Nueva ley de bomberos, un hito histórico: padre Fabricio

Córdoba, Ver.- Al considerar que las necesidades más apremiantes para los cuerpos de bomberos que operan en el estado de Veracruz y que deberán atenderse una vez que se aplique la Ley del Cuerpo de Bomberos del Estado de Veracruz, son salarios, seguros de vida y capacitación el sacerdote-bombero Fabricio Martínez Limón precisó que la misma ley obligará a los tragahumo  a ser no solo mejores en su oficio sino también ser mejores personas en todos los aspectos.

Considerado el único cura-bombero que existe en el país, el también encargado de la comisión de vigilancia del Heroico Cuerpo de Bomberos de Córdoba manifestó que en ese cuartel son 55 elementos, en su mayoría voluntarios y sólo 6 o 7 son asalariados.

El presbítero Fabricio Martínez dijo desconocer el contenido exacto de la iniciativa aprobada en el Congreso del Estado de Veracruz:

“Leí la iniciativa hace 3 o 4 meses pero tengo entendido que el legislador Tito Delfín Cano quien impulsó esta ley junto con la diputada Mariana Dunyaska García sostuvieron una serie de reuniones en distintos cuarteles de bomberos de la entidad veracruzana y desconozco si le hicieron alguna enmienda a la que yo tuve la oportunidad de leer”.

Consideró como un hecho histórico la aprobación de la ley que protegerá a los bomberos.

“El pasado miércoles que se dio la aprobación de la ley vino a mi memoria mi abuelo y pensé ahora si nos hizo justicia la revolución. Pienso en todos los bomberos que empezaron hace muchos años y ya no están. Pienso en los bomberos de Anaversa, algunos de ellos ya no están y ahora nos toca de alguna forma disfrutar lo que ellos en su momento estuvieron deseando y no pudieron lograrlo”.

Agregó que este “es un momento también de meditación porque, así como esta ley nos va a dar oportunidades y a mejorar las condiciones de vida también nos dará obligaciones, va a exigir a todos los bomberos un mayor compromiso moral. Un estilo de vida acorde a nuestra labor”.

“En Estados Unidos, el bombero es una persona de respeto. Cuando uno de ellos opina algo respecto a una situación o algún problema la gente lo toma como palabra de Dios. Porque saben lo que significa un bombero que arriesga su vida y además tiene una calidad de vida honorable. Es exigencia moral pura”.

“Ahora que viene la ley, y lo digo por mí, el bombero tendrá derecho a divertirse pero debe aplicar aquellas palabras de San Pablo: puedo todo pero no todo me conviene. Vamos a estar más protegidos por la ley y mejor capacitados, pero también deberemos exigirnos una mejor vida moral”.

 

 

 

Don`t copy text!