Hidroeléctrica de Zongolica; Compromisos sin cumplir

23 Sep 2014 Juan José Enríquez
Hidroeléctrica de Zongolica; Compromisos sin cumplir Cambió la Vida de los Pobladores con la Llegada de la Represa

*Organizaciones Indígenas Ineficientes para la Defensa del Río Altotolco

*Firmaron Alcaldes Convenio con la Empresa para Obtener Descuentos

San Juan Texhuacan, Ver.- A seis años de distancia de que la empresa Comexhidro, filial de Electricidad del Golfo SA de CV, asentada en Zongolica iniciara los trámites ante las instancias gubernamentales como Semarnat, Comisión Nacional del Agua (Conagua), Comisión Reguladora de Energía, así como los gobiernos estatal y municipal, es la fecha en que no ha podido iniciar operaciones.

Aunque se ha dicho que ésta empresa comenzará a funcionar en septiembre, lo cierto es que los habitantes de los municipios de San Juan Texhuacan, Mixtla de Altamirano y Zongolica, no están muy conformes con ello, debido a que no les han cumplido con lo pactado en administraciones municipales pasadas, y han dejado entrever que podrían frenar su funcionamiento.

Es en esta sierra, en las colindancias entre tres municipios nahuas: Zongolica, Texhuacan y Mixtla de Altamirano donde desde 2008 se implanta el Proyecto Hidroeléctrico Veracruz, una presa que casi está lista para iniciar operaciones. Se trata de la primera de 112 que se proyecta construir en la entidad. La única ya construida.

Dentro de los compromisos adquiridos con las comunidades de Atzingo y Tepetlampa, eran entre otros la terminación de una capilla, introducción de la tubería que falta en una obra y una gratificación para los dueños de un predio que se verá afectado por la construcción de un camino.

Asimismo la operación de tres tanques de agua para las comunidades de Palulca al igual que para unas familias de Atiocpa, y darles el suministro mediante bombeo. En una primera etapa se les apoyó con tanques rotoplas para almacenar el agua, pues esas localidades se vieron afectadas hace unos años por un brote de hepatitis, así como un camino y puente a la comunidad de Xometla, de Mixtla de Altamirano.

El subagente de Palulca, Roberto Vargas Lara, un joven de unos 25 años dijo que los compromisos de la hidroeléctrica con la gente de Texhuacan, se han cumplido a medias pero hay una cláusula, un convenio que se firmó cuando se dio inicio a la obra.

Recordó que existen otros apartados en los que no quedaron de acuerdo y aún permanece el “estira y afloja” con la empresa.

“Se nos dijo que el sistema de bombeo funcionará para que nos den agua, hasta que la empresa entre en operaciones. Tiene como unos tres meses que se acabó la obra, ya le hicieron una prueba y según ya funcionó. Pero no nos han dicho nada y aquí la que manda es la gente. Si el pueblo dice que se le firma, le firmamos, si dice que no, pues ni modo.  

Mencionó que está pendiente el puente a Xometla, la entrega de unos lavaderos y un muro de contención para evitar desbordes hacia la barranca, pero “nos los quieren camuflajear y en ese no estamos de acuerdo y como la que manda es la gente, pues lo van a tener que hacer”.

En Palulca misma que es habitada por 47 familias humildes, con viviendas construidas con madera, otras con ladrillos, blocks de cemento, techos de lámina que lucen antenas de una empresa de televisión de paga, se respira un ambiente de tranquilidad, pero, sólo esperan el llamado de su autoridad para movilizarse en contra de la empresa si esta no cumple con los acuerdos, esto a pesar de que ya hayan pasado varias administraciones municipales y los alcaldes hayan tenido acuerdos con los empresarios, tendrán que respetar lo pactado con la comunidad, de no hacerlo, se verá en riesgo el funcionamiento de la hidroeléctrica, misma que fue aprobada en oficinas centrales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Las mujeres de Xala, municipio de Mixtla, y las de Palulca ven una gran amenaza, ya que cuando la presa empiece a operar la cortina afectará el curso natural del río, que pasará a ser un riachuelo.

