Reportajes

La Ex Hacienda Toxpan fue uno de los primeros ingenios azucareros del país, su importancia histórica para la ciudad es de gran relevancia, no sólo porque fue un ícono de la economía de la región y actualmente está siendo rescatada, pues el deterioro que sufrieron los vestigios al ser abandonada es grave, además de lo costoso, sin embargo, ya se realizan acciones para remozar el lugar y convertirlo en un centro cultural para los cordobeses.

LA HISTORIA 

De acuerdo a datos del arqueólogo Fernando Miranda Flores, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la región de la zona centro del estado cuenta con importantes vestigios desde los prehispánicos hasta la colonia.

Uno de estos importantes edificios es la ex Hacienda de San Francisco Toxpan, que data del siglo XVII, estuvo funcionando como ingenio azucarero, posteriormente entra en crisis para posteriormente volver a funcionar como factoría azucarera, una de la más importantes de la región y conocida como “Lugar de los Conejos”.

Además, en el Archivo Histórico municipal, los documentos señalan que el apogeo económico de esta hacienda coincide con la construcción y modernización de la región cordobesa, ya que había otras haciendas en los municipios de Córdoba, Amatlán, Yanga, Cuitláhuac y Paso del Macho.

Algunas son las siguientes: La Capilla, Monte Blanco, Tapia, San Miguel El Grande, Trinidad Grande, Trinidad Chica, Cacahuatal, Guadalupe, Ojo de Agua Grande, Potrero, Santa Ana, La Concepción, San José del Corral, San Joaquín, San José de En medio, Trapiche de Mesa, La Defensa, San Alejo, por mencionar algunas.

AL RESCATE

Fue en el gobierno municipal de Juan Antonio Lavín Torres, cuando se inició un proyecto de rescate, el cual fue avalado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el encargado fue el arqueólogo Fernando Miranda Flores, quien hizo todo lo posible para que la Federación aplicara recursos, sin embargo, el proceso fue muy tardado debido a que la Sectur dejó de aplicar recursos en este periodo y sólo se mantuvo limpia, pero sin ningún trabajo.

Con la administración de Francisco Portilla Bonilla, no se lograron recursos, hasta el presente año fue cuando se tuvo apoyo para que la Ex Hacienda se convirtiera en uno de los espacios culturales y turísticos más importantes de Córdoba a través de programas federales se lograra una inversión de 3.6 millones de pesos, en forma bipartita, para su recuperación y rescate.

Con este recurso, se logrará en su totalidad, la rehabilitación de un salón de usos múltiples, que se localizará en la parte izquierda de la nave principal, comprendiendo un área de camerinos, para hombres y mujeres, sanitarios, además del vestíbulo de acceso.

Además de la construcción de un corredor cubierto con la finalidad de realizar talleres, cursos, exposiciones y eventos, en una superficie de 12 mil metros cuadrados, donde la construcción estará basada en 730 metros cuadrados.

Los trabajos se realizan bajo un convenio bi-partita entre el Ayuntamiento y el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE), perteneciente a la Federación, con un 50 por ciento de aportación por cada uno de los involucrados.

Cabe señalar que este lugar es considerado por el Instituto Veracruzano de Cultura (IVEC) como Centro Cultural, por lo que desde enero pasado se realiza la promoción del lugar histórico a través de actividades culturales, entre las que se contemplan talleres de danza, reciclado y artes plásticas, entre otras.

LO MALO

Pese a las restricciones del INAH, aún se permite el alquiler del lugar hasta por $15 mil para una fiesta, el recurso se utiliza para hacer remozamiento, sin embargo, es el Ayuntamiento a través del patronato encabezado por Martha Sahagún negar o dar el permiso, hasta la fecha nadie da informes sobre la situación que prevalece en este punto.

LO BUENO

Para los Juegos Centroamericanos y del Caribe se prevé aperturar el lugar con una serie de eventos para los visitantes, entre recorridos históricos y para fotografía, aún no se da conocer las actividades que se tendrán se espera que ya se hayan terminado los trabajos de recuperación en su primera etapa.

Tzoncolco, la segunda congregación más importante del municipio de Rafael Delgado, ubicada a una media hora de Orizaba. Una comunidad donde se habla el náhuatl en un 80 por ciento y el español el porcentaje restante. Tienen una primaria “Narciso Mendoza”, donde dan enseñanza maestros bilingües. Desde hace más de 500 años  vivían como en el tiempo de la Conquista. Sin energía eléctrica. Obtienen ingresos con la venta de la leña y del carbón y de lo que se pueda.

Llegó la Luz en 2012

En febrero de 2012 se les introdujo el tendido eléctrico. También pasaron muchos años para contar con una carretera, pues se trasladaban entre veredas. Para bajar por el pie de una montaña, les costaba un par de horas, bajar o subir. En tiempos de Fidel Herrera Beltrán se les hizo un camino de terracería, después de concreto hidráulico. Ahora suben los camiones y transportan a esta gente que vivía como hace 500 años. Sin luz ni camino ni esperanza.

Cerca de la entrada a Los Manantiales en Tlilapan, comienza el camino, que como expuso Juan Rulfo en Pedro Páramo: “El camino subía y bajaba, sube o baja según se va o se viene, para el que va, sube, para el que viene, baja”.

Desde la empinada carretera se pueden observar los valles inmensos y en los doscientos y pico de metros de altura se ven como hormiguitas los paisanos de Tlilapan y Rafael Delgado.

Los días de esta época alocados como los pelos del asno que se encuentra atado a una cerca de madera; por la mañana un calor intenso. En las tardes, la frescura de una bruma que alcanzará azotar con un frío en la llamada región de las altas montañas.

Ya Tienen Pisos de Cemento y no Nadan Descalzos

A pesar de que cuentan con energía eléctrica y en muy pocas viviendas humildes se puede ver una antena de televisión de paga, aún siguen sufriendo los estragos de hace 500 años. Trepados, mezclados entre los cerros, lejos de los conquistadores y antes lejos de los aztecas, que todo se engullían.

Así se vive en Tzoncolco, agazapado. Viendo con extrañeza la llegada de visitantes. Ya no se les ve se les ve descalzos. Algunos habitantes con la moto sierra, el cepillo, dándole duro al pulido de la madera, para vender ya sea tablas, cuartones, vigas, sillas o camas.

Pero también viven del carbón y de lo que medio siembran. Algunas mujeres reciben recursos del programa de Oportunidades hoy Prospera.

Vivían a piso de tierra y en los pasados tres años a unas 180 casas humildes de lámina y teja, se les dio un Piso Firme. Hace 10 años, el 80 por ciento de ellos hablaban el náhuatl, se negaban a entrarle al español, hoy lo combinan y casi todos hablan los dos lenguajes, idiomas o cómo quieran llamarles. Ya hay servicio de teléfonos celulares.

Una Comunidad que no Desmaya, Llena de Sueños y Esperanzas

Tzoncolco es un pueblo que no desmaya. Tienen un preescolar, una primaria y Telesecundaria. Al llegar se ve el río que cruza con agua turbia por las lluvias que arrastran lodo amarillo proveniente de Soledad Atzompa y Necoxtla, de Ciudad Mendoza.

Entre el bosque, su verdor de esos árboles, su mayoría pino. Se mezclan algunas viviendas. De ellas emana un humo gris. Olor a encino. Piedras de cantera tipo marmolina que al caminar hay que hacerlo con cuidado, so pena de tropezar.

Estos indígenas, tienen esperanzas y sueños, unas 700 personas integran esta congregación. Muchos jóvenes entre hombres y mujeres han tenido que emigrar a las ciudades. A otros estados y unos cuantos a los Estados Unidos.

La interculturización de esa comunidad que ha logrado que ahora sus jóvenes se vistan como “cholos”, con los cabellos erizados como Punks. De pantalones anchos. Ya poco hablan el náhuatl.

Un Médico, Cada 8 Días

Juan Luis, el sacristán de la capilla “San Juan del Río” junto con Roberta, Lourdes, Maura y otra de nombre Lourdes, que son las responsables de la catequesis, relatan que no cuentan con médicos. El único que las atiende lo hace cada semana. El martes. Por lo que está prohibido enfermarse en otros días. Si alguien se pone mal de su salud, tiene que ser trasladado a Tlilapan o a Orizaba. El problema es que no hay ambulancia, ni patrulla. Los camiones ya no prestan el servicio después de las 7 de la noche y los taxis no existen.

Abandonado está el consultorio. Bien pintadito pero sin médicos. Permanece a un costado de una letrina y de la agencia municipal. En frente está la cancha de basquetbol y del lado izquierdo la capilla. Al fondo la primaria “Narciso Mendoza”. Por la parte trasera una barranca.

“Tenemos un doctor que viene cada ocho días. A veces viene, a veces no. Ya si se enferman se van  a la clínica de Tlilapan. A veces viene los martes, pero casi siempre está cerrada”.

De nada sirvió que el doctor Andrés Manuel Esquivel, jefe de la Jurisdicción Sanitaria VII se haya comprometido en mandar de manera constante a una unidad médica.

“Sólo vienen cuando es campaña de algo. Si no ni se acuerdan que existimos”.

Recuerdan que en esos años de oscuridad daban las 6 de la tarde y a dormir. A que se quedaban despiertos si todo era negro como la noche. Pero ahora que ya tienen la energía, (febrero 2012) ya tiene televisores, la radio los acompaña.

La Migración, un Mal Necesario

Pero la vida es la misma. Tienen que migrar para trabajar. Recuerdan que unos 50 de sus paisanos se fueron a Los Ángeles, California. Otros hacen muebles, o son chalanes para hacer muebles.

Las mujeres, pocas, trabajan en los quehaceres domésticos. En Orizaba o Ixhuatlancillo, donde no son humilladas, pues también se habla en náhuatl, aunque ya con otros modismos.

Aun así, la mayoría de estos habitantes profesan la fe católica. Otros son de La Luz del Mundo y otros de “Vida Abundante”.

