ARANCELES USA.

La cumbre del G7 celebrada en La Malbaie Canadá, termino en “Acuerdo con Desacuerdo” entre Estados Unidos y el restante G6; Europa, Canadá y Japón, en temas de comercio, cambio climático y nuclear con Irán.

Termino con un desconocimiento posterior al comunicado anunciado por el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, habiendo firmado Estados Unidos.

La reacción ante el anuncio de Trudeau fue inmediata por parte Trump, lo desconoció; calificando al premier canadiense de ser “sumiso, deshonesto y débil en la cumbre”

Trump se refirió a sus socios como ventajosos aprovechándose desde décadas de su país, que el comercio internacional es injusto, que somos como la gallina de los huevos de oro que todos roban y que hará lo necesario para que el comercio sea razonable para los americanos.

Este resultado es congruente con lo que piensa el presidente del país vecino desde su campaña política, en su propósito establece condiciones que afectan a sus principales socios y en ello se incluye a México.

Quien da la primera acción para cambiar los términos comerciales ha sido USA con el presidente Trump, haciendo honor a su eslogan nacionalista; “First United States” como eje de su comercio exterior.

Inicio con cambiar los términos del Tratado de libre Comercio de Norteamérica, que engloba a los tres países USA, Canadá y México; tema que después de meses, se interrumpió básicamente por la clausula sunset (vigencia de cinco años) y términos en el comercio de automóviles.

Continuo con China al imponle aranceles del 25 y el 10% a la importación de acero y aluminio. A partir del 1º de Junio hace extensiva esta medida a Europa, Canadá, Japón y la Unión Europea, y México que los había exceptuado.

Lo cierto es que Estados Unidos es el país con el mayor potencial de consumo, que los americanos son adictos a las compras, que tienen un alto ingreso que les permite comprar todo tipo de productos desde tecnología, a los mas sofisticados alimentos de cualquier parte del mundo, como es el atún de aleta amarilla y el caviar ruso.

La balanza comercial de estados unidos que contabiliza las importaciones vs las exportaciones a partir del año 1960 ha sido negativa para los americanos, al pasar de cero déficits hasta los escandalosos 870 mil millones de dólares en 2016

Situación insostenible para ellos que los obliga a tomar medidas proteccionistas, su diferencia comercial lo tiene básicamente con cinco países:

China, Canadá, México, Alemania y Japón.

Veamos el siguiente análisis:

Evolución del Déficit Comercial de EUA con sus Principales Proveedores

Miles de Millones de Dólares

Año País
  China Canadá México Alemania Japón
1990 10.4 9.7 2.4 9.8 42.3
2000 83.8 54.4 25.7 29.8 83.7
2008 268.5 79.9 68.8 43.6 75.6
2009 227.6 22.5 50.2 28.3 44.8
2016 347.5 16.2 69.3 65.8 70.3
2017 375.6 23.1 76.2 64.3 69.7

Fuente: Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio de EUA

 

El principal problema son las importaciones de China que representan el 46.3% del déficit, en 2017  asciende a 375 mil millones de dólares, siguen con superávit comercial México, Alemania y Japón, con el 8.5% cada uno, pero con una estructura comercial bastante diferenciada.

Con China ya entro en arreglos, los principales productos que le compra Estados Unidos, son: tecnológicos, incluida telefonía y computación, por su parte ellos le venden, petróleo, maquinaria industrial, semiconductores.

México exporta petróleo, vehículos, aguacate, uvas, fresas espárragos, chiles, azúcar, cerveza de malta y ellos nos venden: gasolinas, maquinaria, telefonía, carnes rojas, carne porcina, aves, leche en polvo, arroz, maíz soya.

Si bien tenemos superávit  estimados en 100 mil millones de dólares, también es nuestro principal proveedor, acompañado de China, Canadá, U. Europea y Japón.

Lo cierto es que vivimos en libertad principal característica del hombre que busca el libre albedrio, donde todos tenemos la oportunidad para generar riqueza, algunos dicen que es concepto neoliberal, al cual en la segunda parte del siglo pasado teníamos miedo de entrar, ahora el TLC o Nafta nos ha beneficiado con sus asegunes, pues los ricos y los políticos son los ganadores, pero tenemos libertad.

En una guerra comercial no hay ganadores, todos pierden seguramente la administración republicana, tiene claro este punto y busca negociar mejores condiciones que permitan reducir el déficit tan grande que tiene Estados Unidos.

Lo cierto es que nuestro país aprovecho estos años, se industrializo y es el principal proveedor de vehículos a Norteamérica, tras de eso va Trump, ojalá nos alcance para no perderla.

 

JFA. 09.06.18