El Himno Nacional Mexicano, uno de nuestros símbolos patrios modernos, por decirlo de alguna manera, pues fue el último en consolidarse en la cultura cívica, después del escudo y la bandera, ha tenido una trayectoria de contradicciones históricas que, en el marco de estos festejos patrios, resulta interesante revisar.

El 12 de noviembre de 1853, el gobierno del general Antonio López de Santa Anna publicó una convocatoria para que todos los poetas y compositores concursaran con la letra que sería el Himno Nacional.

Como Francisco González Bocanegra (1824-1861), quien se había dedicado al comercio y la administración pública, no se animaba a escribir una composición para el certamen, su novia, Guadalupe González del Pino, lo impulsó a hacerlo. 

Cuenta la anécdota que el poeta mexicano fue encerrado por su prima en una habitación de su casa para que escribiera nuestro representativo cántico marcial. Un día que llegó a visitarla, ella lo invitó a pasar a una de las piezas interiores de la casona, y le mostró, sobre una mesa, papel para escribir, al tiempo que le advertía que no lo dejaría salir de ese aposento hasta que lograra componer la letra del Himno Nacional. Y cerró con llave la puerta. Después de cuatro horas de trabajo, esos manuscritos pasaron por debajo de la misma. Fue la propia Guadalupe quien leyó por primera vez los versos que había escrito González Bocanegra, y luego se comprometió en matrimonio con él, según se da a conocer en la literatura existente.

En cuanto a Jaime Nunó Roca (1824-1908), quien no cobró jamás los quinientos pesos del premio, debido a la estrepitosa caída del gobierno de Santa Anna, sobrevivió su vejez al filo de la miseria, aunque fue dignamente reconocido por el régimen porfirista; y en 1942, la administración de Ávila Camacho hizo traer sus restos para inhumarlos en la Rotonda de los Hombres Ilustres. En 2010, justo en la celebración del Bicentenario de la Independencia de México, el investigador catalán Cristian Canton Ferrer localizó en los Estados Unidos al único descendiente directo de Nunó, su bisnieto Edwin B. Cragin Nunó, en Pelham, Nueva York. Este hallazgo permitió recuperar el fondo personal del compositor español, que incluía cerca de cinco mil documentos inéditos (cartas personales, partituras, documentos oficiales, etcétera), que llevó al mencionado musicólogo a confeccionar su primera biografía completa, la cual aparece en los libros Jaime Nunó: un sanjuanense en América (2010) y Jaime Nunó, más allá del Himno Nacional (2012), ambas del referido estudioso.

Otra grieta en la crónica del símbolo patrio que nos ocupa fue la célebre expulsión del país del músico cubano Dámaso Pérez Prado, en 1953, por la supuesta conversión –no se puede decir arreglo musical- del Himno Nacional a mambo.

Al respecto, prevalece la duda, ya que no existe grabación o partitura alguna que lo compruebe. Lo cierto fue que, a su regreso al país en 1964, Pérez Prado creó el Mambo Politécnico y el Mambo Universitario, canciones de festejo del Instituto Politécnico Nacional y de la Universidad Autónoma de México respectivamente. Además, adquirió la nacionalidad mexicana en 1980 y residió los últimos años de su vida en nuestro país.

Con esta breve cronología, podríamos pensar que la composición de Francisco González Bocanegra y Jaime Nunó Roca es propiedad absoluta de la nación. Sin embargo, en 2004, Gabriel Larrea, ex director del Instituto Nacional del Derecho de Autor, descubrió que los derechos autorales de la música del Himno Nacional pertenecen al estadounidense Henneman Harry.

Esta situación se debe a que los derechos de autor fueron vendidos por la familia de Jaime Nunó a la compañía estadounidense Wagner & Lieven, a principios del siglo XX. Henneman Harry los compró; presentó el himno nacional en Edward B. Marks Music Company, con algunos arreglos, y lo registró ante la Broadcast Music Incorporated (BMI), sociedad recaudadora de derechos de ejecución pública en Estados Unidos, con el número CAE 99999960, en el que se menciona que él y Jaime Nunó son los co-autores de la música de nuestro himno. Esta marrullería le permitió presentarse en 1996 ante el régimen mexicano para cobrar derechos autorales. A partir de entonces se estableció un contrato entre dicha empresa y nuestro gobierno federal, el cual se renueva cada diez años y nos permite tocar, con el pago de regalías, nuestro cántico marcial en el extranjero, gracias a que Manuel Ávila Camacho expropió los derechos para México, pero cada vez que se interpreta en eventos internacionales, se deben pagar prebendas a los titulares de los derechos musicales, pues el titular de la letra es el Estado Mexicano.

