La feria del libro de París

La semana pasada hablamos, entre otras cosas, del Parque de Exposiciones. Esta vez visitaremos su pabellón número uno, pues en él tuvo lugar la feria del libro de París. Entre el 16 y el 19 de marzo, este evento reunió a 1200 editores y 3000 autores bajo el tema ‘los escritores de cara al mundo’. El país invitado este año fue Rusia que contaba con un inmenso stand y hasta un pequeño auditorio para la presentación de diversos espectáculos.

Las medidas de seguridad en Francia se reforzaron desde los atentados de 2013, por lo que los visitantes deben pasar por los pórticos de detectores de metales y evitar maletas y bolsas de más de 40 x 30 cm, pues están prohibidas de acceso al recinto ferial. Los boletos se pueden comprar de antemano por internet e imprimirlos en casa para evitar las colas en las taquillas.  Cuestan 10 Euros en semana y 12 sábado y domingo, lo que es ciertamente caro, pero  la entrada es gratis para toda persona de menos de 18 años. Existen reducciones de alrededor de 40% para estudiantes, jubilados, desempleados, discapacitados y también para los acompañantes de estos últimos. Las personas con problemas de movilidad pueden solicitar una silla de ruedas.

Durante los cuatro días que duró la feria hubo 800 eventos como mesas redondas, entrevistas, charlas y sesiones de dedicatorias con diversos autores, franceses o extranjeros. Para los niños se hicieron lecturas de cuentos con música, talleres de ilustración, juegos de escritura y proyecciones de documentales infantiles

 

El domingo por la mañana fue un buen momento para visitar el salón del libro de París, pues el público, en su mayoría, llega hacia el mediodía. Como cada año, fue  un placer tener acceso y descubrir miles de publicaciones de tan diversas partes del mundo, cuyas variadas temáticas entretienen y estimulan la imaginación del lector.

 

 

Don`t copy text!