París desierto

Agosto es uno de los meses más interesantes en París. En esa época del año muchos de los habitantes de la ciudad se encuentran de vacaciones y el ambiente cambia totalmente. Aunque los sitios emblemáticos como la torre Eiffel, el Arco del Triunfo o las catacumbas están abarrotados, basta salir de los circuitos turísticos para disfrutar de una atmósfera calmada y serena.

Disfrutar del silencio de las mañanas y poder pasearse por las calles desiertas de los barrios residenciales constituye uno de los aspectos más agradables  de este mes. Es posible encontrar asiento en el transporte público, tanto en los autobuses como en el metro, lo que no sucede el resto del año, en que se debe viajar de pié debido a la afluencia de usuarios. En contraparte, muchos comercios efectúan su cierre anual y entonces empieza la búsqueda de una panadería, de una tintorería, de un puesto de periódicos. Los vecinos intercambian direcciones de comercios abiertos y se crea una solidaridad muy particular entre personas que no tienen tiempo de verse el resto del año.

Como ejemplo de este despoblamiento les propongo el Jardín de Luxemburgo, situado en el Sexto distrito. Se trata de uno de los parques más bellos de la capital del cual hablaremos próximamente. En esta ocasión sólo quisiera mostrarles las imágenes de un sábado de Agosto a las 9 de la mañana para que puedan compararlas con la foto de un domingo de Mayo por la tarde. ¿Qué mes prefieren?

error: www.sucesosdeveracruz.com.mx