No Conocen las Computadoras

Los jóvenes se entretienen con sus celulares, con los juegos de videos que hay instalados en algunas tiendas, que además de vender abarrotes, comercian bebidas embriagantes.

No tienen internet, ni computadoras. Estas no las conocen, ni las han tocado. Algunas mujeres ya saben leer y escribir. Ya están más despiertas. Y aunque visten sus tradicionales ropajes, ya no se dejan pisotear y humillar. Ya exigen sus derechos. Aunque las más cortas de edad, lamentan que a sus madres no les enseñen a escribir, pues no hay programas de alfabetización.

Así sucede con Roberta de 26 años, intentó superarse. Cursó la primaria solamente. La secundaria no, porque no existía. Prefiere trabajar y ayudar a sus 9 hermanos.

“Me gustaría seguir estudiando, pero tengo que trabajar, porque aquí no hay Telebachillerato. Hay que trabajar a Ixhuatancillo y cada ocho días regreso. Aquí no hay trabajo de ningún tipo, tenemos que ir a otro lado a trabajar. Es difícil la vida, los hombres no tienen trabajo, antes si había trabajo por los árboles pero ahorita ya se están acabando, y aunque reforestan estos están pequeños”.

Aquí no ha llegado el mentado programa de la Cruzada Contra el Hambre. No hay apoyos de ningún tipo. En ocasiones suben los grupos altruistas, piden que se amplíe la carretera para que pueda ser de dos carriles.

Tradiciones Perdidas

Apostadas a la entrada de la capilla “San Juan Bautista, estas mujeres relatan que ya no se acostumbra pedir la mano de la novia como hace muchos años. Ahora los varones se las roban. Y lo hacen porque no hay dinero para ofrendar al padre de la muchacha.

Antes llevaban cerveza o licores y pan al padre de la novia sólo para pedir su autorización. Después el ofendido si decidía dar el sí, entonces, el pretendiente tendría que volver a esa casa a dar una despensa muy bien surtida. Los cartones de cerveza, los licores. Los guajolotes, chocolate, pan y otras cosas. Ya acordaban la fecha y se matrimoniaban. Pero eso quedó en el pasado. Hoy prefieren escaparse y evitar ese gasto tan innecesario.

Tzoncolco, Lugar de los Cabellos Ondulados

Es Tzoncolco, lugar de los cabellos ondulados, donde el porcentaje de analfabetismo entre los adultos es del 21.51 por ciento, (20.58 por ciento en los hombres y 22.47 por ciento en las mujeres) y el grado de escolaridad es de 2.78 (2.68 en hombres y 2.89 en mujeres). Cuenta con una población total de 642 habitantes de los cuales 314 son mujeres y 328 hombres. Cuenta con un total aproximado de 114 viviendas.

 

 

Córdoba, Ver.- Si tu eres una adolescente que tu novio te prohíbe vestir de determinada forma, que no te maquilles, te separó de tus amigos, te cela sin motivo, checa tu teléfono móvil, a cada rato pide que te reportes y hasta que le des la “prueba” de tu amor, eres una víctima de la violencia.

Como estos casos hay muchos, pero la mayoría de las chicas callan para que no se enteren los demás del problema que enfrenta con su “amado”, por temor a sus padres, porque tienen baja autoestima, y sobre todo miedo a su galán.

En Córdoba, en el 2013 Mujeres con Derechos, A.C., atendió cuatro de adolescentes violentadas por sus novios, en el 2014 van dos, sin embargo, hay muchos más casos que están en el anonimato porque la mayoría de las chicas no denuncian a su agresor.

JANETH, POR AMOR CAVÓ SU TUMBA, CON VALOR SALIÓ DE ELLA

Janeth, es una chica de 21 años de edad, vivió en carne propia la violencia cuando tenía 15 años, y estudiaba el bachillerato. Tuvo la desgracia de conocer a Luis, a quien creyó su príncipe azul, pero con el tiempo se convirtió en su verdugo.

Por obvias razones no permitió se le fotografiara el rostro, pero compartió su historia con este medio de comunicación, etapa de su vida que aunque fue la peor, no se arrepiente porque le quedó lo más hermoso que una mujer puede tener: su hijo.

A sus 15 años ingresó al bachillerato de la ESBAO, uno de sus amigos le presentó a Luis, al conocerlo le pareció muy guapo, y el día que comenzaron a “andar” se sintió la mujer más feliz, porque fue la elegida y la envidia de sus amigas.

Aunque Luis ni estudiaba ni trabajaba, eso no le importaba, lo importante es que estaban juntos, pero esa relación cambió con el tiempo, hasta convertirse en su prisión, porque su príncipe se convirtió en sapo, el más feo de todos, no por su físico sino por toda la violencia que guardaba y la descargó en ella, al grado de golpearla.

Janeth dejó de estudiar, se fue a vivir con Luis, ese fue su peor error, su casa fue su prisión, la chica alegre que algún día fue no quedó nada, porque él la celaba, no la dejaba salir, ni siquiera visitar a su familia, así pasaron dos años, ella quedó embarazada, ese fue su motivo para continuar su calvario porque temía quedarse en la calle y sin él.

Fue víctima de la violencia en todos los sentidos, su autoestima quedó por los suelos, siempre se repitió de las palabras de su madre, “ojalá y algún día no te arrepientas”, y por supuesto que así fue, pero ni cómo retroceder el tiempo.

En todo ese tiempo Luis sólo tuvo trabajos esporádicos, de todos los lugares lo despedían por incumplido, es que no estaba acostumbrado a trabajar, por ello, había ocasiones que ella no comía, prefería comprar la leche para su hijo, y así pasó un largo año.

Afortunadamente algo ocurrió en ella y se dio cuenta de que estaba mal y no quería arrastrar a su hijo a vivir en la desgracia, se armó de valor y abandonó a Luis, claro que fue difícil porque tuvo que vencer el miedo, pero lo logró. Hoy su vida es diferente y comparte su historia para que sirva de ejemplo.

VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO, UN CIRCULO VICIOSO QUE SE APRENDE EN EL HOGAR

Margarita Moreno Castro, presidenta de Mujeres con Derechos, A.C., explicó que la  violencia en el noviazgo se da en chicas que nacieron y vivieron en un hogar violento, por ejemplo, el hombre ideal para la niña es el papá, y de forma inconsciente buscará un novio agresor.

Al vivir en un hogar violento, la violencia llega a ser parte de su vida, y si no hay quien las oriente, que necesitan apoyo psicológico para romper ese círculo vicioso, hacen caso omiso y se enrolan en una relación enfermiza.

Contó, en el último año se dieron tres casos donde las chicas se casaron con su agresor, tanto llegó a ser la dependencia que desarrollaron con su agresor que pensaron de forma errónea que sin ellos no valían nada. Les es difícil romper el círculo vicioso.

Incluso, hasta las chicas universitarias también son víctimas de la violencia, es errónea la idea de que mientras más preparación académica menos sufren por esta causa, la realidad es que en todas las clases sociales se da, pero en los más “preparados” y con estatus callan.

Cuando dos personas enfermas se juntan no pueden dejarse, de forma inconsciente se acoplan, porque vienen del mismo estilo de vida, ahí está el origen de los feminicidios, porque uno agrede, la otra se deja.

La violencia se da mucho en secundaria y bachillerato, puede ser emocional, psicológica, económica y hasta sexual, hay algunas adolescentes que piden ayuda a alguna asociación o institución, pero no van acompañadas de sus mamás, sino de una amiga, porque de ninguna manera quieren que sus padres se enteren, mucho menos denuncian.

Desafortunadamente, por no haber una persona adulta que respalde a la joven ésta abandona la ayuda que buscó, cayendo nuevamente en el círculo vicioso de la violencia, y ese será su modo de vivir y lo buscará de forma inconsciente.

Es importante que los papás conozcan al novio de su hija, lo investiguen, de qué familia, cómo es de carácter, porque si a la chica le da una cara y en casa es agresivo, seguro que en el futuro cambiará y ahí se prende un “foco rojo”.

Para salir de este círculo vicioso, la joven tiene que reconocer que está enferma psicológicamente por depender de alguien y debe recibir tratamiento profesional de un psicólogo o psiquiatra.

En las escuelas, los maestros deben hablar abiertamente de la violencia y sus consecuencias, porque es la mejor forma de informar y el mensaje llegue a los jóvenes. Es un trabajo conjunto en la sociedad.

EN MÉXICO, EN 7 DE CADA 10 PAREJAS HAY VIOLENCIA

De acuerdo al Instituto Mexicano de la Juventud, en siete de cada 10 parejas se da la violencia física y verbal, derivado de los patrones que vivieron y aprendieron en sus hogares.

México ocupa el décimo cuarto lugar a nivel internacional en agresión a las mujeres, lo que significa que nueve de cada 10 mexicanas de entre 12 y 19 años de edad son agredidas durante sus noviazgos, y sólo cinco están conscientes de que tienen un problema.

A nivel internacional, el promedio de violencia en el noviazgo alcanza el 30 % de las parejas, por lo que la medición de 76 % validada por la Organización Mundial de la Salud, sitúa a México ante un problema social grave y complejo.

PATRONES DE CONDUCTA SE PUEDEN REVERTIR CON TRATAMIENTO PROFESIONAL

Javier García García, director del hospital psiquiátrico “Doctor Víctor Manuel Concha”, explicó que cuando los jóvenes caen en la violencia, es porque repiten los patrones de conducta que ven en sus padres, y si no reciben tratamiento profesional, lo transmitirán inconscientemente a sus hijos. 

Está demostrado que cuando hay confianza entre padres e hijos, juntos resuelven los problemas, es más difícil que los hijos caigan o repitan patrones de conducta.

Para que el tratamiento funcione la persona tiene que aceptar que está enferma emocionalmente y con mucha fuerza de voluntad puede salir del problema. 

Para los cordobeses recordar a La Negra Moya, conlleva hablar de su amado hijo El Chumo y por supuesto, de “El Príncipe de la Canción” como se le conoció a José José, aunque para éste último la vida en Córdoba es algo ya olvidado en su vida, pese a que fue aquí donde logró parte de su consagración rumbo al estrellato musical.

