NO ES LO MISMO COMPARECER QUE HACER PAELLA

En lo que fue su comparecencia ante el Congreso del Estado, la verdad que a Jorge “N”, mejor conocido como el “Fiscal Verduritas”, no le fue nada bien.
Habían tratado de protegerlo a toda costa de enfrentar a los diputados de oposición, de ser exhibido por las deficiencias, asuntos pendientes, por su exceso de protagonismo y arrogancia (aunque en últimas fechas se ve que había estado fuera del radar por órdenes superiores de su jefe Miguel Ángel Yunes Linares), pero sobre todo porque la Fiscalía que representa resultó ineficiente e indolente.
Hay temas pendientes como el caso de los desaparecidos en Veracruz, donde ni siquiera pudo dar una cifra concreta sobre los casos. Vaya ni siquiera pudo contestar cuántos homicidios se han resuelto, lo que hubiese sido un mérito.
Según el dato desde el Congreso, el gran temor del fiscal era una protesta de los grupos de colectivos que buscan a sus desaparecidos, y por eso el ambiente “controlado” hasta con guardaespaldas dentro del Congreso.
Pero con todo y que llevaba una comparecencia a medias, el show de los “monitos cilindreros” (diputada Lobato dixit) comenzó cuando las diputadas panistas Cynthia Lobato y Maryjose Gamboa tuvieron un debate fuera de lugar en plena comparecencia, que mereció un teatro innecesario y que finalmente puso fin la hija del difunto José Luis Lobato. Por cierto que la guapa diputada panista señaló que recibió amenazas para que no se le hicieran preguntas al Fiscal, algo que no se aclaró en la comparecencia.
El protagonismo, las ganas de atraer los reflectores, fueron los que finalmente arruinaron la presentación del Fiscal, pero curiosamente no por parte de él, sino de la diputada Maryjose Gamboa, quien pese a todo dijo que el Congreso no era un circo… (risas grabadas).
Incluso llegó al extremo de querer controlar el escenario y hacer un control de daños a medias, cuando Gonzalo Vicencio Flores, ex candidato de MORENA a la alcaldía de Chicontepec (municipio al extremo norte del estado), se levantó entre el público y gritó pidiendo justicia por su caso, recordando su secuestro y golpes que le causaron daños a su salud. También le puso nombre y apellido al responsable: es el diputado Manuel Francisco, del PVEM, de quien dijo tener temor porque lo puede mandar matar.
El que se supone que tiene la experiencia en materia política pasó a segundo plano: se trata del diputado José Luis Enríquez Ambell, quien fue más gris que su cabello y fue devorado por las ansias protagonistas de Maryjosé Gamboa, quien le dictó prácticamente todo el guión y lo desplazó como el titular de la Comisión de Procuración de Justicia.
Y es que el jefe de Seguridad del Congreso cometió la estupidez de abalanzarse con un par de guarros encima del manifestante para sacarlo a empujones del Congreso; aquí hay que aplaudir la valiente actitud de la diputada Patricia Rangel (MORENA) quien se interpuso ante los elementos de seguridad y les pidió que lo soltaran porque era un ciudadano.
En resumen, la comparecencia del “Fiscal Verduritas” pasó a segundo plano, opacado por la falta de datos; fue también rebasado por el protagonismo de una diputada que se supone que es aliada y quien además llevó al auditorio un pleito personal con otra diputada de su propia bancada; y la cereza del evento fue la protesta del ex candidato a quien quisieron reprimir sacándolo a empellones como en los peores tiempos del priato.
La intolerancia y represión a los reclamos de una sociedad harta de tanta inseguridad… Definitivamente no es lo mismo cocinar paella que enfrentar al Congreso y a los cuestionamientos de los diputados. Definitivamente no fue un bonito día para el “Verduritas”.
NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Mal se vieron los diputados también para no asistir a la comparecencia de la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pues sólo se veían espacios vacíos en el auditorio y sólo al diputado por Coatepec, Manolo Sánchez. Vaya indolencia para atender un tema importante.
OTRA NOTA: Al Gober Cascarita también le fue mal en el día. Resulta que tuvieron que cancelar el evento de la Secretaría de Desarrollo Social en Coatzacoalcos donde estaría presente, porque la gente no llegó a verlo. Y es que al parecer, aunado que nadie abandonaría su trabajo u hogar para ir a ver al gobernador, de plano en el sur de Veracruz no tiene pegue el Yunismo, ni el panismo. Vaya pintada de mocos tan sureña… Un mal día para los nuevos nepotistas.
LA ÚLTIMA PORQUE YOLO: Un amigo que viaja constantemente y pasa por la región de Cardel nos hacía una observación a propósito del fatal y lamentable accidente vehicular reciente en la zona del libramiento. Que la zona es confusa, con pocos señalamientos, pero además no hay alguna barricada o camellón, o algo que impida que algún despistado se meta en sentido contrario a la autopista. Claro que en el caso del accidente no se le puede quitar la culpa al causante, pero no es la primera vez que se escucha que el mentado libramiento es confuso para circular.