En la parte baja del río y en la zona donde están las turbinas para la generación de electricidad, ya hay otro tipo de afectaciones y amenazas. Ya no hay libre paso a la Xascada del Coxole; el espacio común se ha privatizado para instalar la casa de máquinas. La empresa compró los terrenos a un precio de alrededor de cinco pesos por metro cuadrado.

Refirieron que desde que llegó la empresa en 2008, su vida les cambió de manera inesperada. Les ofrecieron trabajo, ni muy bien pagado ni tampoco tuvieron un salario bajo. Esto se debe a que los empresarios o contratistas investigaron en cuánto andaba la mano de obra en la zona y mediante eso, fue que determinaron el monto a pagar.

“Ellos nos impusieron los sueldos y se fueron a investigar cuánto era el salario mínimo de acá, a base de eso impusieron los sueldos, son 12 horas de trabajo los que desarrollábamos. Contrataron a unas 15 personas de estas dos comunidades, el resto era de fuera. Habíamos ayudantes en general, de albañiles, macheteros, carpinteros. No se nos hizo bien pagado ni mal pagado fue equitativo”.

Hay quienes sostienen que nunca consultaron a los pobladores para la instalación de esta represa. Nunca se les informó ni se les pidió su opinión, si estaban de acuerdo o no. Únicamente, se enteraron que gente de fuera estaba adquiriendo terrenos, mismos que vendieron los dueños para la apertura de esta represa. Para ello se derribó un puente antiguo de aproximadamente hace 200 años incomunicando varios poblados de Mixtla de Altamirano.

En los terrenos de bosque derribaron muchos árboles de maderas finas, como es el xochicuauhitl, el cedro, y frutales, como mango, café, plátano, y varios otros. Se construyó un túnel por donde desviarán el río que se habla de un 30 por ciento de su cauce. Son aproximadamente tres kilómetros de túnel. Y para eso tuvieron que perforar un cerro que se llama el Xoyayo.

Sobre la hidroeléctrica, hubo muchas especulaciones pero es un proyecto de energías renovables y limpias, que no genera contaminación porque supuestamente el agua sale tal cual entra, “sólo se utiliza su fuerza para mover una turbina” y así generar la electricidad. La presa en Zongolica se construyó para aprovechar las aguas del río Altotoco (o Apatlahuaya), afluente del Tonto, en la cuenca del Papaloapan.

Para generar energía eléctrica, las aguas del río Altotoco se van a conducir por un túnel y una tubería a presión, hacia turbinas localizadas a pocos kilómetros de Zongolica.

En la construcción de esta planta generadora de energía se hizo el cambio de uso de terrenos forestales de una superficie de 13-23-58.364 hectáreas, para la construcción de una planta para generación de energía hidroeléctrica con capacidad nominal de 42 MW.

La resolución para dicho proyecto fue emitida con oficio número SGPA/DGIRA.DG.6125.09 de fecha 09 de octubre de 2009, y con oficio número SGPARN.03.FS.CUS/2019, de fecha 21 de mayo de 2010, el cambio de uso de suelos y terrenos forestales (CUSTF).

La presa tiene impactos directos en 21 poblaciones, donde habitan más de 5 mil personas. Se trata de distintos tipos de afectaciones; muchos temen perder acceso al agua; otros ven el riesgo de que se agraven las inundaciones.

Es en la parte alta, correspondiente a los municipios de Texhuacan y Mixtla de Altamirano (Xometla, Xala y Xolitla) donde se encuentra la cortina de la presa, en la localidad de Palulca. La cortina se eleva 30 metros por encima del cauce del río y resulta visualmente impactante. Para construir la cortina, la empresa destruyó un puente del siglo XIX y ha dificultado la comunicación.

Ante tales afectaciones y riesgos ha habido, por supuesto, inconformidades y movilizaciones, incluyendo gestiones ante las autoridades y la empresa por parte de los pobladores.

Existen en la sierra de Zongolica organizaciones pero que nunca pudieron unirse para conformar un frente regional en oposición a la presa. Ha habido desencuentros entre las organizaciones regionales, y las divisiones partidarias y religiosas han fracturado el tejido social. Resultó difícil para las inconformidades y luchas ir más allá del ámbito local.