Eufrosina Sarmiento Magdaleno, alias “La Negra Moya” nació a inicios del siglo XX, allá por el año 1905. Fue una mujer delgada, alta y morena de rasgos negroides, de ahí su mote. Ella tras muchos años de trabajo en un beneficio de café logró fundar junto con otras mujeres, que se dedicaban al arduo trabajo de selección del café, el primer sindicato de mujeres desmanchadoras.

En una sociedad conservadora, donde predominaba el liderazgo del hombre en el mundo empresarial y sindical, La Negra Moya, apellido que tomó prestado del segundo marido de su madre, llegó a ser la lideresa del poderoso sindicato de Obreras Escogedoras de Café de Córdoba entre los años 1930 y 1960.

Extrañamente no han sido historiadores o narradores cordobeses quienes le han honrado con una investigación seria de su vida de la que poco se conoció. Unos dirán que se dedicaba a la brujería o que era yerbera mientras que otros la señalaron por su alcoholismo y problemas mentales que la llevó a terminar su azarosa vida en el hospital psiquiátrico de Orizaba donde murió a la edad de 71 años.

Es precisamente Heather Fowler Salamini quien mejor narra un poco de la vida de esta mujer que es parte ya de la historia de Córdoba.

La escritora, nacida en Nueva York, profesora emérita de la Universidad de Bradley, Illinois es maestra de Historia Moderna por la Universidad de Toronto, Canadá y doctora en Historia de América Latina. Ella fue quien mejor le hizo justicia a la mujer luchadora desde sus raíces. La investigadora recibió en 2010, la Medalla al Mérito Universidad Veracruzana al lado de Luis Villoro Toranzo y Ricardo Corzo, por sus contribuciones a las humanidades.

En su investigación, Fowler, equipara a Eufrosina Sarmiento, (La Negra Moya) a otra mujer cordobesa que también se convirtió en una leyenda: La Mulata de Córdoba.

Menciona que “así como la Mulata de Córdoba” transgredió todas las normas de su tiempo a través de la magia, la Negra Moya desafió las reglas raciales y de género de la clasista sociedad cordobesa casándose con un miembro de la mejor sociedad del lugar”.

De suma importancia es su sentencia al decir que la Negra Moya fue “una extraordinaria mujer que se empoderó también por su pasión por las artes y lejos de usar el poder sobre las trabajadoras, lo usó para luchar por justicia social”.

La Negra Moya vivió en la avenida 7, entre calles 9 y 11. Ahí sigue el menor de sus 5 hijos de nombre José Antonio Bermúdez Sarmiento de 62 años de edad.

Entrevistado por Sucesos de Veracruz dirá que su madre murió hace 36 años y su hermano, Raúl Ortiz Sarmiento, alias “El Chumo” tendrá cerca de 46 años de fallecido.

Narra lo que recuerda:

“Mi madre laboró en el beneficio de café que se ubicó en la esquina de la avenida 7 y calle 11, como desmanchadora cuya labor era seleccionar el café para que no llevara mancha. Entraba a las 8 de la mañana y salía a la 1 de la tarde. Una de las máquinas aún se encuentra en la parte de arriba de la biblioteca municipal”.

“Era una máquina que consistía en una cinta o banda a la que caía el café y el cual se iba escogiendo. A mí me tocó ayudar a mi mamá junto con mis hermanos. Mi hermana también fue desmanchadora”.

Narra orgulloso que su madre, La Negra Moya fue la oradora de un acto que presidió Adolfo López Mateos, quien fuera presidente de la República Mexicana. “Le dijo sin necesidad de ningún papel escrito todo lo que se le vino a la memoria, porque ningún de sus compañeras quiso pasar a decirle algo al Presidente de la República que visitó Córdoba”.

“Mi madre fue secretaria general del sindicato del beneficio de café varias veces. También fueron lideresas Sofía Castro e Inés Reyes de las que me acuerdo”.

“Ellas tenían su sindicato independiente en la esquina de la avenida 3 y calle 11, frente a donde están actualmente las oficinas del SAT”.

Recuerda con tristeza: “Por la venta del edificio del sindicato a mi madre le tocaba una parte y nunca le dieron nada. Hubo una persona que le hizo mucho mal a mi mamá. Mi mamá a raíz de ello se extravió de su mente. Cuando estaba Guillermo García Rivera, como presidente municipal’ de Córdoba mi mamá andaba en las calles y la metieron a la cárcel para que no se dañara o causara daños. Mi hermano me mandaba a cuidarla cuando la veía deambulando por la ciudad y cuando hacía algo mal le hablaba a mi hermano Chumo quien se la llevaba en un taxi”.

¿Cuándo hablas de mal te refieres a que personas utilizaron eso para sacar a tu mamá del sindicato?, se le inquiere.

“Efectivamente pero permíteme omitir los nombres de las personas que le causaron tanto daño, porque aunque lo viví es difícil todo esto. A mi mamá se la llevaron al hospital psiquiátrico de Orizaba. Le llevaba todos los días su comida. Estoy tranquilo porque a la persona que le causó tanto daño se le revirtió todo y le fue peor”.

 “Entonces omito nombres. A quien lea esto les pido que traten de no hacer el mal, que se comporten como buenos seres humanos, que nos ayudemos unos a otros porque en esta vida cada quien va a pagar lo que hace. Entonces te puedo decir que ésta señora pagó y le fue muy mal”.

¿Cuáles fueron los motivos?:

“El hecho de ser la líder y por otro lado la ambición desmedida por el dinero fueron las causas que provocaron el daño a mi madre, porque querían quedarse con la mayor parte del dinero del sindicato”.

A pregunta expresa refiere que el comité sindical estuvo conformado más o menos por 5 mujeres que lideraban a un promedio de 160 trabajadoras integradas al sindicato.

Bermúdez Sarmiento reitera que el beneficio de café al cual pertenecieron las desmanchadoras se ubicó en el edifico de la avenida 7 y calle 11, en contra esquina del actual mercado La Garza y el sindicato estuvo en la avenida 3 y calle 11, frente a donde se encuentran las actuales oficinas del SAT.

Menciona que la producción cafetalera de otros países y su calidad provocaron que fueran cerrando beneficios particulares del aromático grano que se dedicaban a la exportación y que contrataban mano de obra femenil para la selección del grano y eliminar el desmanchado que iría sólo para consumo nacional o en mezclas. Entre los beneficios que cerró fue el que menciona constituyendo con ello la desaparición del sindicato que fundó y encabezó Eufrosina Sarmiento Magdaleno.

 EL CHUMO Y JOSÉ JOSÉ 

 ¿Recuerdas en qué momento incursionó tu hermano Raúl Ortiz Sarmiento “El Chumo” en la música y cómo conoció a José José? se le inquiere:

“Mi hermano cuando andaba en el corte empezó tocando la guitarra, hacía sus actuaciones en los sindicatos, a los 17 años tomó la decisión de irse y se fue a trabajar primero a Mexicali, Baja California; en el grupo que andaba le empezaron a llamar la atención las percusiones, batería, tarolas, congas, timbales, que anteriormente eran cueros y no ahora que son plásticos, le empezó a gustar eso e incluso él trabajó en el Circo Unión tocando la batería, de ahí volvió a la música, estuvo en México y se relacionó con músicos, con artistas de la talla de Marco Antonio Muñiz, Alejandro Algara, Manolo Muñoz, Víctor Iturbe “El Pirulí”, Carmela y Rafael e infinidad de artistas de aquella época, incluso la mayoría de ellos vinieron a Córdoba porque él los trajo al parque, convivió con Chino Morán, otro artista; también conoció allá en México a su compadre Rudy Ríos Macedo, el que tocaba el bajo con Marco Antonio Muñiz y aparte él y otro señor que tenía un centro nocturno allá en México, el señor Rudy Ríos y el señor Oviedo, no recuerdo su nombre, entre ellos dos reabrieron La Mansión, porque La Mansión la abrió Polo, se llama Germán Polo que ahora vive en Peñuela”.

“Germán Polo y su papá fueron los primeros que abrieron La Mansión y ahora tiene un salón que así se llama precisamente en Peñuela. Ellos trajeron muchos artistas”.

- ¿Y Rudy Ríos, ¿en qué momento surge?

Surge cuando se empezó a llevar con mi hermano, incluso fueron compadres, Rudy es padrino de Raúl mi sobrino, hijo de mi hermano “Chumo”, ahí empezaron la amistad, venía cada 15 días y después reabrieron un restaurante bar, centro nocturno denominado La Mansión, que precisamente se ubicó donde está la Volkswagen, junto a El Rosario, más o menos en esa temporada también abrieron el restaurante Melka; y ahí empezaron, fue cuando José José empezó a venir, ya mi hermano lo conocía, y él venía como una persona común y corriente y como cantante.

-¿José José nunca vivió en Córdoba?

“No, estuvo en Córdoba, por lapsos, pero vivir aquí no; él venía por dos o tres meses a convivir con mi hermano se quedaba aquí en la casa; a veces con Alfredo Layún, el dueño del hotel Iberia que en paz descanse también, pues como aquí era muy conocido entre Alfredo Layún, mi hermano “Chumo” y Homero Martínez, hacían el convivio, entre ellos”.

-En Córdoba, todo mundo relaciona a José José con “Chumo”, se le recalca y responde a la pregunta:

“Efectivamente, “Chumo” fue el primer representante de José José antes del festival OTI, donde participó con La Nave del Olvido, fueron cosas que a mí me tocaron”.

Narrará anécdotas que vivió en su niñez al lado de los dos grandes amigos y músicos:

“A mí me mandaban en un ADO, desde la terminal de la avenida 3 y calle 4, con unas cajas de cartón llenas de gardenias, café y jamón envinado. Salía de aquí a las 5 de la mañana para llegar a México a las 10, ellos me esperaban en Buena Vista donde anteriormente estaba la terminal del ADO con esas cajas”

“Las echábamos al coche, mi hermano y José José iban a las radiodifusoras y hablaban con los gerentes y con los encargados de la cabina, entonces mi hermano le ofrecía al gerente una bolsa de café, unas gardenias y parte del jamón”.