En fin, lo bueno de esta historia es que nuestro Himno también es propiedad de la nación y está respaldado jurídicamente por la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, promulgada en 1984, ya que su letra fue obra del compositor mexicano Francisco González Bocanegra, por lo que Henneman Harry le otorga a México el derecho patrimonial del mismo sin ningún problema, pues a él sólo le interesa cobrar las regalías de su interpretación en actos internacionales.

Ojalá nuestro gobierno federal consiga, en el futuro próximo, rescatar el copyright de la música de nuestro emblemático himno, el cual, además de andar deambulando en el archivo de la Broadcast Music Incorporated, también aparece, en diversas versiones, en los catálogos de la American Society of Composers, Authors and Publishers (ASCAP), en casas editoras de música como Music Sales Corp/G Schirmer Inc de Nueva York, Oliver Ditson & Company/Theodore Presser Company de Filadelfia, y Carl Fischer Inc de Nueva York. 

Córdoba, Ver.- Con una trayectoria de 19 años en el trabajo de la actuación, así como la producción y dirección de obras teatrales, el maestro César Zárate, dirige la compañía nacional “Víctor Puebla”, donde alrededor de 50 jóvenes participan en la realización de una exitosa gira presentando su talento a través de una representación teatral donde se invita a reflexionar a través de  “Una  Voz a la Unión de los Pueblos.

En entrevista, el reconocido actor quien ha participado en una veintena de obras teatrales, de las cuales 10 ha tenido la oportunidad de dirigir, nos explica acerca del trabajo que realiza con un grupo de jóvenes que tienen la pasión por la danza y al mismo tiempo por la actuación para realizar obras clásicas principalmente como parte de la difusión de la cultura y el arte, que es lo que se promueve a través de la compañía nacional “Víctor Puebla” que impulsa la organización nacional Antorcha Campesina.

Precisamente al término de la presentación de una obra clásica de un escritor europeo, en donde se promueven los valores de la libertad y la justicia, es cuando nos concedió la entrevista en donde nos platica de lo que representa la difusión de la cultura y el arte a través del teatro, actividad en donde sus alumnos ponen todo de su parte para ofrecer el mejor espectáculo no sólo por su talento sino por todo lo que en escena muestran.

En esta ocasión, son alrededor de 50 jóvenes en escena, los cuales muestran su facilidad para interpretar personajes clásicos en un espectáculo que además, está muy bien complementado por escenografía y vestuario, elementos en los cuales ellos mismos tienen mucho que ver, ya que en el caso del vestuario se asesoran con profesor en la materia que los apoya para materializar lo que de su imaginación sale para poder dar vida a cada personaje que interpretan sobre el escenario.

Durante la presentación de esta puesta en escena, es fácil advertir el talento de los jóvenes al destacar en cada papel que representan,  mostrando pasión y entrega en cada diálogo que presentan sobre todo porque se trata de obras clásicas.

Por su parte, el vestuario es parte de lo que ellos también diseñan y elaboran ya que sólo son auxiliados por expertos en la materia, pero gran parte de la labor es de ellos, ya que además también diseñan y elaboran la escenografía que muestran en el escenario para recrear cada momento de la obra que presentan.

De este modo, se pone de manifiesto el talento y creatividad del profesor César Zárate, quienes señala que para poder sacar adelante el trabajo en escena, son varias horas de ensayo las que requieren los jóvenes, y por ello de lunes a domingo tienen largas jornadas de trabajo hasta lograr casi la perfección en cada trabajo que representan, como sucede actualmente que andan realizando una gira de presentaciones por varias partes del país.

Por lo que reiteró que además del talento de cada joven, se tienen que someter a una rígida disciplina para estar al cien en cada trabajo que presentan en escena, jornadas diarias de muchas horas y sobre todo que se entreguen con todo como la mayoría lo hace, pues explicó que aún cuando la mayoría no se dedicarán a la actuación en el futuro, pues cada uno estudia alguna otra profesión, están conscientes de que trabajo es difundir la cultura y que de este modo la gente se interese por este tipo de expresiones.

