“Yo No soy Periodista, Eso es de Ustedes”: Gilberto Haaz

16 Jun 2014 Juan José Enríquez

Orizaba, Ver.- ¡Qué milagro que vienes por aquí! ¡Ya no andes haciendo maldades! Dijo en tono de broma. ¿Quieres una entrevista?, pero el que hace las preguntas soy yo. Recalcó.

Sentado tranquilamente frente a su escritorio, Gilberto Haaz relata que él nunca ha querido ser periodista, sólo escribir sus viajes, sus crónicas y deja en claro que este oficio de reportero no es de él, sino de otros.

Recuerda que empezó a escribir en el año 2000 esa columna que ahora se replica en muchos diarios de circulación estatal, “Acertijos”, y lo hizo con Alfonso Salces, donde dejaba una pregunta para que fuera adivinada su respuesta.

Recuerda también a su amigo Norberto Espinosa, “él es mi pupilo”, y dijo “yo le aprendí mucho a Norberto y él me aprendió mucho. Él si es periodista”. Ya después hace referencia que su primera columna seria fue de un viaje a Chicago con Miguel Alemán Velasco.

Insiste en que “yo no era reportero ni periodista, yo iba como radiodifusor, porque llevaban una cabeza Olmeca que se donó a un museo de Chicago. Y desde ese día he escrito ininterrumpidamente Acertijos y escribo de mis viajes, de donde ando en el extranjero, en Chacaltianguis, en la Cuenca, en Munich, Berlín, de donde sea”.

Precisa que escribir es un oficio que no es de él, pero que mantiene como una disciplina, que es parte de su historia, y que por ello a 14 años de distancia de la primera vez que se sentó frente a su computadora, y empezó a tundir las teclas. Sus hijas, le han regalado ese blog llamado www.gilbertohaazdiez.com donde muestra sus viajes, sus amigos de la política, sus escritos y muchas cosas más.

De los políticos, refiere que ha sido satisfactorio que lo tomen en cuenta, que lo busquen para pedir su opinión, para darles un consejo. Recuerda que conoció a Patricio Chirino Calero, año en que fue candidato a la alcaldía de Orizaba y que perdió. Derrota que lo hizo pensar y como un buen boxeador colgar los guantes. Pero no se alejó de la vida política del todo. Ha tenido encuentro con panistas pero más con los del partido rojo.

Ahí en su despacho se pueden admirar cientos de fotos de sus viajes por países europeos. Sus encuentros con Aznar, Rafa Márquez entre otros. De políticos como Gustavo Carvajal, Manuel Bartlet, Salinas de Gortari., Roberto Madrazo, Fidel Herrera, Miguel Alemán y por supuesto Javier Duarte.

De los mandatarios veracruzanos dice que cada uno de ellos, ha formado parte de su historia. “Con miguel Alemán me llevo muy bien. Yo he sido del PRI, y aquí me quedo. Ya no participo en la política, sólo la veo y la escribo. Ahora los candidatos llegan a mi casa, me han distinguido. Unos de ellos Fidel Herrera, amigo de 40 años y Javier Duarte que han estado conviviendo con gente que yo invito. Eso es satisfactorio para mí, porque he cultivado amistades sin un afán, porque no busco ni pido nada. Pude haber ido a trabajar con Alemán en cualquier despacho, peor no lo hice. Yo les acerco a mis amigos, son contactos que a ellos les sirven aún con todo el poder que tengan”.

De sus libros, asegura tener como 200 mil. Pero sólo ha leído unos cien. “El que diga que ha leído más de 100 libros o enloquece o es mentiroso”. Y deja en claro que la novela lo aburre, sólo que lleve temas históricos. “Pero me gusta de todo. Leo a Manuel Vicent. Leo a los escritores españoles, a los de El País. A Gabriel García Márquez, a Juan José Millás, pues me gusta leer a alguien que sabe escribir”.

Por eso comenta que en sus viajes a España lo primero que haces es ingresar a una librería y abarrotarse de libros. Mismos que tiene que pagar por exceso de equipaje al abordar un avión.

De los géneros periodísticos su favorito es la crónica. Porque le gusta relatar lo que ve, cómo lo ve. Por eso, acostumbra visitar los restaurantes, platicar con los meseros. Viajar en metro, analizar el comportamiento de los habitantes, cómo y cuál es su forma de vida, “platico con quienes puedo”.

Y ahora prepara, alista las teclas para regalar a sus lectores, como él dice “mis dos lectores”, una historia de vida de quienes se ganan el pan de cada día con la venta de gelatinas, elotes tamales, tortas. Aquellos a los que llama “los que no se rinden”.

Subraya que esa columna va dirigida a Enrique Peña y a Rosario Robles para que volteen su mirada hacia estas personas, que son humildes, que tienen necesidad, y aunque no podrán erradicar la pobreza, si los pueden ayudar a mejorar su condición de vida.

“Gracias a ellos, México no ha caído en una crisis social, porque ellos buscan un ingreso extra. Yo creo que el tema del ambulantaje debe corregirse, pero hay que darles su oportunidad de que trabajen para que se hagan de unos pesos en lugar de que roben, hay que darle sus facilidades. No hay que perseguirlos ni golpearlos, hay que darles una oportunidad. Ellos hacen la economía desde temprano. Hay que ayudarlos. Si Dios te ha dado, tú también dales un poco de lo que la vida te ha dado. A ellos les sirve de mucho, así debemos de ser los que podemos. Y escribo para que la gente lea y contribuya, para que aporte algo”.

Gilberto Haaz Diez, originario de Tierra Blanca, tiene en su mente viajar a Praga, la tierra de Franz Kafka, “no tardo en hacerlo, me subo a un avión y me lanzo”. Hoy, hará lo mismo. Escribir su columna Acertijos. Tomará su café en El Lorbe. Sentado él solo. Imaginando en su mente aguda toda una crónica. Irá a su hogar a comer como de costumbre. Verá a sus hijas e hijos. Lleerá 4 diarios locales, dos nacionales y las dos páginas de internet. El País y El Mundo. Ambos españoles. Ayudará su prójimo y dará las gracias a Dios por lo que le ha dado.

Valora este artículo
(0 votos)