En sus recuerdos manifiesta que fueron precisamente productos típicos de Córdoba los utilizados para la labor de promoción de quien posteriormente fuera el mejor cantante de música romántica mexicana, José José.

“Efectivamente, así se empezó la labor de la promoción, bueno antes de que empezara José su ascenso.  Lo apadrinaron aquí en el restaurante Melka, que posteriormente se llamó El Fontana; lo apadrinó Armando Manzanero;  luego se fueron José José y mi hermano a grabar Sólo una mujer y La Nave del Olvido, hasta que mi hermano murió”.

Recuerda con dolor cuando su hermano tuvo el  accidente en el que perdió la vida:

“Venía de México a la coronación de Marisela Villanueva, que fue reina de Córdoba, iba a ser el evento ahí donde era el cine Isabel, frente al parque 21 de Mayo, el grupo de mi hermano se llamaba el Tabarú y venía a tocar;  el Tabarú estaba integrado por  “Chumo” y Jesús Muñoz, entre otros, tocaba la guitarra con mi hermano, también ya falleció. Fue ahí cuando me dieron la noticia en la avenida 2, donde estuvo el restaurante de Melka, luego que dejó su domicilio en Dos Caminos.

“En la avenida 2, estaba comiendo con Alejandro Algara y otros que venían a la coronación de la reina, yo tenía como 16 años más o menos, y mi hermano Raúl tenía como 36 años más o menos.

Ofrece detalles del accidente:

“Mi hermano venía de copiloto, porque él tenía un Volkswagen pintado de rosa mexicano y como venía un poco intoxicado con el alcohol pasó a Buena Vista y preguntó que si ya se habían venido para Córdoba y entonces se encontró a un muchacho, -así me platicaron-, antes de salir le preguntó si sabía manejar y el muchacho le dijo que sí, entonces de México a las Cumbres de Acultzingo todavía venía bien, y dicen que el joven quiso rebasar un camión de volteo, casi lo estaba rebasando cuando la defensa delantera del VW de mi hermano se atoró y se jaló, fue cuando cayó el Volkswagen, se abrió la puerta y mi hermano Raúl tuvo dos heridas en la cabeza, y falleció”.

-¿Muchos han creído que José José era cordobés, y que se niega decir que es de Córdoba?

“No, José es de México, del DF, de la colonia Clavijero, yo fui a su casa y en esa ocasión estaba con su mamá y su hermano Gonzalo, ahí vivía, él nos platicó que su papá, que se llamaba José también era barítono y su mamá soprano.

-Una pregunta, ¿“Chumo” llegó a tener composiciones musicales, tuvo canciones propias?

“No, él tocaba canciones o melodías que ya habían compuesto, pero nunca fue compositor”.

Narrará recuerdos del “Príncipe de la Canción”:

“José empezó cantando y anduvo en la farándula en México, trabajaban en un bar, era restaurante, donde tocaban tres, el grupo se llamaba los Tec, son las iniciales de los 3 músicos que eran batería, piano y bajo, y José cantaba, ahí fue donde mi hermano lo conoció”.

“Después comenzaron a venir a Córdoba”.

-¿Recuerda en qué año?:

“Pues échale tú, si fue el festival OTI en 1970 ponle unos 4 ó 5 años atrás”.

-¿Hasta dónde tu mamá influyó en la carrera musical de “Chumo” con las relaciones que tu mamá tenía como lideresa?:

“No, mi hermano se labró su propio camino como músico porque el papá de mi hermano era músico, era baterista, lo que es “Chumo”, Delia, Salomón son hijos de otro papá, Eduardo y José Antonio, servidor, hijos de otro papá, todos de Eufrosina Sarmiento Magdaleno, “La Negra Moya”, en paz descanse, por eso es que me imagino que traía la vocación de la música”.

-¿Has vuelto a ver a José José?

“La verdad, la última vez que vi a José fue cuando vino a Orizaba, a La Concordia, que venía con Marco Antonio Muñiz, Di Blasio, y Armando Manzanero”.

-¿Volviste a hablar con él?

Claro, yo conviví con él.

-¿Te saludó, te recordó bien?

“La actitud de José hacia mí, o hacia muchas personas fue la de una persona normal, lógico que cuando estuvo en su apogeo, cuando lo seguía mucha gente pues trataba de escapar, cuando se pudiera, pero él cuando convive con las personas que se lleva bien e incluso músicos, artistas, es otra cosa diferente, me entiendes, uno que convivió con él pues lógico que es muy diferente”.

-¿Pudiste hablar con él? Se le insiste:

Sí, yo estaba parado en la puerta, por donde entran los vehículos en La Concordia y pues iba pasando la camioneta y que le dice a la persona que traía el vehículo que se detuviera y que me dice qué pasó, y que le digo vengo a verlos a ustedes, pásale dice, vente, y ya que le dice al de la puerta deja pasar por favor a mi hermano, mi hermano “Picheco”, porque mucha gente aquí en Córdoba me conoce por “Picheco”, y la última vez que tuve una conversación con él fue hace como 4 meses que le hablé por teléfono; días antes le estuve llamando y él me llamó, aquí en tu humilde casa donde estamos ahorita, estuvimos platicando, le pregunté por su hermano Gonzalo, y me dijo que tenía 3 años que falleció; platicamos como media hora; no he vuelto a llamarle pero él conmigo es muy accesible”

Remata:

“Nada más comunicarle a las personas que tienen otras ideas, que si quieren recordar algo de la señora Eufrosina Sarmiento “La Negra Moya”, o de Raúl Ortiz Sarmiento, “El Chumo”, relacionado con José o la vida de “Chumo” si llevan gusto aquí estoy para servirles”.

Córdoba, Ver.- Fue tan grande la adicción de dos adolescentes al teléfono celular que cuando sus padres se los quitaron al percatarse del daño que se hacían no lo soportaron y se suicidaron, mientras otra adolescente se quedó en el intento.

Y no es ninguna novela, es la realidad por más cruda que parezca porque cuando  la tecnología  se convierte en adicción es como una droga, basta con ver en las calles cuántas personas caminan y le ponen más atención a su teléfono que lo que ocurre a su alrededor, aunque pongan en riesgo su integridad física, o en la familia aunque todos estén reunidos cada quien se “aísla” para atender a sus contactos.

En los últimos dos meses en la zona de Córdoba ocurrieron hechos que estremecieron a la población cuando se enteró a través de los medios de comunicación, fueron sentimientos encontrados: de incredulidad, coraje, hasta risa por ver cómo adolescentes con la vida por delante truncaron su existencia por un pensamiento equivocado.

El 17 de agosto una quinceañera intentó tirarse de un puente con la intención de suicidarse porque su mamá le quitó el celular. Y es que por su adicción a las redes sociales la jovencita dejaba de hacer todo, incluyendo las tareas, lo que molestó a la señora. Afortunadamente los grupos de auxilio llegaron y la rescataron, aunque la trasladaron a un hospital para su atención médica. Este hecho ocurrió en el barrio de San Miguel en Córdoba.

Situación similar se suscitó el 16 de agosto en Paso del Macho, cuando un adolescente de 14 años se ahorcó al no soportar que su madre le quitara su celular, al que según sU familia se hizo adicto.

Un tercer caso ocurrió el 12 de septiembre cuando una menor de 12 años sostuvo una discusión con sus padres por el teléfono móvil, lo que provocó que se encerrara en su cuarto y se suicidó. Esto, en la Luz Francisco I. Madero.

Cómo se percatarán los lectores las edades de los adolescentes oscilan entre los 12 a 16 años de edad, cuando se supone no hay problemas para estos chicos, por una adicción todo se les complica.

TELEFONOS MÓVILES, LOS MEJORES DISTRACTORES PARA LOS ACCIDENTES VIALES

La globalización trajo consigo la modernidad y con ello una serie de aparatos de comunicación que vinieron a sustituir a los medios tradicionales como el teléfono fijo, el correo y el telégrafo.

Ahora nadie se imagina su vida sin Internet, redes sociales y sistemas de mensajería con los que cuentan los aparatos tecnológicos, cada vez más sofisticados y al alcance de todos, y aunque algunos no son tan económicos, las facilidades de pago y planes que ofrecen las empresas hacen de este medio un mundo tan competitivo, como si se tratara de oro molido el que ofrecen a sus usuarios.

El celular, la tablet, nextel y computadora, ahora todo trabajo gira en torno a ellos porque hacen la vida más fácil, y cuando son bien utilizados los resultados son positivos, desafortunadamente mucha gente cae en la adicción a la tecnología, principalmente los jóvenes.

Jorge García Pérez, director de la Cruz Roja Mexicana, delegación Córdoba, informó que un caso mensual es atendido en el servicio de urgencia de jóvenes que amenazan suicidarse e ingieren pastillas para “espantar” a sus padres, afortunadamente los casos sólo quedan en el intento y no pasan a mayores.

En la adolescencia los chicos son muy explosivos y si no se hacen las cosas como quieren hacen su berrinche, y tampoco son tontos, por eso sólo amenazan a sus padres de que se suicidarán y toman pastillas que saben no les harán daño, pero no intentan nada agresivo como cortarse las venas o aventarse de las alturas.

La adicción a la tecnología es preocupante, basta con ver cómo los jóvenes van por las calles y no ponen atención a su entorno, ya sea cuando manejan o van como transeúnte, en ambos casos incrementan los factores de riesgo para que ocurra un accidente.

Precisamente por ir distraído por las calles, con la música a todo volumen y llevar los audífonos, ir manejando y hablando por teléfono móvil o mensajeando, o caminar haciendo estas actividades ocurren accidentes viales, en promedio de dos a tres por mes, afortunadamente ninguno mortal.

Peor aún han ocurrido casos de motociclistas accidentados porque mientras conducían hablaban por teléfono móvil o mensajeaban, y controlaban el manubrio con las rodillas.

