En 2009 por lo menos fueron asesinadas 8 mujeres, entre ellas una menor de 14 años, en la zona Córdoba Orizaba.

Quien en ese momento fuera subprocurador de justicia en la zona centro, Marco Antonio Lezama Moo minimizó el problema declarando que los crímenes eran casos aislados y que en su mayoría los asesinatos de mujeres eran de tipo pasional, como si ello no representara un crimen con dolo y premeditación como un desprecio a la vida de la mujer.

En ese año el asesinato más drástico fue el de la indígena Teresa Chipahua Calihua, a quien la masacraron de 12 machetazos, cercenándole hasta las manos.

A raíz del incremento en el índice de asesinatos en Veracruz y en especial la zona centro, el 23 de febrero de 2012, Teresa Inchuástegui, en su momento presidenta de la Comisión Especial del Feminicidio de la Cámara de Diputados precisó que del 2005 al 2009, los crímenes contra mujeres en Veracruz, se habían duplicado.

Legisladora por el partido del sol azteca, Inchuástegui participó en la presentación del libro Feminicidio en México, Aproximación, Tendencias y Cambios, 1985-2009 efectuada en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información de la Universidad Veracruzana.

En la investigación efectuada para ese libro documental se detalla que son los municipios de Córdoba, Veracruz y Xalapa donde el índice de asesinatos de mujeres se incrementó sustancialmente, siendo 2009, el último año que detalla el libro, cuando se cometieron 8,13 y 12 asesinatos en las respectivas ciudades.

También quedó de manifiesto que el promedio de edad de las mujeres asesinadas bajó de 31 a 28 años.
En el mismo se detalla que existe una resistencia de los cuerpos de procuración de justicia a reconocer el concepto de feminicidio por no tenerlo claro.
En el presente año, con la detención, fortuita o basada en una investigación policiaca, se logró la detención de dos hermanos, con lo que se pretende esclarecer una serie de asesinatos ocurridos en la zona centro desde el año 2012. 

Por el momento ambos se encuentran bajo proceso de vinculación para determinar su responsabilidad en al menos 5 crímenes:
Los delincuentes están involucrados en la presunta participación del homicidio registrado el día 8 de agosto de 2012 de la empleada doméstica Lorena Tinoco, de 26 años de edad, originaria y habitante de Naranjal, quien fue encontrada estrangulada en un cañaveral del fraccionamiento Villa Verde.
El 3 de mayo del año pasado, la joven Fernanda Paola Velázquez Martínez, quien vivía con sus padres en Santa Cruz Buenavista fue encontrada muerta, con medio cuerpo dentro de una bolsa, ultrajada y ahorcada en un cañaveral en Trapiche Viejo, cerca del penal La Toma.
La joven había pedido permiso para asistir al baile de la feria de La Cruz en Amatlán, del cual ya no regresó con vida.

En el presente año se cometieron tres crímenes: El día 27 de febrero se encontraron los cadáveres de un hombre y una mujer, desnudos y ahorcados en un predio baldío en la colonia Jardines del Sur, ubicado atrás del cementerio municipal.
Investigaciones policiacas presumieron en un inicio de un crimen pasional dado que la mujer tenía un compromiso sentimental con otra persona.

En vida se llamaron Jorge Jácome Navarro de 36 años de edad, de oficio mecánico, con domicilio en la colonia donde fue encontrado y la mujer Sandra Tepole, de 31 años, con domicilio en la colonia Antorchista. Ambos fallecieron estrangulados según la necropsia.

El más reciente de los asesinatos ocurrió el 12 de abril de 2014 fecha en que fue encontrada Liliana Aguilar Sánchez, de 37 años de edad, originaria de Naranjal, quien días antes había acudido al ingenio San Miguelito a dejar a su esposo Javier Ramírez Cervantes, regresando a su domicilio en su auto VW Sedán color verde.

Nunca llegó a su casa. En el camino fue interceptada, asesinada a golpes y arrojada a un pozo ubicado en el lugar conocido como La Pochota, en un camino vecinal que comunica al ingenio San Miguelito con San José de Tapia.

La pista que desembocó en la captura de los presuntos culpables fue el hallazgo del auto VW Sedán color verde de la última víctima encontrado deshuesado en la congregación 20 de Noviembre, cerca del camino al ex basurero municipal. 

Aparentemente con la captura quedaban esclarecidos y presos el par de asesinos seriales. El mismo día en que el Procurador de Justicia, Ángel Bravo presentó en rueda de prensa la información de los consanguíneos quienes ya estaban en el penal La Toma, otro crimen brutal fue perpetrado a una jovencita, trabajadora de un autoservicio en Potrero, a quien se llevaron, la ultrajaron y estrangularon agregando un hecho más: una estaca que l dejaron en el bajo vientre enterrada.
Hasta el momento no hay informes que revelen que los policías están sobre pistas seguras.

El último:
El pasado lunes 12 de mayo, una mujer fue encontrada muerta en un predio de Agustín Millán, golpeada, violada y estrangulada. Dos días después sus familiares la identificaron como una ama de casa dedicada a la repostería que en vida se llamó Arely Arenas Murrieta, de 30 años de edad, quien en vida vivió en el populoso barrio de San Pedro. Hasta el momento tampoco se desconoce si existen líneas de investigación sólidas para dar con el o los homicidas.
Hay otros crímenes al parecer olvidados, entre los que destaca el hallazgo que hicieron jornaleros en el mes de abril del 2012 cuando cortadores de caña encontraron en un cañaveral los cuerpos de dos mujeres asesinadas y calcinadas.

Al lugar, cerca de la unidad habitacional de los electricistas llego personal de la PGJ. Se determinó que ambas féminas fueron estranguladas con un cabete. Ese mismo año, en el camino a Ojo Zarco, tres mujeres también fueron ejecutadas en diferentes escenarios. 
Lo que sí es un hecho es los hermanos detenidos no son los únicos: hay homicidas seriales sueltos, y siguen ejecutando a mujeres de la zona de Córdoba con toda la impunidad y por placer: seguirán haciéndolo hasta que alguien los detenga.

NOMBRES DE ALGUNAS DE LAS VÍCTIMAS
Lorena Tinoco
Fernanda Paola Velázquez Martínez
Sandra Tepole
Liliana Aguilar Sánchez
Carolina Sandoval de Jesús
Anahí López Flores

Valora este artículo
(0 votos)