LA REMINISCENCIA DE LA RADIO (XEJF)

*La radio es un medio caliente, nada tiene que ver con la prensa, aquí cuando te equivocas ya has soltado el mensaje. Camelot.

 

 En la columna de antier, o anteayer, diría un clásico, cuando toqué tierra de calor, el aniversario 62 de la Radio XHJF, en Tierra Blanca, un diablo mío se entremetió y corté los nombres de la gente que allí trabaja y ha trabajado por años. Era un reconocimiento a sus años de brindar alegría y dar noticas a los radioescuchas. Cuando la vi impresa, no me lo perdoné,  ahora mismo meto esos créditos que quedaron invisibles. Van:

 

LAS GRACIAS

 

Un agradecimiento a todos aquellos. Hace poco partió Kamalucas, el filósofo, una gente muy conocida en el pueblo, gran colaborador.  Los que allí viven y la han fortalecido, mi hermano Enrique Haaz Diez, y su hijo Javier Haaz Ulibarri, doy la lista, si alguien se me pasó, Im sorry, diría Trump: Teodora de la Cruz Fernández, 31 años de antigüedad, brazo derecho, mujer que siempre está al pendiente de los asuntos. Benigno Quintana (43 años), gran veteranazo, el más veterano; José Luis Renteral (32), y Ana María Vela (30) nuestra Carmen Aristegui; Víctor Hugo Alvarado Cruz (33), le vimos llegar de niño y ahí sigue, como la Puerta de Alcalá, viendo pasar el tiempo e innovando en cosas de radio. Johana Capistrán, Zyanya Aguayo, Tania Karina Amador, muy eficaces. Los que tienen su programa de radio: Alberto Gamboa, Ismael Maldonado, Juan Gallegos, David Murcia, Celina Hernández, Felipe Croda, Anita Aguilar, Lissete Renteral, Jenner Alvarado, Zurye y Sandy; Nicolás Hernández, Claudia Amador, Enrique Tejeda, Frida Belén. En oficinas, Johana Capistrán. Son los reporteros también, que imprimen dinámica: Humberto, Irene Marín y Terrones, Beatriz, Manuel, Concepción, Willy, Luis, Alfredo, Melitón, Jesús, José, Carmelo, y los cumplidos de apellido: Humberto y Juan. A todos ustedes muchas gracias por enterar al auditorio y por servir a esa empresa que la sienten muy suya, y que vendrán otros 62 años, aunque no estemos allí. Gracias por los recuerdos, diría la canción.

 

EL AEROPUERTO QUE VA

 

Fernando Chico Pardo es un empresario de las grandes ligas. Batea arriba de los 400 con casa llena y sin out. Es de los picudos de Forbes. De los 100 más billetudos del país. Rey de los 7 mares, tiene a su cargo la concesión de los aeropuertos llamados Asur. Fue socio de Slim y a los 27 años creó su primera empresa, anda por todos lados, bancos, aeropuertos, bolsas, solo le falta un tianguis en el malecón de Boca del Río. Entró ayer al quite y le dice al Ruso Andrelovicht, que él si le entra a lo del Nuevo Aeropuerto Internacional México (NAIM). Que para qué tantos brincos estando el suelo tan parejo. Eso quiere Andrés Manuel, quitarlo del espacio de los dineros del pueblo y que un empresario le entre al quite y se haga cargo, con su dinero. Al otro día se acabarían las comisiones del defenestrado Ruiz Esparza, un empresario inversor cuida su billete y no daría ni un centavo de comisión por hacer obra. Eso ocurre cuando los gobiernos le entran al quite y comienzan a pagar a sus cuates comisiones onerosas, que no tendrían por qué darse. Chico Pardo está puesto. Ya solo se espera el resultado del marcador del 1 de julio, para que el Ruso, que lleva 20 puntos arriba del segundo lugar, o 12, y cada punto porcentual equivale a 600 mil votos. O sea, inalcanzable, se siente y comience a operar como presidente electo y que Peña le entregue el bártulo de mando. La joya de la corona, la presidencia de la República, y ese tabajqueño pueda sentarse en ese taburete forrado de seda, pero con mucho poder. Como cuando Miterrand llegó a derrocar en las urnas a un gobierno conservador en Francia, que tenían 23 años haciendo de las suyas, y se instituyó un nuevo gobierno socialista. Algo así aquí pasaría, aunque el Ruso no se declara socialista, se declara Juarista, Cardenista y Maderista, los tres ejes de las grandes transformaciones mexicanas, vistos en sus jefes de Estado, que lo fueron. El PRI, si todo ocurre como sucede, perdió la oportunidad de gobernar para más años, a la terminación de 12 años del panismo se dio de nuevo la oportunidad al tricolor, pues se decía llegaba con un gobierno renovado y no fue así.

 

EL LUIS MIGUEL DE NETFLIX

 

Debo confesar que, pese a ser cinéfilo y netflixeliano por las noches, aún no he visto la serie de Luis Miguel. Soy un ave rara en esto. A Luis Miguel lo han visto todos, hasta González Iñarritu que le soltó un tuiter, pues la historia cuenta que le bajó una novia. Y otra mujer suya, la Stephanie Salas, arremetió contra la serie. La polémica hará que más la vean. Yo no tardo y me pego a ella. Vi la de José José y me pareció fantástica, bien hecha, con el tormento de la vida de nuestro Sinatra mexicano, el gran José José. Desde que se estrenó la serie, el catálogo de Luis Miguel se ha escuchado 194 por ciento más de lo normal. Y el triángulo amoroso de González Iñarritu, Mariana Yazbek y Luismi, se volvió tan famoso como cuando la princesa del pueblo, Ladi Dy, le puso los cuernos al vago Príncipe Carlos.

O sea, no culpes a la noche, no culpes a la playa. Tan, tan.

www.gilbertohaazdiez.com

zvr