Taxistas no empadronados se rebelan a Yunes

09 Oct 2017 Manuela V. Carmona

Orizaba, Ver.- Tras la conclusión de la primera fase del Programa de Reordenamiento y Regularización del Transporte Público del Estado de Veracruz implementado por el Gobierno del Estado integrantes de la Coalición de Taxistas de la zona Orizaba-Córdoba señalaron que es tiempo de cobrar los ultrajes recibidos por parte del gobierno de MAYL.

 El representante de este sector Jairo Guarneros Sosa señaló a través de las redes sociales que es momento de dejar la sumisión, recuperar la dignidad y no permitir que el grupo en el poder permanezca otro periodo más.

 “Es tiempo de recuperar la dignidad tantas veces pisoteada, de tanto ignorarlos y solo verles, en lugar de rostro un signo de pesos, ustedes tienen la última palabra, o se convierten en personas dignas o dejarán que como siempre se sigan burlando de ustedes y utilizándolos solamente para llevar a cualquier truhán a la Legislatura o al Gobierno del Estado para que después los exprima aún más”.

 El líder señaló que es momento de cobrar facturas. “Vamos a cobrarnos los agravios del Gobierno de Yunes Linares, que le apuesta al olvido de los agravios, las amenazas, la represión, la insensibilidad y el desprecio que ha mostrado hacia  el gremio de los taxistas con su programa según de reordenamiento. Aunque aclaro, ésta pelea aún no termina, los amparos son una alternativa y la movilización otra”.

 Explicó que el próximo año es electoral, por lo que se tendrá la oportunidad de cobrarle a Yunes Linares todos sus agravios.

 “Primero platicando cada concesionario, con su familia sobre todo, con quienes están en edad de emitir su voto, explicándoles lo que Yunes Linares les obligó a gastar y a hacerles más difícil la vida con una deuda más, luego haciendo lo mismo con los usuarios. No dirán mentiras, no las necesitan, sólo decir lo que les hizo y lo que les obligó. Que digan lo que digan ellos, es un abuso de autoridad y un autoritarismo grande y por último, refutar a sus promotores y candidatos que seguramente dirán que con el hijo de Yunes continuarán los cambios en Veracruz y que ahora si se escuchará a la gente y que no abusarán de los trabajadores y que entienden a los taxistas”.

 “Es momento de desmentirlos con la verdad de cada uno de los que fueron atropellados y reprimidos a través de los operativos de Transporte en donde hasta la fuerza pública se utilizó y además los pusieron en manos de los empresarios del servicio de grúas que también aprovechó esa situación para abusar aún más, elevando los costos de arrastre y depósito de las unidades detenidas, piénsenle, son ya muchos abusos que han sufrido”.

 “Muchos aceptaron entrar al  reordenamiento por temor a perder su patrimonio, patrimonio que les costó mucho sacrificio tanto del concesionario como de su familia, porque para pagarle al Estado, los 250 salarios que pide como derechos para explotar la concesión y pagarle a su líder o al “vende placas” que le consiguió su concesión y que muchas veces fue entre 80 y 100 mil pesos, se endeudó y aún sigue endeudado, no les criticamos, sus razones tendrían y deben ser válidas para nosotros”.

 Guarneros Sosa señaló que, “la experiencia nos ha enseñado que en las luchas sociales hay momentos en el que uno debe hacer una pausa, porque la fuerza que se tiene no es suficiente para echar abajo las disposiciones abusivas del Gobierno. Esa pausa es necesaria para pensar cómo seguir manifestando la rabia y la indignación, de pensar que ese dinero que tuvieron que conseguir para pagar el elevado costo del reordenamiento, lo pudieron utilizar para componer su unidad, que es su herramienta de trabajo o pagar la colegiatura de sus hijos o para comer pues, porque la crisis económica que se vive en el Estado, también la resienten los concesionarios y sus familias”.

 Apuntó que, “Yunes Linares está planeando continuar siendo el mandón a través de su cachorro que siendo presidente de Boca del Río se pasea por varias partes del Estado, en la práctica haciendo de alguna manera actos anticipados de campaña, para que vean lo sinvergüenzas que son. Y pienso que ese sería el momento de cobrarle los agravios, reprensión y desprecio que ha manifestado hacia los taxistas, ahí no habría posibilidad de perder su concesión ni que sean reprimidos por Yunes Linares”.

 

Valora este artículo
(0 votos)