SUS BELLAS AUTOPISTAS

“Las personas viajan a destinos distantes para observar, fascinadas, el tipo de gente que ignoran cuando están en casa”.

Son escasos 35 kilómetros, que se hacen en media hora. Por estas extraordinarias autopistas que sí las tiene Obama, diría aquel. Han creado una infraestructura carretera que envidian propios y extraños. Algún día de hace tiempo, platicaba con un sanedrín de una tribu de este lado, Tejano como los suyos. Hablamos del por qué ellos tienen estas autopistas que son de seis carriles, seis ida y seis vuelta, en un lugar como Mc Allen, que no tiene pinta de gran ciudad, porque no rebasa lo que es Veracruz en población y territorio. Me dijo aquel amigo, al que le pregunté, y respondió que nosotros no podríamos nunca tenerlas.

¿Por qué?, pregunté aún más asombrado.

-Hay mucha corrupción en ustedes. Cuando ya no la tengan podrán hacer todas estas obras carreteras que nosotros tenemos de hace muchísimos años. Mientras, sigan soñando.

Y entonces que me doy la media vuelta, y me fui con el sol cuando muere la tarde.

Tomo la autopista, no son de paga en esta zona, ninguna, de los famosos Outlet el que fue pionero es uno en San Antonio, Texas, en San Marcos, una pequeña ciudad a campo abierto con muchas tiendas. Me  subo al Expressway 83, paso San Juan, Donna, Weslaco, Pharr y Álamo, a los lados el gran poderío de su comercio, las grandes agencias de autos con las marcas que se te peguen la gana ver, los negocios de tracto camiones, hoteles, restaurantes de comidas rápidas, todo hacia los dos lados. Su poderío económico es impresionante. Tienen para hacer lo que quieran con sus vidas. Todos laborando, muchos mexicanos metidos aquí en esta economía pujante. Antes de salir platiqué con la señora que hace la limpieza en el cuarto. Gana 8 dólares la hora y labora 8 horas. Pagan muy poco, me dice y le digo que debían hacerlo más, porque este hotel es uno de los mejores de Mc Allen. Aquí se hospedaron unos equipos maletas de México. Alguien está promoviendo el futbol y han llegado el América (se valen rechiflas), Santos, Querétaro y Tigres, a un sitio llamado HEB Park, un nuevo estadio de futbol, en Trenton, debe ser aquí pegado, a veinte minutos, o menos, diría el ínclito que ya se va. Pero al medio tiempo de la hazaña de Croacia, que es el favorito sentimental, aunque Francia sea el favorito duro, me asomé hacia la parte de abajo. Y ¿Qué creen?, esos futbolistas mexicanos y los extranjeros que les acompañan, en lugar de estar viendo jugar a los mejores del mundo, para ver si se les pegaba algo, na, ahí estaban platicando en una mesa como si su plática los llevara a ser mejores futbolistas.

MERCEDES EN PENUMBRAS

Llego y lo encuentro solitario. Es día de entre semana, puede ser una de las causas. Me relajo. El calor comienza a agobiar, tomar agua para no deshidratarse. Mercedes es un crecimiento del shopping, donde ofertan las cosas más baratas. Aquí lo que aún puede uno comprar, es la ropa, perfumes, calzado, todo lo que se ocurra menos la electrónica, la electrónica está igual de precios en México, en cambio la ropa le meten mucho arancel y por eso se encarece. Una camisa marca Náutica aquí vale 25 dólares, casi quinientos pesos, en México mil y pico. Mucha la diferencia. La sorpresa es que están cerrando muchos comercios. Ve uno los aparadores con cartulinas negras cubriendo la misma, en sus vidrieras. Giro y giro y mas o menos hago un cálculo que han cerrado unas diez, o un poco más. Comienzo a preguntar. Hay dos versiones, la última es la más creíble. Primero, cuando Donald Trum apretó a Peña Nieto y a Videgaray, que los agarró de su sparring y puerquitos, y ni las manos metieron (Hoy llega esa poderosa comitiva, a ver cómo le va al Ruso, esos son rudos, pero Marcelo Ebrard, nuevo secretario de Relaciones Exteriores, es tipo listo. Amlo debe estar pendiente porque, si llegan con sus rudezas, que les meta un Pejemadrazo en medio de las dos cejas, o como decían en mi pueblo: entre ceja, oreja y madre), el dólar subió y se dificulta la compra. Otra muy creíble. Todas las ciudades de Tamaulipas: Reynosa, mi Matamoros querido, y Ciudad Victoria están llenas de violencia, los narcos tienen esta zona muy tomada. Ayer mismo en Mier, se llevaron a un alcalde electo, cosa muy nuestra. La gente tiene miedo a venir, y tienen razón, los que llegan de Monterrey tienen que atravesar terreno minado, que es como una Franja de Gaza, porque hay que entrar casi a pecho a tierra. Y los grandes sitios, como Harlingen y La Isla del Padre, que era y es el lugar de veraneo de los ricos del norte, se ven vacíos. Los pocos que se atreven a venir, bordean, y una mayoría se está yendo a Laredo, al lado gringo. Son los signos de los tiempos que vivimos, atrás quedaron los días donde hace una treintena de años, todos nos veníamos por carretera desde Veracruz, pues no había vuelo directo como este de Viva Aerobús a Reynosa, cruzábamos pueblos como Soto la Marina, Estación Manuel, Aldama y demás, mallugados por manejar 15 horas de a corridito, o hacer un tiempo en Tampico y ahí dormir para llegar al otro día muy temprano, esos tiempos jamás volverán. No olvidemos que aquí, en Tamaulipas, se cometió un crimen casi de lesa humanidad, cuando la delincuencia organizada mató a 72 centroamericanos en aquel funesto y maldito agosto de 2010. Caso que se conoció, porque apilados entre los muertos dejaron a un par vivos, esos salieron a pedir auxilio y así se supo esa masacre y matanza, que solo la veíamos en las películas del Holocausto, cuando Hitler limpiaba la raza. Así nos vieron en el mundo, y nos siguen viendo como una banda de criminales despiadados, y por eso la gente se aleja de esta frontera. Veremos que hace el Ruso, y su secretario de Seguridad, Alfonso Durazo. Hay confianza.

www.gilbertohaazdiez.com