El CALDO ELECTORAL DE CÓRDOBA

27 Nov 2017 José Algarín Durán

Y bien, después de 6 meses, nuevamente aparece nuestra columna ahora en su verdadera casa, el portal web de noticias www.sucesosdeveracruz.com.mx.

En la víspera de la salida de José Antonio Meade Kuribreña de la Secretaría de Hacienda, para buscar la precandidatura del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia de la República, más de un político veracruzano se cimbra.

Tal anuncio filtrado desde anoche desde diversas estructuras, principalmente de la Secretaría de Hacienda echan a andar los engranes de la maquinaria política no solo nacional sino también para la gubernatura de Veracruz.

En tanto que Héctor Yunes se encuentra en campaña desde hace mucho tiempo, poco ha podido recuperar el terreno perdida tras sufrir la derrota a manos del actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares. La sombra de Javier Duarte, de Fidel Herrera Beltrán y de la corrupción, saqueo e impunidad que caracterizó esos gobiernos siguen representando cadenas muy pesadas y estigmas que Héctor no puede cortar.

La designación de Meade para que sea el candidato del PRI a la presidente posiciona por naturaleza a Pepe Yunes Zorrilla, amigo personal de Luis Videgaray y quien prácticamente fue quien destapó a Meade hace unos días.,

Yunes Zorrilla es un político vertical que se caracteriza por su trabajo en beneficio de municipios veracruzanos a los cuales benefició con su gestión para bajar cientos de millones de pesos para ejecutar obras prioritarias.

El problema que tendrá Pepe Yunes es permitir que políticos vinculados a Duarte y a Fidel Herrera operen su campaña política y por lo tanto manipulen las posiciones del estigmatizado PRI veracruzano.

Se habla de personas como Erick Lagos, Ranulfo Márquez y Juan Carlos Molina como los próximos operadores políticos de Pepe. Miles de priistas veracruzanos cansados ya del saqueo y de las mismas prácticas aseguran no solo una derrota desastrosa para Pepe el día de las elecciones, si decide ir acompañado de tales grupos políticos, sino “fuego amigo” similar al que provocó la derrota de Héctor Yunes Landa.

Tanto la coalición PAN-PRD como el PRI-Verde no tienen en este momento candidatos poderosos para poder competir y ganar la gubernatura.

Por su parte Morena sigue viento en popa con el fenómeno López Obrador que en todas las encuestas realizadas a nivel nacional muestran la preferencia electoral hacia el tabasqueño para que sea el próximo presidente de México.

La elección pasada para gobernador de Veracruz, Morena se posicionó como la tercera fuerza electoral con mínima diferencia del PRI-PVEM-Nueva Alianza-AVE y Cardenistas.

Morena por sí mismo casi logró los votos de la coalición “Para Mejorar Veracruz” que encabezó Héctor Yunes Landa.

Cuitláhuac García acumuló 809 mil 626 votos que representó el 24.4% de los votos de veracruzanos. Héctor Yunes por su parte obtuvo 928 mil 249 sufragios equivalente al 30.27 por ciento de la votación.

Pero Cuitláhuac era un desconocido en Veracruz. Consideramos que su posicionamiento fue por el efecto López Obrador más que por su trabajo político.

Aunque Rocío Nahle también se baraja como posible candidata del Movimiento Regeneración Nacional a la gubernatura veracruzana.

Por el PAN es inminente la candidatura de Yunes Márquez, hijo del actual gobernador Miguel Ángel Yunes Márquez.

Referente al distrito de Córdoba prácticamente es un hecho que el candidato a la diputación federal por Morena será el actual legislador local del mismo partido Zenyazen Escobar García. No hay nadie mejor posicionado que él por su trabajo dentro del magisterio disidente y en Morena.

Por el PAN se apunta el ex diputado y actual director de Obras Públicas. Hugo Fernández Bernal, el actual presidente del PAN municipal, Iván Espinosa Hermida y de último momento el ex diputado Tomás López Landero, hermano de la alcaldesa electa, Leticia de los mismos apellidos. En este caso el PRD no tiene opción alguna de imponer candidato. Solo irá de comparsa y apoyo a los panistas.

Por el PRI se balconea mucho Sergio de la Llave Migoni aunque en forma soterrada Juan Lavín, ex alcalde de Córdoba ya trabaja en busca de la candidatura por ese partido. Aquí hay muchos comentarios que indican que mejor opción sería Paulina Muguira, esposa del ex alcalde Juan Lavín e hija del industrial cafetalero Domingo Muguira.

Debemos recordar que el aprecio de cordobeses a Paulina hizo que ganara en forma contundente la diputación local en el 2010.

Podríamos opinar que los mejores gallos en cada partido serían Tomás López Landero, Juan Lavín y Zenyazen. Una tercia de políticos fogueados que darían sabor al “caldo electoral de Córdoba”

 

 

 

Valora este artículo
(1 Voto)