 

*** Su autor Jorge Alberto González Ramírez reconoce trayectoria de reporteros de la ciudad.

Córdoba, Ver.- El auditorio del Seguro Social en esta ciudad fue el escenario perfecto para desmenuzar perfectamente la realidad del periodismo y de quienes por años se han dedicado a este profesión, ya que mediante la pluma del periodista y escritor cordobés, Jorge Alberto González Ramírez y la actuación del joven actor Jairo Xavier y el histrión porteño, José Luis Rivero y bajo la dirección de Beatriz Ferrer, nos presentaron la obra El Dilema, una cruda y muy clara realidad.

Con dos actores en escena inmersos en lo que es una redacción periodística, donde se muestra la cotidianidad de lo que es trabajar en un diario al menos de manera tradicional antes de que nos alcanzara el uso del internet y de las redes sociales, allí los dos personajes de esta obra, la primera de la pluma de Jorge Alberto González, quien ya tiene dos libros más en su haber una trayectoria de más de 20 años en el medio periodístico, nos cuentan y nos hacen recordar para quienes sabíamos ya, las historias de los periodistas asesinados durante los últimos casi 10 años en el territorio veracruzano.

Y nos dejan ver la responsabilidad tal cual de los gobiernos, de la sociedad misma y de este modo las condiciones tan desfavorables en que se trabaja actualmente en Veracruz el trabajo del periodismo, el cual se dijo durante esta obra, no es fácil dejar, porque finalmente se trata de una de las profesiones más nobles y con responsabilidad ante la sociedad para informar lo que está pasando, bueno o malo, pero finalmente es una noticia y como se dijo allí en el escenario, “siempre habrá alguien que tenga que decirlo, en condiciones buenas o males, positivas o adversas, el periodista tiene que trabajar y ejercer esta labor”.

Por, eso se hizo alusión y a manera de homenaje, de cada uno de los periodistas caídos en su labor, casos como el de Regina Martínez, una de las primeras víctimas de la inseguridad en Veracruz, por citar uno, pero como parte de la escenografía entre luces de El Dilema, se observa una mampara con las fotos de los hasta ahora poco más de 20 comunicadores acaecidos en el cumplimiento de su deber.

La obra trata en sí del periodismo y su labor de los reporteros en Veracruz, es un trabajo que no se autocensura y por tanto lanza una crítica a quien debe lanzar, por ello al finalizar la misma y agradecer al público de Córdoba, su tierra natal, el escritor Jorge Alberto González Ramírez, invitó a un grupo de reporteros que hacen labor diaria en el periodismo escrito  y la mayoría durante muchos años, para que subieran al escenario a recibir un reconocimiento por parte de la producción de la obra.

De esta manera, fueron reconocidos, Zenén Domínguez, Rafael Calvario, Carlos Vergara, Romeo Real, José Guerrero, José Luis Jiménez y el autor de este artículo, Francisco M. Cambambia, quienes agradecimos la distinción con el aplauso del numeroso público de la ciudad que no dejó sólo en esta ocasión al talentoso Jorge Alberto González Ramírez, egresados de gloriosas escuelas como la ESBAO y la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la UV.

 

