Rudy Ríos junior: desde Córdoba al show internacional

Córdoba, Ver.- Baterista de talla internacional, de diversos géneros musicales como el bosa nova y jazz, destacando en el tropical, Ararudy Ríos Candia, hijo del legendario Rudy Ríos quien fuera dueño de La Mansión, otrora centro nocturno de Córdoba donde se presentaban artistas como Marco Antonio Muñiz, Carlos Lico, Armando Manzanero y José José narra los días de la trova y bohemia, del esplendor de las noches interminables de música y alegría en Córdoba y de sus giras internacionales que son parte de sus logros como músico, pasión que le heredó a su padre y amigos.

Rudy Ríos junior, como también le conocen muchos cordobeses es originario de esta ciudad, del populoso barrio del mercado Revolución, cerca de la escuela Emiliano Zapata. Más de uno se siente orgulloso de haber jugado con él, orgullosos del amigo que desde la infancia, las notas musicales guiadas por su padre, lo encaminaron a buscar caminos para llegar a pertenecer a bandas y grupos musicales de reconocido prestigio.

Para el vástago de Rudy Ríos, su vida quedó marcada por vivir el ocaso de aquel esplendor musical que vivió Córdoba pero que le permitió conocer y beber de la experiencia de grandes intérpretes. Es un parteaguas en su vida que lo marcó y le permitió desarrollar la pasión por la percusión.

Narra que, desde niño, en La Mansión ya les pegaba a los tambores con las baquetas. Recuerda al grupo base de La Mansión:

“Arturo González era el baterista del grupo de mi papá. Estaba el maestro Salomón. Adrián González en la guitarra. Otro se llamaba Alfredo Hernández o González, “El Dumbo”, Héctor Trujillo en la guitarra”.

Recuerda con mucho aprecio aquel momento en que su padre le regaló su primer batería siendo apenas un niño, hecho del que fue testigo Gonzalo García Jácome, “Lito” a quien recuerda con mucho aprecio como un gran amigo de su infancia en el barrio del mercado.

“El último centro nocturno que tuvo mi padre en Córdoba fue El Rincón del Quijote y posteriormente un amigo lo invita a Orizaba y abren el Montparnasse. Mi padre posteriormente fue invitado por un compadre a emigrar a Acapulco, lugar donde abren un piano bar al que denominan La Cueva de Solomillo, porque a mi padre Rudy Ríos todo mundo lo conocía como Solomillo”.

“Es a partir de ese momento en que mi padre me lleva a Acapulco y me enseña a tocar. Francamente mi padre me hizo músico en Acapulco”, confiesa.

“Es ahí donde conocí a grandes cantantes como Marco Antonio Muñiz, Pepe Jara, Rony Soto, Patricia Santos “La Tumba Hombres” y también conocí a una gran amiga de mi padre. Me refiero a la princesa Yamal”.

De trato cortés, Rudy Ríos junior visita Sucesos de Veracruz y narra un anécdota:

“La foto que subió el portal www.sucesosdeveracruz.com.mx a redes sociales se viralizó. Tan es así que la misma, que lleva el logotipo del portal de noticias que la difundió le fue entregada a los actores que protagonizan José José la serie la cual es difundida por la cadena Telemundo a través de Youtube y por esa gráfica pudieron conocer al verdadero Chumo, quien en la foto aparece tocando los timbales”.

“Actualmente soy un músico independiente. Voy a donde me llamen y a disposición de cualquier propuesta”.

“Estuve en un grupo en México que se llama Super Gallo, en aquel entonces eran de los mejores; trabajé para el Chicapalá, con los Brujitos de Catemaco que precisamente fueron quienes tocaron en la boda de José José y Anel que fue en Catemaco donde también amenizaron los Hijos de Pancho, compuesto por los Peláez”.

“Trabajé para Los 7 Latinos y con Super Grupo Furia que se integró con los músicos de Rigo Tovar y Chico Ché”. Manifiesta que la música y su trabajo le ha permitido realizar giras con diversos grupos como La Sociedad propiedad del integrante de Los Socios del Ritmo, Rubén Baeza.

“A nivel internacional he tenido varias giras: tres a Estados Unidos recorriendo gran parte del país: desde Texas hasta Carolina del Norte; a Chicago, Denver, Arizona y California. Tres giras consecutivas a EU con el último grupo en el que trabajé”.

“Casi se podría decir que domino todos los géneros. Con mi papá aprendí mucho. Aprendí con él a tocar jazz y fue en Acapulco donde participe por primera vez en un festival.

“Soy cordobés. Viví muchos años donde vivió Lito en la calle 7 y la avenida 14 del barrio del mercado, rumbo al rastro, donde existió hace muchos años una cantina conocida como La Cueva”.

Termina narrando:

“La Mansión la fundó un empresario de Peñuela de nombre Germán Polo junto con mi padre en la década de los años 60. Mi padre trabajó 20 años como bajista de Marco Antonio Muñiz hasta que le dio las gracias y vino a Córdoba. Muchos dirán que Rudy Ríos era de Córdoba como también en su momento dijeron lo mismo de José José. Mi padre fue de Apizaco, Tlaxcala. Murió en Acapulco. A mí me avisaron cuando estaba trabajando en Chiapas y lo sepultamos en Apizaco, su tierra natal”.

“Mi padre tocaba el piano pero el principal instrumento que dominó fue el bajo. El se fue muy pequeño a Mexicali e inclusive allá conoció a don Pancho Peláez, el papá de los Peláez de Ori Stereo. Mi padre cuando llegó a Córdoba venía como empresario. Abrió La Mansión y por sus contactos traía a grandes artistas. Los viernes y sábados eran los grandes shows”.

Rudy Ríos junior rememora a grandes músicos de la trova urbana cordobesa como El Colacho, otra gran leyenda musical que tocó en un grupo conocido como Los Gitanos, recuerda a El Negro José Romero y a otros más.

 

zvr