Paris: Desde el quinto

Le Train Bleu

La semana pasada hablamos de la estación de ferrocarril de Lyon situada en el Doceavo distrito. En esta ocasión visitaremos un restaurant mítico de la capital francesa que se encuentra precisamente al interior de dicha estación. Situado frente a los andenes, Le Train Bleu (El Tren Azul) cuenta con una majestuosa entrada a la que se accede por una escalera doble. Su nombre evoca el tren rápido que hacía el trayecto entre París y la Costa Azul.

Construido para la Exposición Universal de 1900 por el arquitecto Marius Toudoire, este establecimiento está clasificado como monumento histórico, por lo que se encuentra bajo la protección del Ministerio de la Cultura. El fastuoso decorado interior cuenta con esculturas, molduras doradas, lámparas de cristal cortado, mesas y sillas en caoba, pero lo que llama mayormente la atención son las pinturas que adornan los muros y el techo. Estas representan las principales ciudades en las que el tren hacía paradas y fueron ejecutadas por treinta pintores diferentes, artistas de renombre a principios del siglo XX.

Actualmente el restaurant cuenta con 250 cubiertos, servidos por una brigada de más de 50 personas. Entre los platillos emblemáticos se encuentra la salchicha con pistaches envuelta en pasta de hojaldre, el salmón salvaje ahumado en el mismo restaurant, los caracoles de Borgoña en salsa de ajo y perejil, el hígado de pato, así como una impresionante carta de vinos. Le Train Bleu resulta ciertamente caro pero, si se quiere sentir la atmósfera de la bella época parisina sin arruinarse, se puede tomar un trago en el bar (ver la última foto) por un precio menos exorbitante que una comida en la sala principal.

COMIENZA EL AÑO

Anterior

Realizan comida a enfermeras por su día

Siguiente

Te puede interesar