Veracruz, Ver.- El periodista y escritor cordobés, Jorge A. González regresa a su tierra
natal para presentar su ópera prima El Dilema, puesta en escena con la que
irrumpe en el quehacer teatral de manera exitosa al ser seleccionada en la
pasada Muestra Estatal de Teatro Veracruz 2017.
Su trabajo que se ubica dentro del género drama, con duración de 50
minutos, se presentará este sábado 26 de agosto a las 18:00 horas en el
Teatro Córdoba, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en
calle 1, entre avenidas 11 y 9, en el centro de la ciudad.
El texto de González Ramírez aborda el difícil tema del ejercicio
periodístico en el Estado de Veracruz, entidad considerada como la más
peligrosa para desempeñar esta labor informativa a plenitud, debido a las
escasas garantías de seguridad de parte de las autoridades en sus tres
niveles de gobierno.
Bajo la dirección de la actriz veracruzana Beatriz Ferrer, los actores
porteños José Luis Ruiz Rivero y Jairo Xavier, desdobla en diversas aristas
la historia que va desde cómo se toman decisiones cruciales en una
redacción, hasta cómo se viven los miedos, temores y peligros que tienen
que enfrentar los maestros de la información.
El trabajo del autor, quien también es productor del mismo, va más allá de
los avatares de una profesión, al contar a través de sus personajes cómo
fue que Veracruz se convirtió en un infierno para los periodistas y para
los veracruzanos.
El Dilema cuenta la historia de Gabriel Ventura, un periodista mayor de la
vieja escuela que está a punto de tomar una difícil decisión que cambiará
radicalmente el curso de su vida profesional.
Andrés, un joven recién egresado de la universidad, optimista y soñador que
buscó ser fotógrafo del afamado periodista, a quien admira y respeta; se
sorprende cuando se entera de la irrefutable determinación de su compañero.
Ambos trabajan para el Diario La Verdad, y en medio de la redacción se
desata una acalorada discusión de ética y supervivencia, en la que se
revelan los acontecimientos que cambiaron la forma de hacer periodismo en
el estado de Veracruz.
La obra de teatro El Dilema surge gracias a la inquietud de su autor (de
formación periodista) por su interés en que la sociedad comprenda el
ejercicio de la profesión más allá de su compromiso social de informar,
también desde la parte más humana.
El texto representa además un homenaje a los periodistas caídos en el
cumplimiento de su tarea informativa, muchos que hasta la fecha son
asesinados de manera brutal, como el caso de Cándido Ríos Vázquez,
reportero del Diario de Acayucan, en el sur del Estado; ejecutado el pasado
martes. Convirtiéndose así en el deceso número 22 de las últimas tres
administraciones estatales.
González Ramírez visitará Córdoba, ciudad en donde realizó sus estudios de
primaria, secundaria y bachillerato para luego residir en la ciudad de
Veracruz donde realizó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la
Comunicación por la Universidad Veracruzana (UV), y más tarde la Maestría
en Periodismo.

Luego de ejercer el periodismo cultural en la ciudad porteña por más de 15 años,

publica su libro  "Recuerdos y Recuentos Periodísticos", que forma parte de la

Colección de Periodismo Cultural de CONACULTA; y "Personajes y perfiles",

publicado por el Instituto Veracruzano de Cultura (IVEC).

 

Córdoba, Ver.- Heredero de una dinastía artística que nació con el inmortal Ídolo de México, Pedro Infante, su nieto Cruz Infante, sigue los pasos de quien hasta ahora se le considera una de la figuras más emblemáticas del  espectáculo en México y fuera del país, por lo que el joven cantante incursiona en el género Regional mexicano y con una trayectoria de casi 11 años de actividad, busca consolidarse y lograr un sitio privilegiado en esta profesión.

De visita en la ciudad de Fortín donde presentó su espectáculo con grandes temas algunos conocidos y escuchados antaño por su famoso abuelo, Cruz Infante accedió a una entrevista para este medio previó a su exitosa presentación, donde la imagen y el magnetismo de su antecesor, fueron suficientes para arrancar aplausos al por mayor, suspiros de las damas presentes y la solicitud de una foto muy bien abrazadas de él.

En la charla con este reportero, comentó que desde los cinco años de edad al acompañar a su padre Cruz Infante en las presentaciones que como cantante realizaba, fue agarrando el gusto por la música, por ello a partir de los 11 años, empezó a picar piedra en esta profesión, el canto, su verdadera pasión pues aún cuando en un tiempo tuvo oportunidad de ingresar a Televisa a la carrera de actuación, se dio cuenta que lo suyo no era precisamente esto, y decidió hacer carrera sólo como intérprete ya que tampoco compone.

De esta manera, a la fecha lleva ya tres producciones musicales, todas en plataformas digitales como es usual hoy en día al desaparecer prácticamente las compañías disqueras, por lo que su trabajo es específicamente grabar los temas y realizar los videos para reforzar su difusión tanto en las mismas plataformas como en canales de televisión, donde la apertura para su desarrollo profesional ha sido bastante y bien recibido por el público, destaca.