Los accidentados atendidos por ir distraídos con el celular y la música han sufrido de esguince cervical grado tres, descalabrados, y fracturas, afortunadamente las cosas no han pasado a mayores.

García Pérez comentó que el Reglamento de Tránsito debería aplicarse realmente y prohibir el uso de teléfonos móviles cuando manejan vehículo porque sería la mejor forma de disminuir los accidentes viales.

CON NUEVA LEY DE TRÁNSITO SE ESPERA FRENAR A CONDUCTORES QUE MANEJAN MIENTRAS HABLAN POR MOVIL

En Veracruz, con la propuesta de la nueva Ley de Tránsito, se tiene la esperanza de incidir y frenar que conductores manejen mientras hablan por teléfono móvil, ya que este mal hábito se ubica entre las primeras causas de accidentes, informó Miguel Hamilton Gómez, subdirector de Fomento y Cultura Vial de Transito del Estado.

Hasta el momento no existe un reglamento que prohíba a las personas conducir y hablar al mismo tiempo, y es urgente, ya que por esa causa ocurren muchos accidentes, la mayoría de ellos fatales.

LA ADICCIÓN AL CELULAR ES “SINDROME SE SUPRESIÓN”

Javier García García, director del hospital psiquiátrico “Doctor Víctor Manuel Concha”, explicó que la adicción a los celulares es conocido como “síndrome de supresión” porque si no los tienen sufren de ansiedad y angustia.

La adicción a la tecnología es tal que llegan a depender de ella, incluso, muchas personas plasman en las redes sociales sus sentimientos y fotografías en los llamados “selfies”, ya sean cosas buenas o malas, por esa dependencia que desarrollan.

García García describió como “terrible” esa adicción, y son los padres de familia los que la provocaron en sus hijos, sobre todo cuando estos son niños o adolescentes, porque es cuando más atención necesita y no se las dan por darle prioridad al trabajo u otras actividades.

Hay casos cuando la familia está reunida pero a la vez separada por la tecnología y la comunicación se pierde, porque cada quien está metido en su mundo cibernético, y se pierden de la realidad.

La tecnología cuando es bien utilizada y de forma moderada claro que es buena, porque de ella depende el avance del ser humano, pero todo debe ser con medida, porque en exceso causa adicción.

Así que es necesario rescatar los patrones familiares, los roles antiguos, ser familia otra vez, y los papás son quienes deben poner el ejemplo, y también pedir de forma sutil a los hijos “recortar” esa adicción, porque se puede lograr.

Con la ayuda de terapias indicadas por profesionales se puede lograr se recuperen de su adicción, pero sobre todo los papás deben dedicarles tiempo de calidad y platicar y hacerlos sentir que son parte importante de sus vidas.

 

 La réplica original en el Archivo de la Nación

• Es el acta de nacimiento de la Independencia de México

Córdoba, Ver.- Durante varios años el documento conocido como “Los Tratados de Córdoba” han sido causa de polémica, desde el reconocimiento de la fecha en que se firmaron como festejo nacional hasta el rechazo de legisladores como tal debido a que no se han presentado los argumentos válidos para ello, esto debido a la falta de preparación de quienes han presentado la iniciativa, aunque para los historiadores, Córdoba es cuna de la Independencia de México, aunque el rey de España no aceptó el documento que como tal sí existía.

---------------------- LA HISTORIA ----------------------

Tras once años de lucha, en 1821 los diferentes actores de la sociedad mexicana se encontraban en una situación política, social y económica de desunión y divergencia de intereses. El ejército insurgente se encontraba dividido y diezmado, siendo el reconocimiento de Guerrero al plan de Iguala que suscribió Iturbide, y a éste como Jefe del Ejército Trigarante en febrero de 1821, lo que permitió que insurgentes y realistas dedicaran conjuntamente esfuerzos para independizar a la Nueva España.

Advirtiendo que la lucha podría continuar por varios años más, Agustín de Iturbide optó por llevar a ambos bandos a una reconciliación.

Con el nombre Tratados de Córdoba se denominó al documento firmado el 24 de agosto de 1821 en esta ciudad, , entre Juan O´Donojú y Agustín de Iturbide, máxima autoridad del Ejército Trigarante. Los Tratados de Córdoba tienen su antecedente en el Plan de Iguala elaborado el 24 de febrero de 1821 por Iturbide y con la aprobación de Vicente Guerrero.

Los jefes españoles no aceptaron lo contenido en los Tratados de Córdoba, desconociendo la autoridad de Juan O'Donojú y ocupando militarmente las plazas de México y Veracruz.

Es importante destacar que el rey Fernando VII no reconoció los Tratados de Córdoba hasta 1836.

En los Tratados de Córdoba se desprende el reconocimiento de la Nueva España como el Imperio Mexicano, políticamente independiente. Aún así ,la estructura del Imperio estaría conformada por la corona en posesión de

Fernando VII y/o sus descendientes, un Ejército Imperial fundamentado en las tres garantías inscriptas en el Plan Iguala (religión católica, independencia y unidad), asumiendo su gobierno como monárquico constitucional moderado separando el poder ejecutivo del legislativo.

En la mañana del 14 de septiembre de ese mismo año, Juan O’Donojú reconocía la autoridad de Agustín de Iturbide.

El 27 de septiembre de 1821 el Ejército Trigarante encabezado por Agustín de Iturbide, entró en la Ciudad de México y al día siguiente fue declarada formalmente instalada la Junta Gubernativa, acto seguido, los integrantes se dirigieron a la Catedral para jurar el Plan de Iguala y los Tratados de Córdoba.

Después del juramento, Agustín de Iturbide fue elegido como presidente de la Junta para más tarde llevar a cabo la firma del Acta de Independencia del Imperio Mexicano, consumándose la independencia .El día 21 de julio de 1822 se establece el Primer Imperio Mexicano con la coronación de Agustín de Iturbide como emperador.

Los Tratados de Córdoba fueron los primeros acuerdos que llevarían a México a la consecución de su independencia.

Rechazaron en el 2008 la propuesta de instaurar como fecha histórica el 24 de Agosto

Cabe recordar que en el 2008, la Cámara de Senadores desechó una minuta impulsada por legisladores del Partido Acción Nacional, que pretendían instaurar como fecha histórica el 24 de agosto, día en que se firmaron, en 1821, los Tratados de Córdoba, por los que se estableció en México una monarquía constitucional moderada, a cargo de un príncipe de la casa real española.

En este entonces, los perredistas Pablo Gómez y Ricardo Monreal advirtieron que aprobar esa reforma a la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional era desconocer e incluso falsear la historia, y pusieron en aprietos al panista Juan Bueno Torio, a quien desmintieron todos sus argumentos.

Gómez advirtió que más allá de ser de izquierda o de derecha, México es un país republicano desde 1823 y “no es para andar haciendo homenajes a ideas monárquicas”.

Bueno Torio fue el único panista que argumentó en favor de la minuta, como senador veracruzano, “orgullosamente originario de Córdoba”, sostuvo que recordar esos tratados “es reconocer el acuerdo que permitió que pacíficamente se diera la independencia de México”.

Mediante los Tratados de Córdoba, agregó, “se sofocó la resistencia de las autoridades realistas de la ciudad de México, permitiendo la pacífica y concertada entrega del mando por parte de Juan O’Donojú a las autoridades nacionales, dando paso a la entrada triunfal del Ejército Trigarante el 27 de septiembre de 1821”, aseguró Bueno Torio.

Antes de la intervención del panista, Monreal aludió a la necesidad de que los senadores no olvidaran la historia, pero el senador Pablo Gómez fue más allá y echó abajo cada uno de los argumentos de Bueno Torio.

Explicó que España nunca reconoció los Tratados de Córdoba ni dio facultades plenipotencias al virrey O’Donojú para firmarlos, además de que Agustín de Iturbide nunca fue comandante del ejército insurgente.

Acerca de la afirmación del panista de que O’Donojú entregó el mando de las tropas a los mexicanos, Gómez respondió: “¡Ay don Juan, cómo va a entregar el mando de unas tropas que no tenía”, y demostró el desconocimiento sobre historia del panista, quien se hundió en su escaño.

La minuta fue rechazada con 57 votos en contra y 22 abstenciones; 14

En 1822 también fue rechazada

De acuerdo a los documentos históricos del Archivo Municipal, en sesión de la diputación mexicana, el 17 de enero de 1822, luego que es negada la solicitud que el dictamen de la comisión fuera votado por partes, éste es aprobado en los términos propuestos por la Comisión de Asuntos de Ultramar, con lo que las Cortes rechazan definitivamente los Tratados de Córdoba.

Tratados de Córdoba; acta de nacimiento de la Independencia de México: De la Mora

"Los Tratados de Córdoba son el acta de nacimiento de la Independencia de México, pero también un documento que nos bautizó como mexicanos, y eso no nos lo puede quitar nadie", expuso el doctor Rafael de la Mora, cronista e historiador de Córdoba.

Destacó que dicho documento aquí se hizo  y se aceptó por el representante del Rey; que posteriormente se diga que el Rey de España no lo aceptó, es muy diferente, “pero cabe mencionar que dicho tratado ya existía".

Asimismo, dijo, "debemos recordar que los Tratados de Córdoba fueron una estrategia de Don Agustín de Iturbide, pues no se trata de otra cosa, sino del mismo Plan de Iguala al cual se le modificaron uno de sus artículos: El artículo tercero, en el cual se señala que si el trono no fuera aceptado por el Rey de España, la corte del país nombraría al que le correspondiera el título de Rey o de Emperador".

Refirió que la idea de formar una monarquía siempre estuvo presente y no se conocía otra alternativa, por lo cual se dio la dominación española, que duró 300 años en la nueva España.

La incongruencia de la conmemoración de los hechos históricos en México, no se da sólo con los Tratados de Córdoba, sino también con el Grito de Independencia que se realizó el 15 de septiembre para halagar a Don Porfirio Díaz, ya que era su cumpleaños. Entonces, se decide hacer la festividad del tradicional "Grito" en ese día, cuando en realidad la consumación fue la madrugada del 16 de septiembre.

