Maestros

Se murieron los maestros,

la reforma los mató

más alumnos,más trabajo

y además evaluación,

llenadera de formatos,

el consejo, información,

 que concursos y proyectos

que ni son de educación.

 

Se murieron de tristeza

y también de indignación

por aquellos exigentes,

parásitos de la nación,

 

Funcionarios de gobierno

con una premura atroz,

piden, piden documentos

y otras cosas sin razón.

 

Sé los cargó la tristeza

y también la confusión,

si no cuadran los programas,

¿cómo hacer la planeación?,

y si ya no hay quién defienda,

como antes nos defendió,

 aquella leal  chiapaneca,

que ahora está en la prisión.

 

El consuelo que me queda,

con mucha satisfacción,

a quién lea esta calavera

es porque un@ maestr@

a leer si le enseño.



Valora este artículo
(1 Voto)