Alphonse Mucha en el museo

Cuando se habla de Alphonse Mucha nos viene a la mente el cartel con la imagen de la actriz Sarah Bernhardt para anunciar la representación teatral de La Dama de las Camelias. Esta creación de 1895 marca el inicio de su éxito y, al mismo tiempo, tiende a opacar las otras obras de su autor.

Nacido en el territorio que corresponde actualmente a la República Checa y formado en Alemania, Mucha llega a París en 1887 y trabaja como ilustrador de libros, revistas, perfumes, champañas y hasta de cajas de galletas. Los tiempos eran difíciles y debía aceptar todo tipo de encargos para sobrevivir. Posteriormente, su fama como creador de carteles publicitarios le asegura la prosperidad económica y su estilo se vuelve emblemático del Art Nouveau.

Aunque ya conocido mundialmente Mucha era profundamente checo. Este amor le inspira el proyecto “Epopeya eslava”, obra monumental que relata alegrías y dolores de los pueblos eslavos. Sin embargo, se enfrenta al problema de la falta de recursos para tan enorme empresa. En cinco años, viaja cinco veces a Estados Unidos, hasta que logra convencer al riquísimo empresario americano Charles Richard Crane de financiarlo. Regresa entonces a la región checa y en 1911 comienza por fin la ejecución de su ansiado proyecto al que dedica un periodo importante de su vida.

En marzo de 1939, Alemania invade la región checa y Mucha es arrestado por la Gestapo, la terrible policía nazi. Este excepcional artista muere en Praga el 14 de Julio, diez días antes de cumplir 79 años. Felizmente, su obra le sobrevive y pudimos admirarla en la exposición que le consagra el Museo de Luxemburgo en París del 12 de Septiembre 2018 al 27 de Enero 2019.

 

Pollos Rostizados
error: www.sucesosdeveracruz.com.mx