Apple confirma que falla en chips afectó a iPhones, Macs y iPads

Apple reconoció que todas sus computadoras Mac y todos sus dispositivos móviles que utilizan el sistema operativo iOS, como iPhone y iPad, están afectados por la falla de seguridad de procesadores detectado esta semana por Intel y otras compañías.

La empresa explicó en un comunicado, que por el momento no se han reportado problemas para sus clientes. Sin embargo, para evitarlos recomendó que sólo se descargue software de fuentes confiables, como su App Store, para evitar el malware.

Cabe destacar que este fallo no fue detectado por la compañía en su reloj inteligente, Apple Watch. Sin embargo el dispositivo de Apple TV si registró afectaciones.

Según la compañía con sede en Cupertino, ya se desarrollaron parches para los sistemas operativos iOS 11.2, macOS 10.13.2, y tvOS 11.2 contra “Meltdown”, uno de los posibles ataques que se podrían sufrir por este problema.

“Seguimos desarrollando y probando más medidas de reducción de daños para estos problemas, y los lanzaremos en actualizaciones venideras de iOS, MacOS, tvOS y watchOS”, dijo Apple en su sitio de soporte.

En tanto, dio a conocer que en los próximos días también lanzará parches para su navegador Safari contra otro tipo de ataque, denominado “Spectre”.

El fallo de seguridad, que afecta a millones de dispositivos de distintos fabricantes, podría permitir el acceso a contraseñas, claves criptográficas o datos de programas.

Este martes 2 de enero se dio a conocer que una vulnerabilidad recién descubierta en la mayoría de los procesadores modernos hacen de tu computadora y teléfono susceptibles a ataques.

Posteriormente Intel, Arm y otras empresas admitieron que sus procesadores estaban afectados por estos fallos conocidos con los nombres de Spectre y Meltdown.

Intel abastece de chips a la mayoría de las computadoras del mundo, mientras que la arquitectura de Arm está integrada en casi cualquier procesador móvil, incluyendo chips diseñados por Apple para el iPhone y iPad.

Este problema de seguridad se da en un proceso por el cual los chips acceden con antelación a determinada información que es posible que se necesite más tarde, para evitar retrasos.

Esta técnica conocida como “ejecución especulativa” se utiliza desde hace años en el sector.