Así, al realizar los videos de cada una de sus producciones, hasta ahora son: “Corazón de acero”, Fantasía cumplida”, “Cómo te explicó” y ahora se encuentra preparando lo que sería el cuarto material, igualmente de la autoría de la misma compositora, Adriana Rocha, de este nuevo material nos dice que se hará  el video clip, el cual grabarán en la ciudad de Mérida, Yucatán, lugar en donde actualmente reside y desde donde se desplaza a los lugares en donde efectúa presentaciones ya sea en eventos masivos o privados, principalmente.

De esto abunda que ha sido bien recibido por el público y no sólo por cargar de cierto modo con el apellido y nombre de su famoso abuelo o en general de toda la Dinastía que siempre están en los reflectores “mediáticos”, sino también por el talento que ha demostrado sobre los escenarios y el estilo de su voz y forma de interpretar cada una de las canciones que presenta en cada show como lo hizo recientemente en la ciudad de Fortín en donde los aplausos y porras, dejaron de manifiesto que logró la aceptación de los cientos de presentes en esta ocasión.

Justamente al hablar de su famoso apellido y hasta el parecido físico del inmortal Pedro Infante, comentó que no le pesa ni las comparaciones ni el hecho de que se piense que se le abren fácilmente las puertas de cualquier medio sólo por ser parte de la familia, sino más bien es un reto para ser siempre original y tratar por igual a todo el público para el cual se debe en cada presentación, para la gente que escucha su música y lo reciben con una sonrisa, con un aplauso y demás manifestaciones de amistad.

Del género musical que interpreta, se dijo convencido , además de que es también como un tributo a su abuelo pues era precisamente esos ritmos los que siempre interpretó y que en parte lo hicieron famoso, y de sus presentaciones además de hacerlo por lo menos tres o cuatro veces a la semana en el interior de la República Mexicana, también ha tenido oportunidad de llevar su música a ciudades del Paso Texas en Estados Unidos, así como a Centroamérica y Sudamérica, a lugares como Guatemala y el Salvador.

El joven intérprete, señala que el genero  Regional mexicano, abarca lo que banda, norteño, boleros, la cumbia, el cha chá, principalmente, algo de lo que su abuelo interpretaba, y que ahora él retoma ya que hay temas que Pedro Infante hizo famosos y que ahora con su voz y estilo, él, los canta y hace emocionar a mucha gente que fue fans antes y ahora del  famosísimo mexicano.

De la diferencia entre el medio musical de antaño y ahora, está consciente de que antes  era más fácil, las empresas hacían casi en su totalidad la carrera de algún intérprete con  talento y con base en ello era la promoción en los diversos medios de comunicación, además producían los discos y demás material, sin embargo, ahora es diferente, no hay apoyo de esta naturaleza  y de cierto modo, cuesta más iniciar y hacer una carrera, pero si se tiene el talento y se quiere, se puede, enfatiza.

Además de continuar realizando un sinnúmero de presentaciones en vivo, sobre todo particulares y algunos eventos masivos, también prepara todo sobre lo que será su próximo video que grabará en la “blanca” ciudad de Mérida, Yucatán, en el cual participará también como productor y director, pues es algo que le gusta y en lo cual ha participado directamente en las anteriores producciones.

 

