibidos, depositados en el compactador, puestos a secar, transportados a las 30 “camas” donde reciben el riego necesario, para posteriormente pasar por el cernidor, donde se lleva a cabo la separación del abono.

La planta de lombricompostaje de Teocelo comenzó a funcionar en 2001, por iniciativa de Jesús Trujillo, actual director de Ecología del Ayuntamiento. Desde entonces, se desarrolla esta técnica en la cabecera municipal, pero se prepara ya el lanzamiento de esta modalidad en las nueve congregaciones: Monte Blanco, Llano Grande, Texín, Baxtla, Independencia, Tejería, Santa Rosa, El Zapote y Loma Alta.

Cada semana, el personal de Limpia Pública recoge de 12 a 15 toneladas de desechos, de las cuales, alrededor de seis son de materia inorgánica. Esta técnica reduce al Ayuntamiento las rutas, el tiempo y la cantidad de desechos sólidos, como pet, vidrio y cartón, los cuales pueden generar ingresos extra a familias y escuelas.

Las escuelas, sus directores y maestros, han sido parte importante; los niños con sus papás fungen como supervisores en sus casas. Quienes cultivan plantas y hortalizas en los traspatios de sus viviendas ya elaboran también su propia lombricomposta. Las escuelas acuden a la planta para conocer todo el proceso, así como directores de Ecología y Medio Ambiente de municipios cercanos, que se han mostrado interesados.

Productores cafetaleros de la región y particulares que deseen recibir los beneficios de este abono natural deben elaborar una solicitud dirigida al alcalde Mario Antonio Chama Díaz, con atención al Director de Ecología, donde especifiquen la cantidad que requieren. La cuota de recuperación es simbólica.

A la semana, el Ayuntamiento recibe solicitudes de entre 50 y 60 kilogramos de abono, principalmente de los productores de las fincas de café y de plantas de ornato. Los teocelanos tienen ya la cultura de separar la basura orgánica de la inorgánica, lo que ha ayudado a que los trabajos en la planta sean mucho más fáciles.

A su vez, don Francisco Tlachi García, trabajador de este centro de compostaje, explicó que aquí también se produce papayas, lechugas, acelgas, nopales, plátanos, fresas, naranjas, maíz, tomillo, orégano, cilantro cimarrón, tomate ojo de venado, chile conguito, epazote y plantas de ornato, entre otros. Los visitantes pueden llevarlos sin costo, como una forma de “regresar” a la población el trabajo que realiza mediante la separación de residuos.

Al finalizar el recorrido, el legislador recordó que, de acuerdo con la Fracción III del Artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los municipios tienen a su cargo los servicios de limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos, así como participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia.

El representante del Distrito XII de Coatepec refirió, además, el Artículo 71 de la Constitución Política del Estado y los artículos 34 y 35 fracción XIV de la Ley Orgánica del Municipio Libre, donde está reglamentada la prestación de los servicios públicos atribuidos a los municipios.

Luego de hacer un reconocimiento al pueblo de Teocelo por este gran trabajo, el diputado Raymundo Andrade Rivera consideró necesaria una mayor difusión de esta práctica, que, por sus beneficios, merece ser replicada por los demás municipios del estado. “El manejo de los residuos orgánicos representa alternativas de solución y beneficios ambientales y económicos”.

“Es un trabajo en conjunto, que para funcionar requiere la participación comprometida de la población, sin la cual esto no sería posible. Por eso animo a la población a mantener vivo este centro de producción”. Para un problema tan complicado como el de la basura, su manejo y confinación -concluyó-, ésta es una gran solución, ya que reduce en gran medida el volumen de sólidos, cuyo traslado genera gastos excesivos a los municipios.