Artistas latinos se pronuncian contra la separación de niños migrantes

Artistas latinos como Thalía, Angélica Vale, Luis Fonsi y William Levy reprobaron la política del gobierno del presidente estadunidense Donald Trump de separar niños de sus padres en los cruces fronterizos y ubicarlos en centros de detención en estados como Texas y Florida.

“Esto va más allá de cualquier situación política. Como madre no podría imaginarme estar separada de mis niños, no saber si comen, si pasan frío, si están siendo tratados mal, si piensan que jamas volverán a verlos, me parte el alma. ¡Esto tiene que parar!”, escribió Thalía en Twitter, con una foto de un niño tras una reja.

El actor de origen cubano William Levy escribió en la misma red: “No le hagas esto a un perro porque serás penalizado con crueldad hacia los animales, pero nuestro propio gobierno está haciendo esto. Lo que le están haciendo a estos niños es horrible!!”.

El cantante puertorriqueño Luis Fonsi escribió en inglés en su cuenta de Instagram: “Tiene que haber una mejor manera” , “¿Qué es esto? ¿Qué clase de país somos? ¡Esto es una completa violación de derechos humanos!”.

La actriz mexicana Angélica Vale expresó en un video publicado en Instagram: “No puedo imaginar el dolor de las mamás y de esos niños que han sido separados, pero nosotros podemos hacer algo”.

Vale añadió que “La mejor forma de combatir esta brutalidad es hablando a nuestros representantes, hablando a los senadores para que hagan algo y paren esta locura que se está llevando a cabo”.

El video fue publicado como parte de una campaña lanzada por la revista People en Español que invita a celebridades y lectores a prinunciarse sobre el tema bajo los hashtags #DondeEstanMisHijos y #WhereAreMyKids.

Otras personalidades de la televisión hispana de Estados Unidos como María Celeste Arrarás, Pamela Silva-Conde, Borja Voces, María Elena Salinas, y Jackie Guerrido, también expresaron su desacuerdo con la política de separar familias.

Las separaciones familiares son el resultado de una política de “cero tolerancia” del gobierno de Trump con las personas que cruzan la frontera sin documentos las cuales son entregadas a la justicia criminal, mientras que unos dos mil inmigrantes han sido separados de sus padres.