Donar como forma de amar a Córdoba: Luis Sáinz López Negrete

Córdoba, Ver.- El pasado 3 de mayo, día de la Santa Cruz hubiera festejado 97 años de edad, con la alegría del azul de sus ojos y con el cariño de miles de cordobeses quienes lo consideran, aún en su eterna ausencia, un benefactor e impulsor de las artes y cultura de nuestro municipio. Fundador junto con su familia de Industrial Patrona, Luis Sáinz López Negrete, empresario, con estudios de ingeniería naval, viajero incansable y creador de la lengua Lusane que tenía como finalidad unificar a todos los pueblos y facilitar su comunicación dejó un legado de altruismo como muestra de su amor por la ciudad donde nació.

Nacido en un edificio de la avenida 1 y calle 9 un tres de mayo de 1921 propiedad de su familia, que posteriormente fue hotel; a muy corta edad, tras la muerte de su madre es enviado a vivir con su abuelo materno Manuel López Negrete García a España. Segundo hijo del matrimonio formado por Manuel Sáinz Pardo y Elvira López Negrete. Perderá a su madre cuando tenía apenas un año de edad y en su adolescencia perderá a su abuelo asesinado por las milicias franquistas.

Su hija Elvira Sáinz dirá que su padre inicialmente vivió en Peñuela al lado de sus padres, en un edificio que se ubica frente a Peñuela y Contaderos, es decir la calera.

La maestra Elvira dirá al reportero que su padre Luis Sáinz trabajo en varios países tras la muerte de su abuelo materno Manuel López Negrete García a manos del ejército de Francisco Franco, dictador de España.

“Tras lograr escapar sale de España y recorre diversos países donde labora en distintos oficios y es ahí donde se da cuenta de la necesidad de un lenguaje universal para facilitar la comunicación entre los pueblos de diversas lenguas y que daría lugar, muchos años después, al LuSaNe, lengua creada por él”, externa.

Sus conocimientos del inglés, francés e italiano que utilizó durante la guerra franquista le permitieron salir de ese país y regresar a Córdoba.

“Mi padre se casó en Córdoba el 14 de octubre de 1946 con María de los Ángeles Sánchez Monroy y posteriormente se fueron a vivir a Texcoco, pese a que él trabajaba con sus tíos en la aceitera conocida como Industrial Patrona decide incursionar en otro giro construyendo una granja avícola”.

“Es ahí donde procrean a sus seis hijos: Elvira de los Ángeles, Luis Rafael, Manuel Ángel Gualterio, Miguel Guillermo, María Isabel y Gustavo Adolfo Ángel”.

Respecto al LuSaNe, la maestra Elvira Sáinz narra que ese proyecto fue una inquietud de toda su vida.

“Cuando empezó a darse cuenta de que los pueblos no se entendían entre sí con facilidad, es que decide crear su lengua, un idioma que pudiera ser fácil para todas las personas: quitó todas letras que costaba trabajo pronunciar y resumió su vocabulario en 17 letras, 12 consonantes y 5 vocales y con ellas creo el LuSaNe”.

Menciona que el libro de la lengua LuSaNe lo publicó por primera vez en Brasil.

Ingresó como rotario en el Club de Texcoco a invitación de un rotario alemán de nombre Federico Heibron en el año 1950, según datos del Club Rotario de Córdoba.

Los archivos biográficos con los que cuenta el Rotario cordobés dan a conocer que Luis Sáinz López Negrete dio conferencias alrededor de todo el mundo, aprovechando sus viajes a convenciones internacionales de Rotary International donde hablaba del idioma que él había creado siendo invitado a dar conferencias sobre el LuSaNe en diversos países donde había grupos que estaban tratando de lograr que el esperanto fuera idioma universal, a quienes pareció una maravilla la lengua creada por un cordobés debido a la facilidad de su gramática y pronunciación, cosa que el esperanto no tenía.

El mismo Rotario da a conocer que Sáinz López Negrete sabía varios idiomas y llevó a cabo estudios de investigación en 37 países y consultado 94 idiomas hasta que terminó con su libro de Lusane en Brasil donde lo presentó el día 3 de mayo de 1974.

La maestra Elvira Sáinz dirá que fue precisamente en Brasil durante las presentaciones que realizaba de su lengua cuando arribó a ese país el presidente de México en ese entonces, Luis Echeverría Álvarez a quien entregó el primer ejemplar de LuSaNe.

Mencionó su hija que a su regreso a México se dedicó a administrar los negocios de eran parte de la herencia que le dejó el cafetalero Tirso Sáinz Pardo.

¿Cómo hizo si riqueza su padre? se le inquiere a la maestra:

“Era herencia e inclusive para donar el edificio que también se conoce como Portal de la Gloria habló con mi abuelo. Mi abuelo aún vivía y murió poco después de la donación. Mi padre le dijo que si todo el dinero que él había hecho lo había obtenido de Córdoba justo era que le dejaran algo a la ciudad”.

“A partir de ese momento mi padre y Rubén Calatayud se dedican a dejar protegida la propiedad para beneficio de los cordobeses y así evitar que algunos familiares lo saquearan”.

Recordado por muchos, Luis Sáinz López Negrete es un benefactor de Córdoba. El talento, arte y cultura que destila del monumento artístico ubicado en la avenida 3 y calle 3, que alberga el actual museo, la casa de la cultura y la biblioteca municipal y donde también vivió hace muchos años la familia Cuesta Porte Petit, uno de cuyos miembros fue Jorge, afamado escritor y reconocido científico, es el resultado de su altruismo. El edificio también fue hogar de la familia Ross.

De documentos familiares se pudo conocer que el Portal de la Gloria que también se le conoció como Portal de la Favorita inició su construcción por uno de los 30 caballeros fundadores de la Villa de Córdoba que se apellidó Fernández de Ávila, que emparentó a través de dos de sus hijas con don Francisco de la Llave, quien enviudó de la primea y contrajo nuevas nupcias con la segunda.

Sus descendientes Francisco y Pablo fueron cordobeses destacados en la cultura y política a principios del siglo XIX.

En este inmueble durmieron Agustín de Iturbide cuando se firmaron los Tratados de Córdoba y también cuando llegaron de paso, de Veracruz a México, el emperador Maximiliano de Austria y la emperatriz Carlota.

El conjunto arquitectónico es impresionante y espectacular. Ofrece paz e inspira a la creatividad. El sueño de LuSaNe está hecho realidad: cultura y arte para Córdoba.