Réplica original de Los Tratados de Córdoba en el Archivo de la Nación

De acuerdo a historiadores, en el Archivo de la Nación hay una réplica original, porque Iturbide hizo en la imprenta real varias copias idénticas e incluso rescató una firma de Juan O'Donojú que murió 11 días después de la libertad de México.

Entre las copias originales, una fue enviada en España para que Fernando Séptimo le diera el visto bueno y otro se perdió en nuestra historia de políticos.

Edificio de El Zevallos lugar donde se firmó el documento.

Lleno de historia, el edificio del Zevallos es muy importante para la historia de Córdoba, pues ahí fue donde se firmó el documento, aunque no se sabe en cual de los salones, hay una placa alusiva a este hecho histórico. 

Debe seguir pugnándose por que sea elevada a fecha histórica 

De acuerdo a Rafael de la Mora, es necesario que se siga buscando que se instaure la fecha como conmemoración nacional, ya  se logró que sea estatal y ese día la bandera se ubique a toda asta. 

Sin embargo, también explicó que es necesario que los políticos se respalden en propuestas realizadas por historiadores, pues muchas veces los mismos políticos no pueden fundamentar por desconocimiento de los hechos como paso con Juan Bueno Torio. 

Y es recordó que lamentablemente, sólo el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán le dio importancia a Córdoba en esta fecha, actualmente a pesar de tener un mandatario estatal cordobés, no  hay interés de que se conmemore el 24 de agosto como fecha histórica al ser el pre ambulo de la Independencia de México. 

Las Pitayitas, se fundó aproximadamente en el siglo XVIII, al igual que los barrios de San Miguel, San Antonio, San Sebastián, por mencionar algunos.

Según consta en documentos del Archivo Municipal, su importancia fue plasmada en la revista Crónicas de Córdoba, editada por el Consejo de la Crónica autorizado por el H. Ayuntamiento de Córdoba de donde se tomaron algunos datos.

UN POCO HISTORIA

El barrio Las Pitayitas es muy antiguo; la historiadora L. Zevallos señala: "la conformación y crecimiento de los barrios cordobeses estuvo muy ligado en principio, a la estancia de los templos católicos. Para el siglo XVIII, cada uno de los que conformaba la Villa de Córdoba, contaba con una capilla o parroquia, alrededor giraba la vida de sus habitantes. A esta época pertenecen: San Miguel, San Antonio, San Juan, San José, San Sebastián y posteriormente Santa María.
La palabra Pitaya es de origen náhuatl para designar el fruto parecido a la tuna, si consideramos que como elemento del paisaje urbano, había en la loma cerca del río San Antonio, vegetación silvestre, podemos decir que la abundancia de plantas de pequeña pitaya le dieron origen al nombre del barrio.
Desgraciadamente, sólo por tradición se conocen los límites que tenía el barrio de Las Pitayitas y que sin duda alguna abarca de la actual calle 4 por la avenida 1, hasta la calle 6, el cuadro en la avenida 4 entre las calles 4 y 6.
Basados en un plano que tenemos, vemos que la avenida 1 llevó el nombre de Calle de Coscomatepec seguramente porque era el camino real a la ciudad denominada con el mismo nombre, la calle 4 se denominó Calle del Palotal, quizás porque ahí se doblaba para llegar al punto denominado con ese nombre y actual congregación de Córdoba; la calle 6 se denominó Calle de la Comadre, en ese cuadro, la actual avenida 2 se denominó Calles de Santo Toribio y finalmente en el mismo cuadro, la avenida cuatro se denomino Calle de Santa Polonia
Es decir, el barrio Las Pitayitas se encontraba en toda la ribera del río San Antonio, pero enclavado en la ladera de la Loma de Huilango, al norte del Centro Histórico de Córdoba.
Cerca del barrio Las Pitayitas existían las balsas o pozas del Cacao, del Molino o de la Curva, así como la Piedra Grande, donde todos los vecinos acostumbraban bañarse o ir a nadar. También eran lugares de esparcimiento para los habitantes de Córdoba, porque esos lugares eran escogidos para realizar días de campo entre las familias avecindadas y entre los amigos.

ÉPOCA COLONIAL

La importancia que adquiere el barrio es, sin duda, durante la época colonial, debido a que la suministración de agua era poca y los barrios carecían de este vital líquido. Debido a que el agua que se consumía en la Villa de Córdoba era traída por gravedad desde el manantial de Chocamán hasta el barrio de Los Leones, donde había una fuente y de ahí se canalizaban hasta la fuente principal que había en El Portal de Zevallos y el parque, el padre Pedro Domínguez solicitó, como encargado del Hospital de San Hipólito Mártir, que le fuera otorgado uno de los caños de agua que salían de la fuente del barrio de Los Leones y que se derramaba para utilizarla en el hospital.
El agua del caño que venía por la avenida uno corría por la calle cuatro y se derramaba al río de San Antonio provocando un verdadero lodazal.

LAS PITAYITAS Y EL HUATUSQUITO

A raíz de la construcción del tren ramal "El Mexicano", denominada "El Huatusquito", se trazó en forma una vía (actualmente es una avenida). Llegando a la Barranquilla de San Antonio fue necesario construir un puente con una estación del mismo tren, a la que se le denominó estación "San Antonio".
El escurrimiento en época de lluvia llegaba hasta la estación, por lo cual, considerando que era de importancia para el usuario llegar al centro por la calle 4, la compañía ferrocarrilera compró la vereda de acceso a la estación y construyó una calle pavimentada.
En recuerdo a los constantes resbalones, la gente tenía que caminar en la antigua vereda húmeda, en la esquina de la calle 4 y avenida seis un negocio llevó el nombre de "El Resbalón", propiedad de la familia Merino, que en realidad era una cantina a la que ocurrían los parroquianos antes de abordar el tren una cuadra más abajo.

LAS PITAYITAS EN 1900

Para esta fecha, el Barrio "Las Pitayitas" ya aparece en un plano comercial de la ciudad de Córdoba, abarcando desde la actual calle 4 hasta la calle 8, entre las avenidas dos y cuatro.
De la calle 4, se llamó entonces, primera de la J. A Limón, hasta la avenida dos.
De la calle 6 a la avenida 2 se tituló como Primera de Allende y de la calle 8 a la avenida 2, Primera de las Palmas. Ocho manzanas componían el entonces barrio: Empezaba una cuadra antes de la iglesia de Nuestra Virgen de Lourdes y, hacia arriba, terminaba una cuadra antes de la calle de El Molino o lo que era la calle Primera de Oriente.

EDIFICIOS ABANDONADOS

Desafortunadamente muchas casas y edificios con fachadas antiguas construidas en cal y canto están abandonadas, sus dueños no les dieron el mantenimiento que se requiere y se han ido deteriorando conforme pasa el tiempo.
Las autoridades municipales se han encargado sólo de pintarlas por la parte externa, pero al interior ya están a punto de venirse abajo, como la casa ubicada en la calle 1 entre avenidas 6 y 4, frente al dispensario de la Inmaculada concepción.
Quienes nacieron en este barrio, aún respetan sus tradiciones, las Posadas navideñas masivas en los callejones, la velada del 12 de diciembre para festejar a la virgen de Guadalupe, la Semana Santa en la iglesia de San Antonio, la misa de gallo el 31 de diciembre en la misma rectoría.
El tiempo pasa y el barrio de Las Pitayitas permanece, aguardando historias, leyendas y un sin fin de recuerdos de cada uno de sus habitantes. Ahora hace falta que sus habitantes cuenten las historias que dieron origen a las familias de ese ilustre barrio.

Córdoba, Ver.- Hablar del barrio de Las Estaciones es recordar mil historias. Historias de hechos delictivos en su mayoría, sangrientos en no pocas ocasiones. Hablar de la gente del barrio de Las Estaciones es mencionar a personas cuya característica siempre fue en ese entonces el mutismo, el silencio para narrar, para testificar o al menos para contar algún suceso visto o presenciado.

“Mi infancia transcurrió en esos barrios, considerados bajos, debido a la ola de violencia y delitos en que transcurría el tiempo”, narra un carterista ya “juibilado” que pide el anonimato al brindar su versión.

Allá por los años setenta, cruzando el famoso puente a desnivel, estructura siempre naranja, que además de servir para transitar de una zona a otra, marcaba el territorio de pandilleros, se podía llegar a un tenebroso callejón, ubicado en la avenida 15, hábitat de ladrones y también de una improvisada escuela para carteristas.

El barrio de la Marquez Hoyos, en una base del puente tenía un astado vacuno y un lema de advertencia: “barrio de Los Cornudos, quien entre se muere”. Ahí, en un callejón ubicado en la avenida 15 entre calles 31 y29, a diario se congregaban un disímbolo grupo de personas. Los había desde niños de 7 u 8 años de edad hasta personas que frisaban en los 70 años. Eran los famosos “baizas” o carteristas y sus discípulos, niños y jóvenes que se entrenaban para poder ejercer el oficio de ladrón.

“Había varios, “El Güero Chillón”, “El Bombero”, “La Pachona”, “El Compadre” y varios niños que hacían todo lo posible por aprender el ancestral arte de robar con las manos, limpiamente, sin violencia, sin sangre”, recalca el entrevistado.

Prosigue:

“A veces se reunían a temprana hora. La finalidad era aprovechar la llegada del tren de pasajeros procedente de Tierra Blanca, la famosa División VCI”.

“Ahí en el callejón se reunían ancianos y jóvenes. Se formaban las parejas o tríos que trabajarían al “patrón”, forma en que se designaba a la víctima que sería desplumada”.

“Tres silbatazos del tren de pasajeros, pidiendo autorización para entrar a la estación del ferrocarril, eran la alerta para todos. Era el momento de correr, unos tras el tren que aún no paraba, para alcanzar cualquier estribo del cual prenderse y así subir a los carros de pasaje”.

