Paris: Desde el quintoPrincipal

Lucien Biart, farmacólogo, escritor, explorador y saqueador en Orizaba

En 1846, llega a México un joven aventurero francés, Lucien Biart. Después de estudiar en ciencias naturales en la Academia de Medicina de Puebla, decidió instalarse en Orizaba, donde abrió una farmacia. Paso casi veinte años en esta ciudad, pero aprovecho su estancia para explorar los alrededores de la ciudad, en una búsqueda sistemática de colecciones de insectos, de parajes y de objetos arqueológicos. En el transcurso de sus andanzas, visito especialmente la cueva de Escamela, donde excavó numerosas piezas.

Al momento de la guerra de Intervención francesa, entre 1862 y 1867, se comprometió con los invasores, al grado de ser nombrado corresponsal de la Comisión Científica francesa dedicada a la exploración de la Republica Mexicana.

Al fracasar el efímero imperio de Maximiliano, Biart prefirió regresar a Francia, llevando con él sus colecciones. En una carta dirigida al ministro de la Instrucción Pública, afirma haber traído con él mas de mil muestras de la riqueza natural y cultural de México. Parte de sus colecciones se encuentran actualmente en el Museum de Historia Natural de París, en el Museo del Hombre (dos cráneos) y principalmente en el Museo del Quai Branly, donde figuran 290 piezas. Se trata en su mayoría de figurillas, algunos cuencos y unos fragmentos líticos, principalmente en obsidiana.

Si ninguna de esas piezas destaca por su calidad estética, el interés de esta colección yace en su carácter documental, ya que la región de Orizaba soló ha sido el enfoque de interés arqueológico desde apenas algunos años, con las investigaciones de Yamile Lira López en Maltrata.

Falta mucho que investigar en esta zona, y la colección olvidada de Biart documenta una ocupación que abarca desde los olmecas hasta la conquista azteca en el siglo XV.

Después de su regreso en su tierra natal, Biart se desinteresó también de su colección, para dedicarse a la escritura de poemas, de XX novelas de aventura, principalmente sobre México, hasta su muerte en 1897. Soló dejó un libro sobre “Los aztecas”, que no proporciona datos relevantes sobre sus descubrimientos.

Toño Portilla se perfila para repetir en el Orfis

ANTERIOR

Maestros toman delegación de SEV; exigen pagos

SIGUIENTE

TE PUEDE INTERESAR