Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Aplauso por el uno y uno

Buen día apreciado lector:
Entre las cosas que más preocupaban a los padres de familia en el siglo pasado y seguramente a muchos en nuestros tiempos, ha sido el que los hijos adquirieran buenas costumbres. ¿Se acuerdan?
Esas buenas costumbres consistían  en tener conciencia práctica de lo que es la dignidad humana expresada en el respeto que cada persona merece.
Todo ello se refería a valores morales como la grandeza de espíritu, el dominio de sí mismo, el señorío; mostrar prudencia y tacto, serenidad, saber escuchar, tener comprensión, sencillez, concisión, discreción, optimismo, amabilidad, cordialidad y puntualidad  en los compromisos.
En la escuela pero más en el hogar, se enseñaban las formas de comportarse en el ámbito social, es decir actitudes como la audacia, la timidez,  la susceptibilidad y el amor propio; la feminidad, la caballerosidad, la familiaridad, el saber mantener las distancias, la ostentación, los elogios, las expresiones vulgares, los ruidos, la risa y en general las buenas maneras en cuestiones religiosas.
Lamentablemente en la actualidad vemos que se ha fallado en esa tarea, porque es evidente que muchos de aquellos valores se han ido perdiendo paulatinamente; por eso no deja de  sorprender gratamente, que la población xalapeña en su generalidad ha adoptado ya una excelente buena costumbre que impacta  de gran manera en nuestro comportamiento social, como es la práctica cotidiana del “uno por uno” o el uno y uno en la vialidad.
Este ejercicio lo propuso en nuestra capital y en todo el estado a principios del año dos mil, la Dirección General de Tránsito y Transporte cuando estuvo a cargo de Edmundo Martínez Zaleta, durante el gobierno de Miguel Alemán Velasco.
En aquella ocasión también se empezó a promover intensamente el uso del cinturón de seguridad y se creó el instituto de capacitación a choferes, además se edificó el Instituto Veracruzano del Transporte, asuntos a los que luego los siguientes gobiernos le dieron tanta importancia que hoy están desaparecidos.
Posteriormente con otras administraciones del estado y municipal, Martínez Zaleta siguió impulsando acciones positivas como el sistema de seguridad vial, el operativo de alcoholemia, el sistema de fotomultas, que en las entidades donde existe se han reducido en un un setenta por ciento los accidentes.
Igualmente se diseñó y se puso en marcha un nuevo programa de movilidad basado en ejes viales, que fue todo un éxito pero por falta de pantalones de quienes decidían se dio marcha atrás.
Incluso, una alcaldesa poblana que venía a cursos en el Instituto de Administración Pública, se percató de la forma en que se utilizaba acá el uno y uno y envió a sus asesores a estudiar la práctica para tratar de implantarla en la capital del camote que por lo que se ha visto no funciona allá.
Da gusto comprobar que 19 años después en Xalapa ya se hizo un agradable hábito entre los conductores de vehículos por lo que como dicen los clásicos “me pongo de pie” y aplaudo largamente a todos los que ya ceden el paso para hacer más ágil la circulación por nuestras calles.
Desde aquí mi reconocimiento a los lectores que hacen suya esta buena costumbre y ceden el paso en los cruceros. Bien hecho y por mi parte las más sinceras gracias.
Aunque ahora los que se están quedando atrás son curiosamente las actuales autoridades de Tránsito del gobierno estatal pues en lugar de aplicarlo en el centro de la ciudad y por el mercado Jáuregui, en la calle Revolución, aún siguen utilizando los semáforos que solo contribuyen al congestionamiento vial.
Claro, la respuesta es que en Xalapa ya no hay autoridad vial, no hay agentes de tránsito por ningún lado, lo que facilita que muchos se brinquen la luz roja. Qué pena ajena.
En cuanto a Martínez Zaleta que ha sido un servidor público priísta  honesto y capaz, a pesar de haber desempeñado tareas de gobierno donde pudo haberse hecho millonario, todo indica que para el relevo en el Senado de la República, su partido el PRI ha creado una comisión para la imposición de candidatos, que no lo tomará en cuenta.
Imagino que como a los grandes atletas o jugadores profesionales, a estas alturas ya le andarán rondando representantes de otros partidos para postularlo en sus filas, lo que obviamente hace pensar que ya lo están orillando a eso.
AYUDA PARA SUPERAR EL AUTISMO
Sin duda otra buena costumbre que está surgiendo en Xalapa es la de personas que desinteresadamente se preocupan por sus semejantes. Es el caso de quienes tratan de conseguir apoyos para superar esta situación.
El autismo es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida, según la Wikipedia.
Se presenta en cualquier grupo racial, étnico y social, y es cuatro veces más frecuente en los niños que en las niñas. El autismo daña la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con otros.
También, está asociado con rutinas y comportamientos repetitivos, tales como arreglar objetos obsesivamente o seguir rutinas muy específicas. Los síntomas pueden oscilar desde leves hasta muy severos. Próximamente espero tenerle más detalles para ayudar a quien lo necesite.
Tenga el lector una semana de paz y armonía.
gustavocadenamathey@hotmail.com