-¿Un nuevo buen comienzo?

Buen día apreciado lector:
Como andan las cosas, en el Partido Revolucionario Institucional, que el sábado estrenó presidente estatal tras la obligada renuncia de Renato Alarcón, que fue un presidente transitorio al que hay que reconocer su valor para haber aceptado la responsabilidad tras la histórica derrota estatal del 2016, los que ahora toman la estafeta, empezando por su candidato a la gubernatura, tienen una formidable tarea para sanar heridas por tantas descortesías y sobre todo la evidente desunión que a estas alturas los agobia.
Mientras en Morena y en el PAN sienten que marchan en caballo de hacienda rumbo a la victoria del primero de julio, los priístas que apenas se reagrupan, deberán enfocar sus baterías a intentar atenuar esa enorme molestia que existe no solo entre la población sino entre su propia militancia por la irritación trastocada en furia, ante la mala actuación de los últimos dos sujetos harto conocidos que traicionaron el voto y la confianza que en sus respectivos y sucesivos tiempos, les dio una mayoría de veracruzanos para alcanzar el poder y luego aprovecharse de él.
Pero no se crean que aquellos solos se llevan toda su gloria, ya hemos visto y padecido que no solo son dos malos político impulsados por el partido tricolor los que han  actuado contra el pueblo, también de los azules y amarillos tenemos muy malos ejemplos y negativas experiencias y por lo tanto el elector debiera medir a todos con la misma vara.
Por eso como se pregonó en la toma de posesión de Américo Zúñiga Martínez, con la frase “por un nuevo comienzo”, que Edmundo Martínez Zaleta, uno de los mejores presidentes estatales que ha tenido ese partido, corregía “por un nuevo buen comienzo”, si desde ya, acá en el estado de Veracruz donde se dijo que en adelante “de norte a sur el PRI se hará sentir”,  la nueva dirigencia, el delegado del CEN, el candidato a la gubernatura, el mismo candidato a la Presidencia de la República, todos los demás abanderados a los diversos cargos, cuando recorran el estado, deben saber explicarle a la ciudadanía que la mayoría de los gobernantes surgidos de este partido hicieron un buen trabajo y que no todos son “fideles y duartes”.
Que como dijo Américo en su bien pronunciado discurso del sábado, que hizo recordar a su padre el querido maestro xalapeño Guillermo Zúñiga Martínez, que “a ellos tienen que recordarles de qué se trata la buena política, enseñarles cuáles son los principios con los que se construyeron las grandes instituciones de Veracruz y de México”.
Que se explique y se oriente a los jóvenes y hasta a los viejos que tomen en  cuenta y revisen en las hemerotecas y la red del internet la historia real de los mandatarios priístas a los que se recuerda más por sus buenas acciones, como Antonio M. Quirasco que por ejemplo promovió la construcción de diversas obras en Xalapa como la Facultad de Derecho, la Biblioteca Central, la Facultad de Comercio y la Facultad de Arquitectura; el edificio de Pensiones; el inicio del Museo de Antropología, el Teatro del Estado, el Mercado Jáuregui y el Puente de Xallitic, que sirvió para unir el centro dela ciudad con la avenida 20 de noviembre.
Y otro gran gobernante como Fernando López Arias que fue un gran impulsor de la educación y el deporte y promovió la despistolización en todo el estado.
Como no revivir a Rafael Murillo Vidal, servidor público sencillo, con una historia de honestidad impecable quien siempre procuró la tranquilidad social y el bienestar de los veracruzanos tras los meses aciagos del 68,
Pero ¿qué pensarán los electores jóvenes, cuando los candidatos les platiquen que otro gobernador priísta como Murillo Vidal  nos legó beneficios de los que ahora gozan, como toda la población, de beneficios de carretera y puentes desde Naolinco a Martínez de la Torre; de la nueva carretera a Coatepec; de la calle Murillo Vidal en Xalapa y la ampliación de la Avenida Xalapa o el Paseo de los Lagos?
¿Y qué decir del gobernador Rafael Hernández Ochoa, impulsor de los jóvenes que introdujo como política pública la materia de ecología, para lo que creó la secretaria de Ecología con la inolvidable Gela Frutis al frente.
En su sexenio tuvo gran auge la Universidad Veracruzana con la descentralización de la academia, las artes, la difusión cultural a través del Ballet folklórico de Miguel Vélez Arceo y el Tlen Huicani de Alberto de la Rosa, además supo trabajar por el bien de la entidad, de un Veracruz con una intensa actividad agrícola y ganadera, que convirtió a nuestro estado en líder de la producción de diversos productos, que han dado renombre a la entidad al nivel nacional e internacional.
Ni se diga la extraordinaria actuación de uno de los gobernadores más recientes y bien recordados por la enorme obra material y política que heredó a los veracruzanos como don Agustín Acosta Lagunes.
Continuó Don Fernando Gutiérrez Barrios. En solo dos años de gobierno apaciguó la entidad alborotada por caciques rurales, puso orden, construyó la carretera a Alto Lucero y el Centro de Especialidades Médicas y el sucesor Dante Delgado Rannauro, como priísta hizo también una obra material relevante de la que aun se conserva su huella y a pesar de ser apresado por jugarretas políticas de las que luego tuvo que ser absuelto,  dejó una buena imagen.
El siguiente mandatario priísta Patricio Chirinos fue un gobernante que impuso la austeridad y en general mantuvo la vida pacífica en la entidad atendiendo diversas necesidades en el campo.
Finalmente el gobierno de Miguel Alemán Velasco se distinguió por mantener la paz y la seguridad públicas, aunque en lo jurídico se reflejó en lo que fue su obra cumbre, la Reforma Integral a la Constitución del año 2000.
Tanto su formación en medios de comunicación como su preparación jurídica, se reflejaron en su gestión gubernamental, donde fortaleció el canal de televisión del Estado mediante una profunda modernización tecnológica y una gran apertura para la línea periodística de los colaboradores, a la vez que hubo respeto para la libertad de expresión en general de prensa escrita, radio y televisión.
A propósito de la seguridad pública, este reportero conserva una carta fechada el 26 de mayo de 2004 donde su titular José Alejandro Montano Guzmán le informaba de su renuncia al cargo y le detallaba:
“A lo largo de más de 5 años, juntos logramos que nuestro Estado sea reconocido por el Sistema nacional de Seguridad Pública, como una de las entidades del país donde se vive y trabaja en un clima de mayor tranquilidad y paz social, obteniendo resultados sin precedentes en beneficio de los veracruzanos…”.
A Miguel Alemán Velasco se le ha achacado una supuesta deuda pública que según algunos de sus colaboradores es un asunto del que tendría que responder precisamente el sucesor de mala memoria.
¿De las pocas oportunidades que el pueblo le ha dado para gobernar, a los representantes de otras corrientes políticas se les recuerda algo sobresaliente?, si me las hacen llegar las publico en este espacio.
SOBRESALIENTE
+++De manteles largos y muy felicitado el gran amigo Melitón Morales Domínguez, quien ayer domingo alcanzó la mayoría de edad con su nuevo aniversario. A pesar de las complicadas circunstancias para ejercer el periodismo en nuestros tiempos, el orgulloso nativo de Oluta, ha sabido mantener vigente y muy en alto su leída Revista Análisis Político. ¡Que los cumplas feliz Meli!
***Hoy lunes a las diez horas en las oficinas de Conagua, adelante de Plaza Américas habrá encuentro de delegados federales con reporteros.
Tenga el lector una semana de paz y armonía, que tanto necesitamos los veracruzanos,
gustavocadenamathey@hotmail.com

 

Don`t copy text!