Dar una sonrisa al paciente de labio leporino, objetivo de Claypa: Flor Vázquez

Córdoba, Ver.- Para la doctora Flor Yleana Vázquez González la mayor satisfacción es ver a un niño o menor de edad con labio leporino y paladar hendido integrado a la sociedad a través de una vida normal. “Regresarles la sonrisa tan anhelada es mi mayor satisfacción”, revela.

Especialista en ortodoncia, ortopedia y odontología general la doctora manifiesta que su labor dentro de las campañas de cirugías gratuitas que realiza la Fundación Claypa es la ortopedia prequirúrgica.

“Yo llevo lo que es el control del NAM. Es un modelador nasoalveolar que ayuda a levantar la nariz y a cerrar los segmentos. Se obtiene un mejor resultado si los niños utilizan el NAM, el cual se coloca en los primeros meses de vida y es un aparato prequirúrgico”.

“Una vez que se logran los resultados que buscamos, los especialistas deciden si se opera el niño o seguimos trabajando con ellos. A mí me toca la ortopedia y la ortodoncia de los niños con labio leporino y paladar hendido. También les atiendo sus caries, si necesitan coronas. Todas las restauraciones se les llevan a cabo también”

“Narra que lo mejor es la expresión de los padres cuando la cirugía se realizó. La expresión de ver a su niño cerrado. A mí me satisface mucho lograr éxitos con pacientes que no fueron tratados adecuadamente. Cuando se hace un tratamiento adecuado de inicio podemos tener resultados favorables”.

“Nuestro propósito es que cuando los niños lleguen a la edad adulta estén lo mejor recuperados, que el labio leporino y paladar hendido sea ya solo una característica y no un problema o deficiencia para ellos”.

Confiesa que ha tenido pacientes que han sido mal atendidos y han llegado con una autoestima muy baja. “Nosotros logramos por medio de la ortopedia y la ortodoncia y tal vez hasta con prótesis fija devolverles la sonrisa tan anhelada. Esa es mi mayor satisfacción y logro”.

“Había una niña que jamás sonreía. Siempre estaba mirando hacia abajo. Una vez que terminó su tratamiento y le pusimos sus coronas ahora la veo en Facebook muy diferente, ya reintegrada a la sociedad”.

Vázquez González detalla que la primera cirugía que se aplica es la del labio. A los seis meses la del paladar. Los dejamos descansar hasta dos años y se deje crecer al niño. Una vez que tiene tres o cuatro años entramos a control. Asisten cada vez que llega la campaña de cirugías a Córdoba. Se les aplica fluor, prevención de caries, técnicas de cepillado”.

“Cuando cumplen tres años comenzamos a ver lo que es la mordida. Casi todos van a tener un colapso del maxilar y por lo mismo una mordida cruzada y a través de la ortopedia comenzamos a trabajar con ellos desde pequeños”.

“Después de los 18 años se les hace la reconstrucción de la nariz para perfeccionarlos”.

Explica que el paciente sigue creciendo y puede seguir con tratamientos y todas sus cirugías y atención a través de Claypa en forma gratuita”.

 

 

 

 

 

Don`t copy text!