El son está de luto

La comunidad cultural veracruzana y nacional lamentó el pasado viernes 30 de junio el fallecimiento de Elías Meléndez Núñez, reconocido sonero de Playa Vicente, Veracruz, quien dedicó más de 80 años a la difusión y conservación del son jarocho.

A través de las cuentas en redes sociales del Centro de Documentación del Son Jarocho y de Los Soneros del Tesechoacán, amistades y seguidores del son sotaventino multiplicaron los mensajes de condolencias, por la partida del connotado músico y campesino oriundo de Playa Vicente, a quien le agradecieron su legado al son.

Avecindado hasta el día de su muerte en Tuxtepec, Oaxaca, en donde enseñaba afinaciones antiguas en la Tallera Colectiva, Meléndez Nuñez siempre mostró una enorme calidad como jaranero e instruyó a varias generaciones de músicos, por lo cual fue sido reconocido en diversas ocasiones por su aportación para la conservación de afinaciones antiguas y sones en desuso. Nacido en la comunidad de Miguel López, municipio de Playa Vicente, Veracruz, en 1922, hijo de Vicente Meléndez Ravelo y de Sofía Núñez Matías, a la edad de 12 años tuvo su primer contacto con un requinto pequeño que tenía su tío, hermano de su madre.

Elías Meléndez es uno de los jaraneros legendarios de la Cuenca del Papaloapan y participó como fundador de los grupos “Los Parientes” (1988), “El Butaquito” (2000), “Soneros del Tesechoacán” (2001) y “Soneros de la Cuenca” (2009).

En el año 2012 se le otorgó el reconocimiento como Tesoro Humano Vivo, por parte del Programa de Desarrollo Cultural del Sotavento y en 2013 recibió la condecoración de la medalla “Andrés Vega Delfín”, en el marco del Encuentro Nacional de Jaraneros y Decimistas (celebrado durante las fiestas de la Candelaria en la ciudad de Tlacotalpan, Veracruz).

Año con año asistió a las fiestas de la Candelaria en Tlacotalpan, donde compartió foros con grandes músicos como Ramón Gutiérrez, Liche Oseguera, José Tereso Vega, Higinio El Negro Tadeo, Juan Zapata; El Güero Vega y Andrés Alfonso Vergara, entre otros… Fue sepultado el sábado 1 de julio por la tarde, en su natal Playa Vicente.

–oo000oo—

Caleidoscopio

Tubo ennegrecido interiormente, que encierra dos o tres espejos inclinados y en un extremo dos láminas de vidrio, entre las cuales hay varios objetos de forma irregular, cuyas imágenes se ven multiplicadas simétricamente al ir volteando el tubo, a la vez que se mira por el extremo opuesto (Diccionario de la Real Academia); aunque también tiene la acepción de referirse a un conjunto diverso y cambiante.

—oo000oo—

Contragiro.- De recetas y extradición

Este martes, al finalizar la audiencia de extradición en Guatemala, reporteros acudieron hasta Javier Duarte de Ochoa, ex-gobernador de Veracruz y lo cuestionaron sobre el proceso.

Aunque en un principio se mostró reservado, argumentando que no tenía comentarios, hubo un momento en que el ex-mandatario veracruzano dijo que tenía algo que declarar: “Paciencia, prudencia, verbal contingencia, dominio de ciencia, presencia o ausencia, según conveniencia”.

Dichas palabras son de uso frecuente del matrimonio Duarte Macías y quedaron evidenciadas en la columna periodística “Casa Veracruz”, firmada por su esposa Karime Macías Tubilla en 2014 y que tituló “Una receta milagrosa”, planteando lo siguiente:

“¿Quién no ha escuchado mil recetas purificadoras, desintoxicantes, regeneradoras e incluso milagrosas?

“Por supuesto yo tengo la mía y hoy se las comparto.

“Me la dio hace ya algún tiempo mi amiga Alma Rosa, de Coatzacoalcos. Como cocinera experta siempre doy el crédito de mis recetas a quien se lo merece.

“Debo advertir que los ingredientes escasean de vez en cuando en el mercado, así que habrá que ingeniárselas para conseguirlos.

“Las cantidades siempre son al gusto o según se vayan requiriendo.

“Les aseguro muy buenos resultados y beneficios variados, pero advierto que son a largo plazo.

“Aquí les va.

“Ingredientes:

Paciencia

Prudencia

Verbal Continencia

Dominio de Ciencia

Presencia o Ausencia, según conveniencia.

“Se debe consumir a diario para mejores resultados.

“Y como la verbal continencia es lo más difícil de encontrar, voy a colaborar haciendo esta columna aún más breve de lo ya acostumbrado.

“Que aproveche”.

No obstante, como se menciona en nota publicada por e-veracruz.mx y otros medios electrónicos sin entrar en más detalles, la frase original se atribuye al español José Luis “El Chato” Morales, quien se desempeñó como jefe superior de la policía de Castilla y León, de 1995 a 1999 y que falleció en agosto de 2010, a causa de cáncer.

Aunque, en otra nota de los editores.com se menciona que lo que realmente recitó Javier Duarte fue el “Evangelio según San Tiago Montoto”, del abogado y escritor sevillano Santiago Montoto de Sedas (1890-1973), licenciado en Derecho y Filosofía y Letras por la Universidad de Sevilla, fue un investigador de historia de su ciudad natal.

De acuerdo a lo señalado por “Los Editores”, en el blog de Antonio Burgos se resumen algunas de las premisas sobre la vida en Sevilla, que planteó Montoto. Cuenta que dijo de la “Ciudad de la Guasa”: “En Sevilla hay que tener paciencia y prudencia, verbal continencia; no exhibir excesiva ciencia, y presencia y ausencia según conveniencia”.

El pensador sevillano dijo: Éste es el Evangelio según San Tiago Montoto. Así se le conoce a la fecha en tierras españolas, específicamente en Sevilla. Sin embargo, Duarte de Ochoa citó mal el dichoso Evangelio, pues en la frase original no dice contingencia, sino continencia.

Por cierto que, en la ya mencionada audiencia de este martes, Duarte de Ochoa decidió allanarse a la solicitud de extradición formulada por el Gobierno de México al de Guatemala, por lo que será trasladado a nuestro país en los próximos días.

Así las cosas, por hoy guardamos el caleidoscopio y quedamos a la expectativa de lo que podamos seguir captando entre sus giros y contragiros, recordando que Usted tendrá la mejor opinión sobre las imágenes “observadas” hasta el momento. Comentarios: twitter@JoLuisBarraganF y/o jolubarf@yahoo.com.mx

 

Don`t copy text!