Córdoba, Ver.- Con un teatro Pedro Díaz abarrotado, el primer actor Arturo Beristaín levantó el telón del IX Festival Emilio Carballido, representando de manera magistral el monólogo "Confesiones sobre la lluvia", del escritor y poeta Juan Villoro, evento organizado por el Ayuntamiento de Córdoba en coordinación con Héctor Herrera, director del Festival.
El presidente Tomás Ríos Bernal junto con Héctor Herrera, director del Festival y Beatriz Rodríguez Villafuerte, vicerrectora de la Universidad Veracruzana en la zona Córdoba-Orizaba, inauguraron la novena edición del homenaje al dramaturgo cordobés Emilio Carballido, resaltando que en estos cuatro años de la Administración Municipal, el festival teatral se ha convertido en referente nacional e internacional, siendo respaldado por miles de cordobeses y vecinos de la zona centro, cada año llenan cada una de las presentaciones teatrales y eventos organizados en torno al ilustre literato cordobés.
Ríos Bernal apuntó; “Es el noveno año en que Emilio Carballido está vivo en Córdoba y  el cuarto año en esta Administración Municipal, agradezco a Héctor Herrera su impulso y valentía porque los primeros años fue difícil llenar el teatro, hoy la ciudad se engalana, eso dice mucho de la educación de una ciudad, poco a poco Córdoba y la región vamos adquiriendo este hábito de disfrutar del arte, el deporte, así que a disfrutar de este gran evento porque son días de alegría”.
Por su parte Héctor Herrera, director del Festival Emilio Carballido, anunció el inició de una nueva aventura que desde hace nueve años nació, al tiempo que agradeció la presencia tanto de grupos extranjeros como nacionales y locales por su participación. “Para mí es muy grato que estén aquí participando que nutran este festival con su talento que estoy seguro a todos encantará”.
En este segundo día de actividades, al medio día, el primer acto Arturo Beristaín tuvo un encuentro con los medios de comunicación en donde habló sobre teatro, política y la obra de Juan Villoro, a través del cual daría vida a un bibliotecario encargado de dar una conferencia sobre la lluvia. Monologo que le permite al personaje desnudar sus secretos y sentimientos, pero también del legado de Emilio Carballido.
El primer actor mexicano de cine, teatro y televisión, Arturo Beristaín, reconoció el talento del dramaturgo, Emilio Carballido, como uno de los mejores novelistas y gente de teatro, sobre todo transformadores de la realidad, de la conciencia de los mexicanos.
“Un monólogo es un maratón, son 43 kilómetros y los corres en soledad, pero el teatro es un hecho colectivo, depende mucho de lo que sucede abajo para lo que suceda arriba se dé”, expresó Arturo Beristaín.
Durante la presentación en el teatro Pedro Díaz y después de una tarde noche de lluvia en esta ciudad, el primer actor inició con el monólogo que narra cómo extravía unos papeles con los que impartiría la conferencia sobre la lluvia y entonces comienza a narrar pasajes de su vida, su esposa y el amor, también recuerda a su padre y a otras personas que lo rodean.
Arturo Beristaín mencionó que el público se identifica con lo que ve en escenario, pues la presentación tiene muchas “capas”, una de ellas literaria y la otra amorosa, ya que no posee un mensaje específico.
Para este miércoles en su tercer día, el IX Festival Emilio Carballido tendrá en homenaje a Ida Rodríguez Prampolini, la presentación del libro “20 años del grupo Contadores de Mentira” y revista Tramoya, en la casa de cultura Jorge Cuesta en punto de las 11:00 horas, para dar paso por la tarde a las 18:00 horas a la presentación de la obra “Ni princesas ni esclavas” de Humberto Robles, de la compañía Teatro Cuatro, bajo la dirección de Pina Morayta, en el teatro del IMSS.

Posteriormente a las 19:00 horas en el teatro municipal de Amatlán se presentará la obra “Rosa de dos Aromas”, de Emilio Carballido, bajo la dirección de Doris Rotenstein, con la compañía Perestoika-A-TAK, de España, siendo la primera ocasión en que una obra del Festival Emilio Carballido se presentará en el municipio conurbado a Córdoba.

*** Presenta este sábado 26 en Córdoba “El Dilema”

Hablar del panorama de las letras en el Veracruz y México actual, de los hombres y mujeres que a través de la palabra, nos cuentan historias, personajes, lugares, hechos relevantes de nuestra cultura, todo que ese exquisito don de la escritura y la narrativa que nos transporta hacia donde ellos quieren, dedicar un espacio en esta páginas, a esos “hacedores” de historias, es hablar de Jorge Alberto González Ramírez, un cordobés nacido apenas hace unos 40 y un poquito más de años, pero con toda la experiencia y trayectoria que nos muestra en las páginas por ahora de tres selectos libros.

Jorge González, simplemente, autor de los libros “Recuerdos y recuentos periodísticos”, donde nos muestra una serie de entrevistas de grandes personalidades, principalmente de la vida cultura del Estado y del País, las cuales ha realizado a lo largo de su fructífera trayectoria como periodista afincando en el puerto de Veracruz en donde egresó de la carrera de comunicación en la gloriosa Universidad Veracruzana, además tiene su haber, otro título, interesante y por demás, una gran obra literaria, donde nos cuenta historias sobre el origen del danzón, o bien lo que representa el Barrio de la Huaca, vidas de personajes famosos como los bailarines Mario y Zita Cabrera, por citar algunos de los artículos que integran este trabajo.