Preocupadas por las implicaciones sociales y ambientales de la presa, varias organizaciones de la sociedad civil de la sierra, Orizaba y Xalapa, emprendieron iniciativas de enlace con las comunidades afectadas, incluyendo la distribución de información y la apertura de foros de debate. Intervinieron las monjas del municipio de Los Reyes, el Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo, la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (LAVIDA). Poco a poco se fueron creando enlaces entre los actores comunitarios inconformes y las redes ciudadanas de escala nacional e internacional.

Se logró nutrir los esfuerzos de estos actores con recursos jurídicos aportados por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda). Se posicionó el caso Zongolica en la agenda del Movimiento Nacional de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (Mapder), y se lo incluyó entre los agravios presentados ante el Tribunal Permanente de los Pueblos.

El pasado 20 de enero de 2014, se registró una falla en una de las válvulas y provocó el desfogue de emergencia de la tubería de agua, ello provocó un derrumbe, daños que alcanzaron más de un millón de pesos. Esto se registró en el camino que conduce a la comunidad de Macuilca, a la altura de donde se encuentra la Casa de Maquinas. En ese entonces Mauricio Justus Villareal, encargado de la empresa Electricidad del Golfo, se comprometió a pagar los daños.

Coral Vázquez García, coordinadora social de la hidroeléctrica sostuvo que ya están al cien por ciento en su construcción y para iniciar operaciones sólo esperan que se termine el  periodo de pruebas que son de confiabilidad y eficiencia.

“Ya llevamos un mes con estas pruebas y esperamos que si todo sigue como hasta ahorita en dos o tres semanas  podamos declararla como operando al 100, y ya empiece la operación de la central”.

Dijo que se harán recorridos con los pobladores y representantes de los medios de comunicación para sepan cómo funciona, cómo opera y se despejen muchos mitos que se mencionaban que generaba contaminación.

Es de mencionar que los tres municipios involucrados por medio de los alcaldes firmaron convenios con la empresa Electricidad del Golfo, para que esta les apoye con al menos el 15 por ciento en los gastos por consumo de energía eléctrica para alumbrado público, lo cual, dado a la falta de recursos en gran parte de los municipios veracruzanos, será un gran beneficio para ellos.

Coral Vásquez García, mencionó que esos convenios-contratos, en donde los ayuntamientos ya están formando parte de la sociedad empresarial y es como si compraran una acción, y entonces pasan a ser algo así como socios consumidores para que puedan obtener el beneficio de la energía.

Apuntó que los convenios firmados fueron enviados a la Comisión Reguladora de Energía para que sean aprobados los municipios como socios, los cuales son Zongolica, Mixtla de Altamirano y San Juan Texhuacan.

Con esto, los alcaldes se ahorrarán recursos para poder aplicarlos en otras áreas prioritarias, sobre todo ahora que el gobierno federal ha indicado a los ayuntamientos atender prioridades para acelerar el desarrollo de sus comunidades.

Asimismo, reiteró que la empresa no puede dotar de energía a particulares, por lo cual todo aquel o aquella agrupación social solicitante, se le negará la petición.

“No podemos entregarle luz a ningún particular porque la ley no nos lo permite, lo único que sí podemos hacer es hacer parte a la sociedad como municipio consumidor, y así beneficiarla hasta en un 15 por ciento por municipio”.

A principios del mes de septiembre iniciará operaciones la hidroeléctrica de Zongolica, informó el alcalde de San Juan Texhuacan, Cleofas Choncoa Hernández, quien dijo que ya era hora de que se ponga en marcha este proyecto que tiene más de tres años que inició su construcción.

Recordó que este proyecto tuvo una serie de fallas, mismas que se detectaron en el proceso de edificación, pero de acuerdo con la empresa Electricidad del Golfo, SA, ya se realizaron las pruebas en el sistema de operación de esas instalaciones de acuerdo con el protocolo establecido.

El alcalde informó que ya se suscribió un convenio con Electricidad del Golfo para que el 10 por ciento del costo por consumo del alumbrado público que generan los municipios de Zongolica, Mixtla de Altamirano y Texhuacan, lo absorba la hidroeléctrica.

Valora este artículo
(0 votos)