Tecnología permite que lentes de contacto resuelvan problemas visuales

Las principales condiciones que afectan la visión como astigmatismo, miopía, hipermetropía y presbicia, pueden resolverse con el uso de lentes de contacto cómodos, hidratados y con mejor ventilación gracias al uso de nuevas tecnologías.

Se estima que, en el mundo, 1.7 billones de personas tienen presbicia (vista cansada) y 153 millones tienen errores refractivos sin corregir.

Algunas personas se fastidian de los lentes de armazón, pero no se animan a probar los de contacto por los mitos que se crearon en torno a ellos, debido a que hace décadas eran duros y molestos.

Según un estudio canadiense, 23 por ciento de los usuarios de lentes de contacto los abandonan por la incomodidad que les ocasiona. Esa falta de confort, se debe a que no conocen los que han sido desarrollados con nuevas tecnologías para mantener un buen nivel de ventilación y humedad.

Los hay de distintos tipos para cubrir las necesidades de la población, incluso de aquella que tiene comorbilidades como la diabetes, y pueden utilizarlos desde niños hasta adultos mayores, destacó, Norma Leticia Orozco, especialista de Alcon, división oftalmológica de Novartis.

Durante el lanzamiento de la nueva línea de lentes de contacto que combina las tecnologías denominada hydraglade para mayor hidratación, y smartshield para una mejor oxigenación de la córnea, señaló que estos auxiliares visuales son una alternativa para quienes buscan un producto cómodo y eficiente que se adapte a su estilo de vida.

Los lentes de contacto blandos, además de corregir distintos problemas visuales como la falta de nitidez en los detalles, pueden adaptarse a los diferentes ritmos de vida de las personas y son reconocidos por su alto grado de confort.

Hay lentes tóricos cuya función es corregir el astigmatismo que consiste en una visión borrosa e imágenes distorsionadas en todas las distancias, así como la falta de nitidez en los detalles, son útiles para quienes tienen problemas enfocando los letreros o para distinguir las placas de tránsito.

Los bifocales o multifocales son las personas con presbicia (vista cansada), la cual es una afección que ocurre después de los 40 años e impide ver de cerca.

Los hay de uso extendido que tienen como característica principal que pueden usarse por tiempo prolongado, incluso se puede dormir con ellos. Actualmente existe la tecnología que permite usarlos hasta por 30 días si así lo recomienda el oftalmólogo o el optometrista.

Estos lentes se diferencian de los de uso diario, los cuales tienen que ser removidos antes de dormir y dejarlos en solución especial para que se limpien, se humecten y desinfecten.

Los lentes de reemplazo diarios son para quienes no quieren preocuparse por poner a limpiar cada día.

Mientras que los lentes de color son útiles para probar nueva imagen y pueden estar graduados para quienes necesitan corregir algún problema visual.

 

 

Don`t copy text!