Damaris Sánchez, una vida dedicada a la oncología

“Las mujeres mexicanas debemos agradecer que nacimos en un país en donde no nos bloquean por nuestro género ya que en otras naciones ni siquiera les permiten aprender a leer, en cambio, aquí un número importante podemos estudiar y disfrutar el ejercicio de la profesión y oficio de nuestra elección e incluso motivar a otras para que lo hagan”, expresó a propósito la doctora Damaris Sánchez Hernández, oncóloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) adscrita al Hospital General Regional de Orizaba (HGRO)

La especialista compartió que realizó sus estudios de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana, con sede en Ciudad Mendoza, posteriormente continuó su preparación en Medicina Interna en el Centro Médico Nacional “La Raza”, y la especialidad de Oncología Médica en el Instituto Nacional de Cancerología.

Reconoció que su especialidad es difícil en el sentido de que los pacientes llegan con miedo ya que al conocer el diagnóstico de cáncer, enseguida lo relacionan con una sentencia de muerte, por lo que desde su trinchera en el consultorio del HGRO brinda a sus pacientes una atención integral, incluyendo el apoyo de voluntarios, familiares de los enfermos y del personal, asistencia emocional que debe ir de la mano del tratamiento o la cirugía, dependiente el caso.

Buscamos contribuir a que los pacientes oncológicos enfrenten con la mejor actitud la enfermedad, que aprendan a convivir con ella, entendiendo que es parte de su vida. Dijo que el ejercicio de su profesión le ha resultado una experiencia gratificante dado que buen número de pacientes superan el cáncer.

Recordó la médica del IMSS, que uno de sus profesores siempre le decía que para poder cuidar  a la gente, hay que estudiar y aprender a ayudarlos no solo desde el área médica, también desde el punto de vista emocional  y ayudarlos a que el tiempo de sobrevivencia, ya sean meses o años lo vivan de la mejor manera, premisas que la motivaron a dedicarse a la oncología.

En otro momento de la entrevista, Damaris Sánchez Hernández admitió que por momentos la Oncología es una disciplina deprimente, ya que se crean vínculos y apegos con los enfermos y cuando los resultados no son los esperados, esas pérdidas también le afectan a nivel personal, por lo que para fortalecerse y constituirse en un verdadero apoyo a pacientes y familiares trata de tener una relación espiritual, estar cerca de su familia y amigos, practicando actividades deportivas y de esparcimiento.

La oncóloga del Seguro Social se manifestó agradecida por ser  mujer en un país en el que pese a todo, hay libertades e igualdad de oportunidades para la población femenina e invitó a mirar a otros países en donde no pueden hacer lo que anhelan, lo que permitirá valorar lo que aquí se tiene.

Por último, Damaris, mujer que ha dedicado más de la mitad de su vida a su preparación y a la práctica de la medicina se pronunció porque en México se fortalezca la cultura de la salud, de la prevención, porque el cáncer al igual que otros padecimientos, han crecido a causa del desconocimiento de las causas, de manera que es importante identificarlas para evitarlas, para que ya no lleguen a las unidades médicas mujeres con cáncer en etapas tres y cuatro, en las que ya las probabilidades de curación disminuyen.

zvr