“Los que subían tenían la encomienda de ubicar, entre los pasajeros que ya se alistaban a bajar acercándose a las puertas de descenso, a la víctima o persona que se veía o se presumía que traía dinero”.

La acción verdadera del carterista empezaba fuera de la estación del ferrocarril. Ahí alineados uno tras otro, diversos autobuses urbanos esperaban el remolino de gente que era vomitado por las puertas de acceso a los andenes.

Todos corrían, todos querían llegar primero a los autobuses. Todos querían ganar un asiento para poder trasladarse al mercado “Revolución”, objetivo principal de los compradores que a diario llegaban de Tierra Blanca y otros procedentes de la Cuenca del Papaloapan.

Recalca que había muchos riesgos porque había pasajeros que ya iban preparados para defenderse de los carteristas o asaltantes, bien con arma de fuego o arma blanca.

“Apretujados en la puerta de los autobuses, uno de los ladrones procedía a señalar al “patrón”, a los viejos y expertos carteristas”.

“Era una organización muy sui generis. Los gestos, las señas y los marcajes al patrón se hacían con la vista”.

Abunda:

“Entonces entraba en acción el verdadero carterista, con un suéter colgado del antebrazo, o un morralito o un periódico enrollado en forma de tubo se acercaba a la víctima”.

“Ese suéter, morralito o periódico tenía un nombre. Era la famosa “tapiña”, con la cual el “baiza” disimularía la acción de sus manos al entrar en las bolsas de los pantalones.

La mano tapada con un suéter o agarrando un morralito, eran el camuflaje eficaz para la acción”.

“Todos subían al autobús. Víctima, metemano, apoyador y el que empujaba a la víctima sobre el principal ladrón”.

Siempre operaban así.

Y casi siempre les daba resultado. La diferencia entre el surgimiento de la violencia o no, era la eficacia del que metería la mano y sacaría la cartera, reafirma.

“Por eso, desde muy temprano, muchos de ellos utilizaban crema Nivea, aceites y otro tipo de lubricantes. Nunca conocí a un “baiza” profesional que tuviera callos en las manos”, indica.

“Siempre conservábamos las manos muy suaves, muy tersas y además, con la otra mano siempre estaban doblándose los dedos índice y anular, que eran los que entraban en las bolsas. Tuve la oportunidad de ver esos dedos deformados, chuecos, pero ambos en el mismo sentido. De esta forma, la incursión de las falanges en una bolsa, sería rápida, eficaz y nada notoria”.

En sus memorias regresa a la acción en el autobús urbano:

“Apretujados en el autobús, la mayoría de los pasajeros subían las manos para asirse de los tubos adheridos al techo del camión. El autobús emprendía penosamente la trayectoria debido al sobrecupo”.

“Entre empujones a la víctima que era lanzada a la humanidad del “metemano”, siguiendo la inercia de una enfrenada o un nuevo arranque del autobús, las manos se ponían a trabajar. Se escogían a personas que normalmente usaran pantalones holgados. De esos que estuvieron de moda en los años 50 y 60s”.

“Ahí mismo tras sacar la cartera, algunos avezados, sacaban el dinero de ella, tiraban la misma por la ventanilla, contaban y se lo repartían en medio de la gente que no se percataba de nada. Y uno a uno iba descendiendo en diversas esquinas. Muchos de esos profesionales llevaban a niños por dos motivos. Era una forma más de disimular su objetivo y la más importante: enseñarles como se hacían las cosas”.

Trabajo fino, pero de alto riesgo. Era el barrio de Las Estaciones.

Inició como fábrica de puros y cigarros y terminó albergando bodega de fertilizante   

Corrían de dos en dos a paso corto. Pantalón casi siempre color azul marino y camiseta blanca. Manta al hombro o enrollada en la cabeza. Cuerpos sudorosos, atléticos por el esfuerzo máximo de cargar, hora tras hora, día tras día bultos de fertilizante, maíz, sorgo, café, tabaco, forraje o azúcar. Hombres cerrados, poco dados a hablar, pero sí a compartir el lunch, el aguardiente y la yerba maistra, infusión verde, amarga, cura de corajes, resacas y todo tipo de “aires” del mal.

Cuadrillas de cargadores por turno y a destajo. El Arbuckle (posteriormente Inmecafe), Tabaco en Rama, La Forrajera, del Express del ferrocarril, del patio de carga y descarga de Ferronales y por supuesto del Buen Tono edificio antiguo que albergara la empresa Fertilizantes y Productos Agropecuarios (FyPA) y a Fletera del Sur, fueron sus segundos hogares.

El reloj del vetusto edificio del Buen Tono era quien regía la actividad económica del populoso barrio de Las Estaciones.

Cada hora lanzaba al aire campanadas que marcaban el tiempo exacto. Con sonidos un poco más agudos, los cuartos, medias y tres cuartos de hora hasta que la manecilla llegaba a los 60 minutos. Ahí emitía 4 sonidos agudos, correspondientes a cuatro cuartos y volvía a emitir con igual número de sonidos más graves, el número de horas que correspondía.

Las 4 de la mañana era el inicio de la actividad. El preludio para que cientos de personas salieran a la calle a laborar en distintos quehaceres, ya sea relacionados con los trenes de pasajeros, el comercio ahí establecido o en las distintas empresas antes mencionadas.

Ser cargador por turno o a destajo representaba una forma de vida porque el salario era bueno siempre y cuando no se dilapidara en alcohol, problema que enfrentaban la mayoría de estibadores. Ubicado entre las avenidas 11 y 13, entre las calles 33 y 35, el edificio El Buen Tono, ocupa hasta la fecha una manzana completa.

Antes albergó a Cigarrera el Buen Tono y posteriormente a la empresa Tabaco En Rama. Fue construido en 1908 y sirvió para la producción de cigarros y puros.

Fue en 1961 que don Miguel Escárcega y su esposa Etelvina González adquirieron el inmenso y antiguo inmueble.

Procedentes de Soledad de Doblado donde vivían de una fábrica de hielo, el matrimonio arribó a Córdoba al inicio de 1960 y en 1961 adquiere el edificio para continuar con su próspero negocio de fertilizante, actividad que había iniciado tres años antes desde Soledad de Doblado y que le representaba un amplio futuro.

“Mi padre al adquirir el edificio Buen Tono funda Fertilizantes y Productos Agropecuarios (FyPA), empresa que existe hasta la fecha y que actualmente administra mi hijo”, narrará Magdalena González Ruiz, hija adoptiva de don Luis Escárcega y sobrina de su esposa Etelvina González.

La Tía Malena, como cariñosamente la conocen miles de cordobeses, actualmente es la directora de Ciegos Fundación Roma, instituto que brinda enseñanza y apoyo a débiles visuales narrará:

“Nosotros vivíamos en la parte de arriba, en la azotea. Cuando llegamos al edificio, las ventanas eran de madera de persiana. En la noche se oía un rechinar. La verdad ahí espantaban. Era yo chamaca: tenía alrededor de 18 o 19 años. Las paredes de la casa que habitábamos en la parte de arriba tenían 5 metros de altura. La cocina: 6 x 6 metros; el comedor: 4 x 5 metros. Las cortinas de las ventanas parecían telones, eran de 5 metros de altura”.

“El área habitable constaba de 5 recámaras, dos salas, 1 comedor, la cocina y 3 baños. Sumando a esto todo el patio de la azotea donde jugábamos”.

Precisa que el inmueble “tenía un piso marsellés, precioso. La escalera tenía 63 escalones. Lo asombros es que no tenían soporte. Cada escalón estaba incrustado en la pared. Pasó el terremoto y nunca se cayeron los escalones. Por ahí subieron mi piano entre 8 cargadores”.

Menciona que el 28 de agosto de 1973, fecha en que ocurrió el peor terremoto del que se tenga historia en la zona centro de la entidad veracruzana, el edificio El Buen Tono resultó severamente dañado.

“Se derrumbó casi toda la parte de la calle 35 entre avenidas 11 y 13”.

Cuando nos percatamos de las afectaciones y de que podíamos ver la calle a través de las paredes les dije vámonos de aquí”.

Precisa: “Mi tía Etelvina era de Córdoba. Ella fue hermana de mi padre. Vine a vivir con ellos desde los 6 meses de edad. Mi tía fue hermana de Joaquín, Gaudencio, de Isauro que tuvo la Chevrolet de Córdoba y Café Rico; de mi tío Elpidio que tuvo las piernas de jamón envinado en la avenida 4 y calle 13. Todos fueron hermanos y cordobeses”, recalca.

Magdalena González detalla en sus recuerdos parte de las riquezas que tuvo en edificio: Su reloj era suizo, con una historia muy bonita inclusive fue reparado varias ocasiones. Tenía esmeraldas. Las cimas de los baños eran porcelanizadas.

Indicará que fue en el 2003 cuando murió quien consideró su padre, Miguel Escárcega.

“Ambos se fueron juntos. Primero fue mi tía Etelvina. Ella fallece el 6 de febrero de 2003. Mi tío Miguel sólo salió del velorio para ir a morir a la casa el día 9 del mismo mes y año. No pudo soportar la pena de la muerte de quien fue su compañera toda la vida”.

Concluye: “Fypa en pleno auge llegó a tener más de mil trabajadores. Entre los que laboraban aquí en el Buen Tono, los de la planta Paraje Nuevo, luego se abrió Coatzacoalcos. Fue en el 2005 cuando mi hijo y quien fuera mi esposo Luis Romero venden el edificio a José Abella porque ahí se planeaba instalar el periódico que lleva su nombre”.

Córdoba, Ver.- El Fondo Monetario Internacional redujo a 2.4% la estimación de crecimiento para México en el año 2014; es todavía más bajo que lo anunciado por la Secretaría de Hacienda.  Eso se traduce en más pobreza para el mexicano de a pie; no obstante la pobreza y la miseria es un negocio que reditúa jugosas ganancias.

El nulo crecimiento económico en México orilla a las personas a buscar las formas de subsistir a través de financiamientos, que les resuelve el problema al momento, pero les deja una gran deuda a largo plazo, la mayoría de las veces impagable porque hay instituciones que cobran más del 100% de interés del total del crédito solicitado.

