De tamales y otros guisos

Buen día apreciado lector:
Por lo visto en los últimos días, no solamente en el PRI los tamales están a su máximo hervor, también en otros respetables recintos.
Ayer sorpresivamente circularon misivas y hasta declaraciones donde tres distinguidos militantes, Elizabeth Morales, Anilú Ingram Vallines y Edmundo Martínez Zaleta anuncian que siempre no se registrarían, obviamente porque los palomeados de última hora les garantizan “muchísimos” votos (ajá) a don Pepe Meade y al aspirante local y se suman, convencidos, ¡en serio!.
Por otra parte, aunque la comisión respectiva del Congreso veracruzano ha señalado  que actuará “con total transparencia y apego a la legalidad” para designar a quien ocupará la titularidad de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, lo que se dice, por lo que se ha ido filtrando y por lo que se ha visto en otras decisiones, a estos ya no les cree ni el Santo Padre.
La vox populi dice que ese arroz ya se coció y por lo que trasciende, hay razones para creer que así es.
Por ejemplo, se comenta entre el gremio, sobre todo de la zona norte, que uno de los más fuertes aspirantes de los 22 inscritos, que cumple con los grados académicos que exige la convocatoria, como es el caso del tuxpeño Andrés Espinoza Barradas, de antemano y en forma inexplicable fue descartado olímpicamente y sin mediar explicación alguna.
Lo anterior, a pesar de que Espinoza Barradas es egresado de la Universidad Veracruzana, ha sido capacitado dentro y fuera del país, en universidades y países que han incursionado en el nuevo sistema adversarial, desde hace más de diez años; y no se puede hacer a un lado su valiosa experiencia como funcionario del Tribunal Superior de Justicia, en el área de la Defensoría de Oficio,  lo que lo ubica como un profesional con altos estándares de eficiencia y eficacia, en los ramos de procuración y administración de justicia.
Ya se verá a la hora de las definiciones si en realidad los integrantes de este hoy tan cuestionado Poder Legislativo, en verdad asumen su papel de absoluta imparcialidad y se pronuncian por un fiscal que brinde  a la sociedad veracruzana la confianza indiscutible en los distintos procesos administrativos y jurisdiccionales a los que tengan necesidad de acudir para solicitar un servicio público de calidad, y eficiencia.
De los otros aderezos, seguramente habrá muchísimos pucheros todos estos días y cocinados con leña verde.
Mientras tanto lector, usted sí tenga una semana de paz y armonía en su hogar.
gustavocadenamathey@hotmail.com