“Donar es Amar”, mural para honrar a Luis Sáinz López Negrete

Córdoba, Ver.- Muralista por vocación, para Martín González Villalobos, el dar es sinónimo de amor y la manifestación más palpable de ese derroche de servir fue don Luis Sáinz López Negrete, considerado benefactor de nuestro municipio, impulsor de las artes y cultura y como una forma de rendir un homenaje a su obra es que se creó el mural Donar es Amar, en el interior de la biblioteca municipal.

“En él se reflejó el altruismo de un hombre cuya principal virtud fue el dar por lo que su nombre debe estar escrito con letras de oro”, revela el también escultor.

Mencionará que el mural fue iniciado a finales de noviembre y concluido en este año: “Refleja a don Luis en varias etapas de su vida. Desde que era niño, hijo de españoles”.

Martín González Villalobos manifiesta que don Luis perdió a su mamá cuando era un niño. En ese entonces su padre se vuelve a casar y lo mandó a Santander, España por eso se plasmó una sirena en el mural por la sirena del puerto de Santander y la bandera española.

A ese lugar llega de niño a vivir con su abuelo paterno que es banquero el cual tenía una gran biblioteca donde el leía. Como adolescente vive la guerra civil española y es testigo del asesinato de su abuelo a manos de un soldado franquista y además de la quema de su biblioteca.

Precisa que, con mochila al hombro, Luis Sáinz López Negrete viaja por varios países y es ahí donde le nace crear una lengua universal que logra y la llama Lusane, palabra que se forma con las dos primeras letras de su nombre y las dos de sus apellidos.

Con trabajo y ahorro regresa nuevamente a México y llega a Córdoba. Aquí se integra al Club Rotario donde realiza mucha labor, como todos los rotarios, por el bien común.

Tuvo un restaurante donde ahora es la Casa de la Cultura y tras ver la necesidad de los jóvenes por tener un recinto donde puedan desarrollar el arte y la cultura dona el edificio que era herencia de su familia y permite que en él se desarrollen instituciones como la casa de la cultura, la biblioteca municipal y el museo.

Martín González Villalobos informa con entusiasmo lo que el propio Luis Sáinz López Negrete le narró de su vida, durante las sesiones en las cuales posó para que le hiciera su escultura.

“Un gran amigo de él fue don Jorge Layún quien además es el patrocinador de este mural. Luis Sáinz es un hombre que hizo mucho por nuestra ciudad y este mural tiene partes de lo que es la historia de la escritura. Ahí están los hombres de las cavernas, algunos glifos que son parte del inicio del lenguaje”.

“Arriba dibuje un maya. Lo puse arriba porque cada vez se afirma más que los mayas estuvieron hace más de 7 mil años en México y es una de las culturas madre de la humanidad. Después sigue Mesopotamia y Egipto además del ángel que ya representa una situación espiritual, representación de lo que podemos sentir que es una buena vida y llevada bien”.

“Se muestran también imágenes de un pergamino, un códice con diferentes caracteres de diversas culturas mesoamericanas o de América Latina. Del otro lado del arco observamos a don Quijote de la Mancha que es otra obra cumbre”.

¿Qué significa Donu Sona Lamu, leyenda que se encuentra sobre el arco donde se encuentra el mural?, se le inquiere.

“Dono es donar, Sona es amar. Está en Lusane, la lengua que el creo. Cuando tu das es que amas y lo que tu das con amor la gente lo percibe”.

González Villalobos manifiesta que en Córdoba han existido personas como don Luis Sáinz. Es una lista muy grande de quienes han hecho mucho por Córdoba y a lo mejor para ellos no tuvo importancia se conociera o no sus obras.

“Al final pasamos el busto de don Luis a la biblioteca municipal donde quedó debajo de su mural para que los visitantes puedan ubicarlo mejor”.

Muralista y apasionado de la pintura desde su infancia, allá en el barrio de colonia Moderna atrás del barrio de Las Estaciones, González Villalobos indica que fue su sonrisa lo que más cautivaba de don Luis y además sonreía con los ojos.

“Tuve la dicha de poder platicar muchas sesiones mientras él posó para que le hiciera su escultura y me platicó pasajes de su infancia y de su juventud, cómo anduvo trabajando fuerte de un poblado a otro y ahorraba y ahorraba. Me contaba que los zapatos que traía puestos cuando me modelaba tenían más de 30 años con él, pero eran zapatos buenos. Le gustaba la calidad, pero también cuidar sus cosas, no despilfarraba”.

Martín González dijo que el inmueble que donó don Luis Sáinz López Negrete y que hoy ocupa la casa de la cultura, la biblioteca municipal y el museo es perfectible.

“Aquí existen técnicos muy buenos con estudios que siempre están capacitando al personal para mejorar y es aquí donde el personal podría tomar más cursos para actualizarse”.

“Todo lo que se pueda hacer por mejorar la calidad del servicio de la biblioteca sería magnífico como por ejemplo la conservación de los libros de Rosita Galán Calleja, los libros de la historia de Córdoba aunado al mantenimiento continuo que se debe hacer a las instalaciones”.

El muralista consideró necesario contar con un área dedicada a cordobeses ilustres en las letras, además de impulsar más el muralismo en esta y en las demás bibliotecas que existen en el municipio

Concluye:

“Córdoba es muy fértil no solo en lo referente a la naturaleza. Les ponía un ejemplo a mis alumnos en que puedes encontrar un tronco tirado y en el mismo crecen plantas, insectos, fauna de todo tipo y en el caso de las bellas artes también tenemos mucho talento como las actividades culturales, escritura, oratoria, declamación, cine, fotografía, periodismo, comunicación, danza, teatro, artes plásticas”.

“Tenemos danza clásica con 5 o 6 escuelas con excelentes resultados en el ámbito nacional e internacional. En Córdoba existe una planta con un semillero de artistas en formación”.