De acuerdo a El Barzón, hasta el primer semestre del 2014 en México había una cartera vencida superior a los $400 mil millones, por deudores que en su momento  resolvieron sus problemas económicos, sin imaginar que el calvario que les esperaría para pagar intereses sobre intereses.

Tan sólo este organismo atiene a más de 150 mil mexicanos endeudados y por más que intentan saldar sus cuentas no pueden por las altas tasas de interés, que los van devorando poco a poco.

APURO ECONÓMICO TERMINÓ EN MESES DE PREOCUPACIÓN Y UNA DEUDA AL DOBLE

Las financieras no son otra cosa que viles usureras, que lucran con la necesidad de la gente y Cristina Isabel Juárez Martínez lo sabe,  su préstamo de $3 mil se convirtió en $6 mil,  y lo peor, fue vivir en carne propia el “terrorismo” que ejercieron para cobrarle por atrasarse en los pagos,  era imposible vivir tranquila, hasta llegó a enfermar de estrés por no saber de dónde obtener dinero para pagar, ya que su sueldo de $2 mil quincenales le resultó insuficiente.

Pero ese “terrorismo” no sólo lo vivió ella, también su aval, la prepotencia de los trabajadores del despacho jurídico que le llamaba llegó a tal grado que llegaron a los insultos,  las llamadas telefónicas llegaban a cualquier hora, hasta llegó el momento en que dejó de contestar.

Esa experiencia juró no volverla a repetirla, y es el salir de su apuro económico le costó muchos meses de preocupación y miles de pesos, ahora dice “estar curada de espanto” y por más que no tenga dinero, no volverá a pedir ningún préstamo.

DE CHILE Y DE DULCE, DE TODO HAY EN LA VILLA DEL SEÑOR

 Por un lado se encuentran las instituciones de la banca comercial, que “ofrecen” tarjetas como barajitas, que a la primera resultan atractivas a la gente porque les da la opción de tener financiamiento  para resolver sus problemas económicos,  por otro están las financieras, que a decir la verdad, es meterse en la boca del lobo para salir chamuscado, ni se diga por las casas comerciales como Elektra, FAMSA y Copel por mencionar algunas que se dedican a este jugoso negocio.

Pero lo peor es que en el sector del financiamiento también existe la informalidad y cualquier persona puede “prestar” dinero sin exigir requisitos como las instituciones establecidas, pero atrás fue haber una red de delincuentes que pueden llegar a quitar el patrimonio a los incautos.

ALTAS TASAS DE INTERÉS MATAN LENTAMENTE AL DEUDOR

Las altas tasas de interés matan lentamente al deudor, aquí va un ejemplo claro:

En una financiera ubicada en la avenida 3 y calle 9 de Córdoba, de acuerdo a la publicidad que promocionan está:

*Si pides $3,000 pagas $183 quincenal, calculado a 48 quincenas, lo que resulta a pagar $8,784

*Si pides $20 mil, por quincena abonarán $1,113, al calcularse por 48 quincenas, pagará $53,424.

LOS QUE MUEVEN EL DINERO

De acuerdo al Banco de México, al 31 de diciembre del 2013 funcionaban:

*47 instituciones de la banca comercial, de ellas 15 concentraban el 70% de los activos, en tanto 10 pertenecían a un grupo financiero, y 5 eran de bancos independientes.

*33 casas de bolsa y financieras, de ellas 13 eran filiales de instituciones del exterior.

*657 sociedades cooperativas de préstamo, de ahorro y préstamo, siendo la mayoría nacionales. El problema es que sólo estaban autorizadas 132, 94 en prorroga (revisión de documentos) y 344 en nivel básico, es decir, que no estaban suficientemente supervisados y no requieren autorización de la Comisión Nacional Bancaria y Valores, por lo que es un sector en riesgo que en cualquier momento pueden desaparecer, 26 presentaban problemas, 29 estaban pendientes por evaluar y 32 sin evaluar.

Verdad qué es preocupante el hecho de que las autoridades correspondientes conozcan que hay irregularidades y no hagan algo al respecto, de ahí se desprende una serie de problemas que nadie puede regular, porque en cualquier momento pueden quebrar o desaparecer afectando a miles de usuarios.

Ya hay una reforma Financiera, pero quedó parchada porque para empezar continúan en la irregularidad varias de las instituciones antes mencionadas, tampoco se tocó la informalidad y  el terrorismo fiscal.

REFORMA FISCAL, PARCHADA, AL GUSTO Y COMPROMISO DEL GOBIERNO FEDERAL CON LOS BANQUEROS

Alejandro Castillo Morales, coordinador de Finanzas Públicas de El Barzón, en entrevista vía telefónica para Sucesos de Veracruz, dijo, una vez más los legisladores aprobaron una reforma Fiscal al gusto, medida y compromiso del Gobierno Federal con los banqueros, los que se han se han enriquecido de administrar el ahorro, convirtiendo el crédito en un sueño inalcanzable para la mayoría de los mexicanos.

Desafortunadamente, en México, en los últimos años no ha habido comportamiento dinámico en la economía que le permita tener empleos seguros y bien pagados. La banca comercial con su posición oligopólica controla la mayor parte del mercado, establece tasas de interés y condiciones para el otorgamiento de créditos.

Con la reforma Financiera aprobada a finales del 2013, se establecieron nuevos lineamientos de regulación por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores del Banco Nacional de México, pero una cosa es la teoría y otra la práctica porque  en realidad no se les obliga a bajar las tasas de interés, cuando en el mercado las políticas del Banco de México establecen topes a la baja.

Castillo Morales señaló que el  Barzón continua insistiendo en que las tasas de interés y los rendimientos de las instituciones financieras bajen, pero no tienen respuesta, porque tal parece hay un problema de debilidad ante las grandes instituciones, como consecuencia de la política económica aplicada en los últimos 12 años.

Por consiguiente, en el  aspecto a la ejecución de garantías, ahora los banqueros, sin ninguna obligación real de elevar el crédito y bajar su costo, sí tendrán garantizado el poder ejercer terrorismo en contra de los acreditados, ya que con las reformas al código de comercio, se podrá decretar la “radicación” del deudor, lo que significa un atentado brutal en contra de la libertad de tránsito. Lo más parecido a la cárcel por deudas civiles, prácticamente un retroceso a la edad media.

“AGUAS” CON LOS PRESTAMOS INFORMALES, ATRÁS PUEDE HABER UNA RED DE DELINCUENTES

 La informalidad también hace de las suyas, es frecuente que en las calles se repartan volantes “ofreciendo” dinero sin ningún requisito, o estén pegados en postes y bardas, lo único que tienen que hacer los interesados es llamar a los números que se les indica.

Tanto Alejandro Castillo Morales y Daniel Montes Salto, vocero de la Comisión Estatal de Defraudados por Coofia S.C. de R.L., coincidieron al afirmar que atrás de estas personas puede haber una red de delincuentes sin que ninguna autoridad haga algo al respecto.

Alejandro Castillo lamentó que las autoridades correspondientes se llenen la boca anunciado resultados de la reforma Financiera, cuando ni siquiera aplica la ley a las personas que prestan dinero bajo la informalidad y trabajan de forma ilícita. Esto es un riesgo porque estas personas pueden despojar sin miramientos del patrimonio sí no les cumplen con los pagos establecidos.

En tanto Daniel Montes fue  expresó  su preocupación porque atrás de estas personas puede haber una red de extorsionadores o lavado de dinero que abusan de la necesidad de la gente.

LAS SOCIEDADES COOPERATIVAS DE PRÉSTAMOS Y AHORROS, UN SECTOR EN RIESGO Y PUEDEN DESAPARECER EN CUALQUIER MOMENTO

Las sociedades cooperativas de préstamo, y de ahorro son otro dolor de cabeza porque aunque mucha gente confía en ellas y les deposita sus ahorros, lo cierto es que no son garantía porque no cuentan con un respaldo financiero que les de soporte en determinado momento para resolver sus problemas en caso de quebrando.

No hay que olvidar que de las 657 sociedades cooperativas de préstamo y de ahorro, sólo 132 estaban legalmente autorizadas, el resto presentaba problemas.

Cabe recordar que en los últimos 15 años, al menos 15 financieras quebraron en el país, afectando a miles de ahorradores que perdieron el patrimonio de toda una vida, entre ellas Banfía, Cofisur, Caja Bienestar La Paz, Inverbien, grupo Sigma y Coofía, por mencionar algunos.

Al respecto Daniel Montes Salto, lamentó que algunos defraudados de Coffía hayan muerto en espera de su dinero, mientras los políticos no hacen algo al respecto, entre ellos el senador por Veracruz, José Francisco Yunes Zorilla, entre muchos otros.

Es más, hace 15 años, siendo senador Fidel Herrera Beltrán y su compañero de bancada Guillermo Barnes García, quien años más tarde fue representante del Fipago (Fideicomiso de apoyo al sector), sabían de los problemas financieros por las que pasaba Caja Veracruz y no hicieron nada.

Por lo que en este tipo de hechos se refleja la impunidad y falta de justicia, porque en los diferentes casos donde las cajas de ahorro han “desaparecido”, muchos de los afectados ya hasta murieron y jamás volvieron a ver sus ahorros.

LO QUE LA GENTE DEBE SABER DEL FIPAGO

Lo que deben saber los ahorradores de toda institución, incluyendo a la banca comercial, es que el fideicomiso del Fipago es el instrumento que tiene la autoridad de pagar un monto menor a una persona en caso de quebrando financiero.

La institución regresará el dinero a través de este fideicomiso pero sólo otorgará el 70% de $240 mil como máximo. Así aunque la persona haya ahorrado más, no se le regresará el monto total. A este sistema se le llama “pesos de quiebra”.

El Fipago está reglamentado por la Ley para Regular las Actividades Cooperativas, de Ahorro y Préstamo.

Así que Daniel Montes lamentó que haya tantas leyes que sólo se contraponen y ni siquiera se aplican.