Nuestro entrevistado, ex alumno de la emblemática escuela ESBAO, es un inquieto periodista quien además de egresar de la carrera de comunicación y luego de incursionar exitosamente en empresas periodísticas como Imagen de Veracruz, con un amplio bagaje de trabajos en el sección de cultura, así como también una reconocida trayectoria en la radio del puerto donde ha sido productor y conductor de programas también enfocados a la difusión de la cultura, área que más satisfacciones le ha dejado en este tan fructífero camino que ha seguido, el cual ha tenido otro empuje muy significativo a finales del año pasado con la realización de su primer obra para teatro, “El Dilema”, una historia basada en hechos reales y que retrata la vida y peripecias en la vida un reportero veracruzano.

Por ello, hacer referencia a Jorge González como un periodista únicamente, nos quedaríamos cortos, ya que entre su diversificación de sus actividades, hace tiempo comenzó a incursionar en el canto y lo ha hecho tan bien que ahora realiza diversas presentaciones en distintos lugares de la entidad, además ha tenido oportunidad de participar como parte del “staff” de prensa de alguna campañas y más recientemente como titular en el área de comunicación de algún candidato, trabajos que le han hecho avanzar significativamente en el complejo mundo de la comunicación y que han contribuido también a hacer más solidad su carrera profesional, con un nombre respetable y respetado en estas “lides”.

Sobre sus pensamientos y su incursión en la letras veracruzanas, Jorge Alberto nos hace una reflexión a nuestra pregunta sobre su incursión en este ámbito: “Siempre he pensado que el escritor es un periodista sin hora cierre de edición, el periodista busca la información, la verifica, la redacta y la entrega. El escritor tiene un tema y lo desarrolla a su manera, estilo literario y género; puede hacerlo a través de la ficción o partir de la realidad”. Cuando nos contesta esto con tanta precisión y estilo narrativo, de inmediato descubrimos a un escritor nato, más allá de lo que haya estudiado y le haya dado el estilo o línea para narrar, por algo, sus historias plasmadas en los dos libros, son realmente joyas de la literatura moderna, de las nuevas generaciones y sobre todo del querer hacer bien las cosas.

La historia de Jorge Alberto para iniciar en la escritura, nos cuenta: “Mi incursión como escritor prácticamente inicia cuando comienzo en el periodismo escrito, en el año 2000 en el periódico Imagen de Veracruz. Inicio como reportero de sociales, cubriendo bodas, quince años, bautizos y eventos de clubes sociales. Más tarde, me intereso en las actividades culturales y en las inquietudes de la comunidad cultural”.

¿Y  qué significa para ti escribir tus historias en tus libros? “Como periodista uno siempre se está preguntando cosas, observando, cuestionándose, conversando con las personas; eso te permite identificar temas, problemáticas, curiosidades y tópicos de interés social. Esos cuestionamientos nos permiten ubicar historias que contar, que van de las historias de vidas de un panadero, un músico o un pintor; a contar las historias de un intelectual, político, inmigrante, personajes de la ciudad, entre otros”. Por lo tanto; “Escribir significa para mi, contar historias que nos permiten conocer nuestro contexto en el que vivimos, la comprensión de nuestro mundo y de nosotros mismos”.

En este sentido, ¿Quiénes son tus escritores favoritos? “El periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano, por su manera tan sobria de ver y comprender el poder político, la sociedad, la historia y la auto-reflexión. Sobre todo en su libro "Las venas abiertas de América Latina", el español Fernando Savater, quien tiene una capacidad de reflexión y bagaje cultural admirable, que le permite redactar con gran maestría, su libro que más me ha gustado es "Lugares con genio". Pero también, “el autor mexicano Juan Rulfo, adelantado a sus tiempos como uno de los escritores destacados de este país en el realismo mágico con su obra "Pedro Páramo".

Hay otros más que son sus favoritos: “Bertrand Russell, filósofo, matemático, lógico y escritor británico ganador del Premio Nobel de Literatura. Su obra "El camino a la felicidad", a pesar de que fue escrita hace muchos años atrás, continúa vigente para la compresión de la vida individual actual”.  De cierto modo, ¿Te has inspirado en alguno de ellos? “Sí, todo escritor tiene una influencia. En una ocasión me llegó un libro del escritor periodista y poeta oaxaqueño Andrés Henestrosa. Él, al llegar a la Ciudad de México escribe sobre lo que ve, escucha y de sus encuentros con personajes de la ciudad. Registra en sus textos, a través de su pluma, la vida cotidiana de la ciudad capital y su gente. Y fue justamente lo que me he propuesto en mis dos libros publicados”.

¿De los que has escrito, cuál es tu libro favorito? “No tengo favoritos, los dos libros son como los hijos, se les quiere igual, y ambos son producto de muchos años de esfuerzo y retos. Debo decir que el que más satisfacciones me ha dado es "Recuerdos y Recuentos Periodísticos", al ser un trabajo incluido en la Colección de Periodismo Cultural, al lado de grandes autores consagrados”.

¿Cómo eliges sobre lo que quieres escribir? “De dos formas. Uno puede ser el interés periodístico, el interés social. El otro es el interés personal, que no necesariamente tiene que ser un tema de actualidad o noticioso. Me gustan mucho las historias de vida, aquellas cosas que parecieran de menor interés, pero me agradan esas historias por descubrir, revelaciones y anecdóticas, y para eso necesitamos escribir de manera que el lector se sienta enganchado en nuestro texto”.

 

 SU PRIMER OBRA PARA TEATRO “EL DILEMA”…

“El Dilema”:  “Muy contento con mi primera obra escrita. Hay que aceptar que rebasó mis espectativas. El estreno fue todo un éxito, mismo que fue en el Teatro Reforma, en el cual dimos dos funciones con gran asistencia. He recibido buenos comentarios no sólo por la historia, basada en hechos reales, cruda y muy conmovedora. Se ha hecho una extraordinaria mancuerna entre todo el equipo que hace posible la obra”.

Este su primer trabajo para teatro, el cual ha resultado como todo en su vida, muy exitoso. ¿Quiénes participan en esta obra? “El actor de trayectoria José Luis Ruiz Rivero, el joven actor y cantante Jairo Xavier y nuestra directora de escena Beatriz Ferrer que han realizado un trabajo magnífico y profesional que se refleja en los aplausos y los comentarios de quienes han presenciado la obra”.  “En la Facultad de Ciencia de la Comunicación nos recibieron en grande, la obra gustó mucho a maestros y alumnos, los universitarios aplaudieron de pie al finalizar la puesta en escena, esas son las satisfacciones con las que me quedo y me impulsan a seguir adelante”

Por otra parte, este 26 de abril la vamos se van a presentar para la Fundación de los 500 Años de Veracruz, a invitación de las asociaciones civiles Fénix y el Ateneo Amarte Veracruz, para   el 7 de mayo viajarán  a la ciudad de Lerdo de Tejada, “tenemos fecha pendiente con la Universidad Cristóbal Colón y ya tenemos propuestas para presentarla en la Ciudad de México”.

Presentaciones de tus libros,  ¿Dónde las has tenido y alguna próxima? “ Mis libros se han presentado en la Ciudad de México, en el estado de Campeche; en ciudades como Veracruz, Córdoba; en universidades y en asociaciones civiles. Cabe mencionar que ambos textos se encuentran para su consulta en la biblioteca Carlos Fuentes de la ciudad de Xalapa y en la Unidad de Servicios Bibliotecarios de Información Veracruz (USBI) de la UV”.

Alguna reflexión para los jóvenes que les gustan las letras, que nos puedas compartir:  “Para quienes no leen que lo hagan, que inicien con los temas que les gustan, lo importante es hacer el hábito. Para quienes ya leen, continuar, buscar las novedades de lo que se está escribiendo hoy y como se está haciendo, pero tampoco dejar de lado a los clásicos. La literatura nos permite saber, pensar y tomar decisiones. Nos permite imaginar, pero sobre todo nos permite viajar a cualquier parte del mundo y a conocer a grandes personajes de la historia vivos o fallecidos. Es la única manera de alimentar el alma y el conocimiento”.

Las redes sociales donde pueden conocer más de Jorge Alberto González y estar al tanto de sus múltiples actividades, son: Twitter: @jorgeglezz75.  Fan Page: Jorge Glezz.